LA INVESTIGACIÓN DE LA TRAMA CORRUPTA

Singapur pide ahora al juez Ruz 'certificados' para dar datos de la Gürtel solicitados hace tres años

Las autoridades de la ciudad-estado asiática han enviado a la Audiencia Nacional un escrito en el que exigen aclaraciones a una comisión rogatoria enviada por España en septiembre 2010 sobre dos cuentas de Francisco Correa en este país por las que pasaron 26,2 millones de euros: "No nos quedó lo suficientemente claro", se justifican.

Coorperación judicial, sí, pero a cámara lenta. Las autoridades judiciales de Singapur han remitido a la Audiencia Nacional un escrito en el que solicitan al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, que le remita dos certificados y numerosas aclaraciones si quiere que le faciliten la información sobre dos cuentas que Francisco Correa, presunto cabecilla de la trama Gürtel, tenía en un banco del país asiático y por las que supuestamente pasaron 26,2 millones de euros. "No nos quedó lo suficientemente claro y buscamos más información", recoge en su escrito el fiscal general adjunto de Singapur, Ravneet Kaur, para justificar un nuevo retraso en el envío de la información. España había solicitado ésta en septiembre de 2010 y remitido dos aclaraciones más en junio de 2011 y septiembre de 2012. Ahora prepara la tercera para conseguir finalmente los datos pedidos.

El fiscal asiático pide a la Audiencia Nacional que 'certifique' que Correa no es perseguido en España por motivos "políticos, étnicos o religiosos"

La primera comisión rogatoria sobre las cuentas que de Francisco Correa fue enviada por la Audiencia Nacional el 17 de septiembre de 2010. Más de un mes después, en concreto el 26 de noviembre de 2010, se recibió en la Sección de Asuntos Internacionales de la Fiscalía de Singapur. En ella, se solicitaba información sobre los movimientos de dos cuentas abiertas en el Merryl Lynch Bank & Trust del país asiático a nombre de la empresa Chelmi Ltd, supuestamente utilizada por el cabecilla de la Gürtel para poner a salvo parte de los beneficios de su red de corrupción. La comisión detallaba que estas cuentas tenían los número 9171P25 y 16503T55, y solicitaba también su embargo.

A esa primera petición de ayuda, las autoridades de Singapur respondieron con la petición de una aclaración. La Justicia española respondió el 24 de junio de 2011. Sin embargo, tampoco con aquella la Fiscalía de la ciudad-estado quedó satisfecha y reclamó nuevos datos antes de iniciar sus pesquisas. La Audiencia Nacional le respondió el 17 de septiembre de 2012. Sin embargo, el pasado 8 de octubre de 2012 el fiscal Klaur volvía a exigir a las autoridades españolas nuevas explicaciones e, incluso, dos certificados antes de iniciar su investigación. En concreto, Singapur pide ahora saber si el dinero que supuestamente pasó por esas cuentas "representa sobornos utilizados para pagar a la gente con cargos públicos" o si el mismo son "las comisiones obtenidas por [Francisco Correa] Sánchez gracias a su papel en los delitos".

Una cuenta en lugar de dos

No es la única aclaración que piden. La Fiscalía de Singapur también pide explicaciones de por qué se piden los movimientos sobre dos cuentas cuando ellos entienden que los 26,2 millones de euros cuyo rastro sigue la justicia española sólo pasaron por una de ellas. "No hay información que relacione la cuenta número 9171P25 con los delitos. Nos gustaría que las autoridades españolas nos confirmasen que la única cuenta directamente relacionada con los delitos en los que [Correa] Sánchez estuvo implicada es la cuenta número 16503T33 de Chelmi en Singapur", subrayan antes de pedir nueva información sobre la misma: qué cantidad y en qué fechas exactamente pasó por la misma el dinero procedentes de depósitos en EEUU y Suiza a nombre dos empresas de la trama.

Singapur dice que sólo hay datos para investigar una cuenta de la red corrupta en esta país. España insiste en que son al menos dos

Además, Singapur asegura que "tras examinar la documentación ya proporcionada por las autoridades españolas" consideran que faltan otros papeles "para cumplir con nuestra Ley de Aistencia Judicial en Materia Penal". En concreto, solicita un "certificado de inmunidad legal" para aquella persona que finalmente aporte la documentación solicitada, así como otro en el que se haga constar que "se ha instruido un procedimiento judicial o es probable que se instruya en el plazo de tres meses". Este último es imprescindible para que el Tribunal Superior del país tome una decisión sobre la petición española de confiscar el dinero que pudiera quedar actualmente en la cuenta.

Por último, solicita que la Audiencia Nacional confirme por escrito que Correa no es perseguido "por motivos de carácter político, raza, religión, sexo, origen étnico, nacionalidad u opciones políticas". De todo ello, la Fiscalía asiática remite a la Justicia española sendas "plantillas" para facilitarle cumplimentar dichos requisitos. El juez Ruz ya ha dado órdenes de complumentar los nuevos requisitos exigidos por Singapur así como aclarar las dudas que, tres años después, siguen teniendo sus autoridades. En este sentido, la Fiscalía española ha pedido la magistrado que insista en que las cuentas a investigar son dos, y no sólo una como sugiere su colega asiático, ya que considera que hay datos suficientes para constatar que el dinero paso por ambas. Aún habrá que esperar unos meses para conocer la respuesta de Singapur.

MÁS DE 60 TOMOS DE COMISIONES ROGATORIAS

De los centenares de tomos con los que cuenta ya el sumario de la Operación Gürtel, 64 están dedicados exclusivamente al contenido de las numerosas comisiones rogatorias que se han enviado a diferentes países en el intento de seguir el rastro y localizar el dinero obtenida por la trama corrupta. Hasta ahora, el juez Pablo Ruz y los dos magistrados que le antecedieron en las pesquisas (Baltasar Garcón y Antonio Pedreira) han pedida ayuda a las autoridades de más de treinta paises. En algunos casos, como Suiza, con más de veinte ampliaciones a lo largo de los cuatro años de investigación.

Precisamente fue una de esas ampliaciones las que dio a finales del año pasado un vuelco a la causa. La justicía del país helvético remitió a Madrid cinco tomos con la documentación que una entidad financiera de Ginebra, el Dresdner Bank, tenía sobre una cuenta a nombre de una fundación panameña que resultó ser una tapadera de Luis Bárcenas. Aquella documentación ha dado pie a que se cursen nuevas peticiones de colaboración y a descubrir más cuestas secretas del extesorero del PP.

Otra respuesta, en este caso de las autoridades de EEUU, ha permitido al juez Ruz imputar recientemente a otro antiguo responsables de las finanzas del PP, Ángel Sanchís. y a descubrir nuevas empresas fantasmas presuntamente utilizadas por miembros de la trama para ocultar el dinero en el extranjero. Sin embargo, no siempre la colaboración es tan fructífera. De hecho, las comisiones rogatorias que aún esperan respuestas son mayoría. Una es la de Singapur, pero no la única.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba