SUS ÚLTIMOS DÍAS EN EL JUZGADO

Ruz se despedirá de la Audiencia Nacional con el interrogatorio a un banquero por la 'Gürtel'

Ha citado como imputado para el 15 de abril, el que puede ser su último día al frente del Juzgado, al vicedirector de la sucursal en Ginebra del EFG Bank por ayudar a esconder 700.000 euros al exalcalde de Boadilla, Arturo González Panero.

Imagen de archivo del juez Pablo Ruz.
Imagen de archivo del juez Pablo Ruz. EFE

El juez Pablo Ruz apura sus últimos días en la Audiencia Nacional a pleno ritmo. Y lo hace dando por concluidos algunos sumarios y encargando diligencias en otros. Eso sí, con dos fechas marcadas en rojo en su calendario. En concreto, las del 6 y 7 de abril. Según varias fuentes jurídicas consultadas por este diario, está previsto que sea entorno a esos dos días cuando el Boletín Oficial del Estado (BOE) publique el concurso de magistrados aprobado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el pasado 3 de marzo que convertirá a José de la Mata en el nuevo titular del Juzgado Central de Instrucción número 5. A partir de esa fecha, éste tendrá nueve días para incorporarse a la plaza, lo que llevará a Ruz a dejar su puesto actual a mediados de abril. Consciente de ello, el magistrado ha fijado ya para la tercera semana de abril los que pueden ser sus últimos interrogatorios. Entre ellos, el de Virginio Rayo Marco, un banquero español que trabaja en la sucursal en Ginebra del EFG Bank. Lo ha citado como imputado para el 15 de abril acusado de haber ayudado presuntamente al exalcalde de Boadilla del Monte (Madrid),  Arturo González Panero, 'El Albondiguilla', a ocultar de la Justicia 700.000 euros de la trama 'Gürtel'.

Para el 15 de abril, el magistrado ha citado como imputados a un empleado del EFG Bank de Ginebra y dos mujeres acusadas de ayudar a 'El Albondiguilla0 a ocultar 700.000 euros

Así lo detalla en un auto del pasado 23 de marzo al que ha tenido acceso Vozpópuli y en el que, además de al empleado de la entidad financiera helvética, también convoca a otras dos personas en condición de imputados para que declaren dentro de la misma causa. Son las diligencias a más largo plazo fijadas por ahora por el magistrado sabedor de que su estancia en la Audiencia Nacional se cuenta ya por días. En el caso del banquero es, además, una aspiración de hace tiempo ya que el pasado mes de octubre el magistrado ordenó a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía que pusiera nombre y apellidos a la persona que, según la documentación remitida por las autoridades judiciales de Berna, había ayudado a González Panero a vaciar en 2012 una cuenta que tenía abierta a nombre de una empresa 'pantalla', Longridge International. Según dicha documentación, dicho empleado fue clave para ocultar dichas transferencias bajo "la apariencia de unas supuestas transacciones con entidades chinas".

En un primer momento, la Policía localizó a dos personas con el nombre Virginio Rayo o Virginio Mayo en sus bases de datos, por lo que el magistrado solicitó a dos compañías telefónicas españolas, a las autoridades suizas, a la Agencia Tributaria y a una notaría que facilitaron nueva información "al objeto de concretar su identidad". Finalmente, el pasado 2 de marzo una "comunicación notarial" concretó que la persona buscada era Virginio Rayo Marco, un ciudadano español que trabaja en la oficina en Ginebra de la entidad financiera EFG Bank y, más en concreto, en su división internacional. Citado en dichos documentos como "vicepresidente" de la entidad, en la página web corporativa del banco figura como segundo responsable de su sucursal en esta ciudad suiza, según pudo comprobar este diario. El juez Ruz le acusa de un delito de blanqueo de capitales ya que, supuestamente, estampó su firma en varias operaciones que habría realizado la esposa de 'El Albondiguilla', Elena Villarroya, al objeto de "ocultar el titular y origen de los fondos y evitar su posible incautación judicial" en referencia al vaciado de la cuenta a nombre de la empresa 'pantalla' del exalcalde de Boadilla del Monte.

Dos mujeres ante el juez

También para el 15 de abril el juez Ruz ha citado a otras dos personas más presuntamente relacionadas con movimientos económicos sospechosos relacionados con González Panero. Se trata de dos mujeres: Miriam Cabrera Gutiérrez y Alicia Vallejo López. La primera está supuestamente relacionada, precisamente, con las transferencias que también llevarán ante al magistrado al empleado del EFG Bank. Según un informe de la UDEF del pasado mes de enero, Miriam Cabrera es la titular del número de teléfono móvil "desde el que se habría confirmado una salida de fondos titularidad de Arturo González Panero de la cuenta abierta en Suiza y que tendría como finalidad ocultar el verdadero origen y titularidad de dichas rentas e impedir su incautación judicial permitiendo a éste el disfrute de las mismas". En el caso de la segunda, Alicia Vallejo, el magistrado la relaciona con "la venta de un inmueble a una sociedad [Solarus Ibérica SL] a sabiendas de que la misma pertenecía a Arturo González Panero y de que sus fondos tenían una procedencia indiciariamente ilícita", según destaca un informe de la Fiscalía Anticorrupción del pasado 13 de marzo. A ambas les acusa también de un presunto delito de blanqueo de capitales.

EL ÚLTIMO CABREO DE Bárcenas y su testaferro

La actividad desplegada por el juez Pablo Ruz en los últimos días ha provocado un fuerte malestar en algunos de los que se sentarán en el banquillo de los acusados por la primera época del caso Gürtel, la pieza de la trama que el magistrado dio por terminada el pasado mes de julio. Entre ellos están Luis Bárcenas, su presunto testaferro, Iván Yáñez, y el que fuera tesorero de AP, Ángel Sanchis. Los tres han coincidido en oponerse a que la UDEF y la Agencia Tributaria elaboren sendos informes nuevos que el magistrado les encargó el pasado 9 de marzo sobre la documentación recientemente remitida por las autoridades suizas sobre dos cuentas abiertas en el Lombard Odier de Ginebra a nombre de una de las empresas 'fantasmas' del extesorero, Sinequanon, y del propio Iván Yáñez.

Fue, precisamente, el abogado defensor de este último el que el pasado 13 de marzo remitió al Juzgado Central de Instrucción número 5 un recurso en el que insistía que seguir investigando dichos depósitos con nuevos informes era "improcedente" y vulneraba "los derechos de mi representado a la defensa, a la tutela judicial efectiva y a un procedimiento con todas las garantías". El escrito esgrimía que el sumario fue concluído por el magistrado antes de que encargase dichos análisis y que, por tanto, no ha lugar a éstos ni a ninguna otra nueva diligencia de investigación. Además, recuerda que ni la Fiscalía ni las acusaciones pidieron entonces diligencias de prueba complementarias. "Resulta inaudito [...] que el instructor, encontrándonos ya en plazo de formular nuestro escrito de defensa, continúe practicando diligencias de prueba como si de la fase de instrucción se tratara", añaden. Por ello, piden que se anule dicha diligencia y a la causa se incorporen únicamente la documentación remitida por Suiza, que sí se solicitó antes de la conclusión del sumario, pero en ningún caso los informes ahora encargados. Una petición a la que se sumaron rápidamente tanto Bárcenas como Sanchís.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba