LA INVESTIGACIÓN JUDICIAL

BFA y Bankia intentan regatear al juez Andreu otro medio millón de euros de la fianza 'menguante'

Las entidades remiten un escrito en el que aseguran que el auto que en abril dejó los 800 millones iniciales en sólo 34 millones "adolece de un error" en el cálculo de la cuantía y que a la misma deben descontarse otros 541.192 euros más. Sería la tercera modificación.

Imagen de la sede de Bankia.
Imagen de la sede de Bankia.

Van dos y pueden ser tres. Los abogados de Bankia y su matriz, el Banco Financiero y de Ahorros (BFA), han presentado al titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, Fernando Andreu, un escrito con el que le solicitan que modifique a la baja la fianza civil que se impuso a ambas entidades y a cuatro exdirectivos de las mismas, entre ellos Rodrigo Rato, para cubrir las posibles responsabilidades económicas por la salida a Bolsa. Cifrada en estos momentos en 34.080.578,58 euros, los representantes legales de los dos bancos quieren que se vea reducida en algo más de medio millón de euros y que, por tanto, se les devuelva la parte proporcionar de lo que ya han depositado en el juzgado. Alegan que al realizar el cálculo, la Audiencia Nacional contabilizó como perjuicio a dos pequeños inversores por la compra de acciones lo que en realidad había sido fruto del canje de participaciones preferentes y deudas subordinada, "hecho que no es objeto del presente procedimiento". De aceptarse, sería la cuarta cuantía distinta para la fianza civil del 'caso Bankia', que había empezado siendo de 800 millones en febrero.

Las dos entidades creen que la Audiencia Nacional se equivocó al sumar el dinero perdido por dos pequeños accionistas en el canje forzoso de preferentes por acciones

En el escrito, al que ha tenido acceso Vozpópuli, Bankia y BFA  recuerdan que el pasado 29 de abril la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional redujo drásticamente la cantidad fijada en un primer momento por Andreu hasta dejarla en poco más de 34 millones. En este sentido, destacan que los tres magistraros se guiaron para hacerlo en el dinero perdido por los accionistas minoritarios que se habían personado en la causa y que habían reclamado la cantidad en una vista celebrada el 9 de febrero, y no sobre el perjudicio sufrido por el conjunto de pequeños inversores, estuvieran o no como acusación en el sumario, como había hecho el instructor en un primer momento. Los bancos no discuten ahora este planteamiento, sino que aseguran que entre los afectados cuyas cuantías sí se han contabilizado había dos personas, Manuel A. y Amadora E., que, en realidad, no habían comprado todas las acciones el día de la salida a Bolsa, sino que el daño económico lo habían sufrido en el canje forzoso que tuvieron que hacer más tarde de los otros productos tóxicos que habían adquirido.

Bankia y BFA detallan que, en realidad, ambos particulares sólo adquirieron en julio de 2011 un total de 9.900 euros en acciones, dinero que ya figuraba en la relación de las cantidades que sirvieron para determinar los 34 millones de euros. Son los 416.301,8 euros restantes que reclaman los dos pequeños accionistas, y que proceden del canje de las preferentes y la deuda subordinada, los que las dos entidades financieras quieren que se les descuente sobre el total de la fianza. Una cifra a la que suman el tercio de la misma en que se incrementó la misma como marca la ley, lo que eleva a 541.192,34 euros el dinero que piden al juez que descuente. Una disminución que, una vez abonada por Bankia y BFA los dos sextos de la fianza que le correspondían, consideran que se debe traducir en la devolución a ambas de 180.397,44 euros. De aceptarse su petición, la fianza quedaría en 33.539.386,44 euros.

El 13 de febrero

El peregrinar jurídico de la fianza que ahora pretenden 'regatear' Bankia y su matriz ha sido intenso desde que el pasado 13 de febrero el juez Andreu lo fijase en aquellos 800 millones. El instructor consideró entonces que dicha cifra era la ajustada ya que recogía una tercera parte de la cantidad invertida por todos los pequeños accionistas -no solo los personados en la causa- tras la salida a Bolsa de Bankia en julio de 2011 -1.800 millones-, y elevada en un tercio, como marca la ley para determinar las indemnizaciones civiles. Los inversores institucionales, que compraron títulos por valor de 1.200 millones, no entraron en el cómputo de Andreu porque el magistrado consideró que éstos conocían "otros aspectos complementarios tanto de su inversión como de los riesgos, teniendo conocimientos más amplios de los que tienen los minoristas".

La fianza se fijó en febrero en 800 millones. En abril bajó a poco más de 34 millones para, un mes después, aumentar 16.000 euros. Si se acepta la petición de Bankia y BFA, quedará en 33,5 millones

La decisión provocó la rápida respuesta de los imputados a los que les afectaba y de la propia Fiscalía Anticorrupción, que se apresuraron a presentar diversos recursos. Éstos acabaron en la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional que el pasado 29 de abril se pronunció con un auto en el que estimaba en parte los mismos y reducía en un 96% la fianza civil inicialmente fijada. Para ello, los magistrados calcularon la nueva cantidad a partir del dinero perdido por los accionistas minoritarios que se habían personado en la causa. De este modo, la cifra quedó reducida a 34.064.78,58 euros. Una cantidad que, en un principio, iba a ser la definitiva ya que no admitía recurso, pero que aún sufriría una nueva modificación porque un pequeño accionista, Alberto Salazar Cortada, presentó un escrito con el que demostró que en el cálculo se había excluido lo que él reclamaba: 16.000 euros (su inversión de 12.000 euros más un tercio, como fija la ley).

La decisión de la Sala del 29 de abril no era recurrible, pero sí rectificable, y así lo respaldaron tanto la Fiscalía Anticorrupción como la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (AEMEC), también personada en el sumario como acusación, que apoyaron que se modificará la cifra en la cuantía que reclamaba el pequeño inversor. Finalmente, así lo hizo a finales de mayo la Audiencia Nacional en un auto en el que reconocía "un error en la suma aritmética". De este modo, se modificó por tercera vez, en esta ocasión ligeramente al alza, la fianza de responsabilidad civil hasta alcanzar los actuales 34.080.578,58 euros a repartir entre Bankia, BFA,  Rodrigo Ratola 'mano derecha' de éste, José Manuel Fernández Norniella; el exconsejero delegado Francisco Verdú y el exvicepresidente José Luis Olivas. Las dos entidades financieras abonaron hace tiempo sus sextuplos. Los cuatro consejeros consiguieron que fueran las aseguradoras que cubrieron la salida a bolsa las que respondieran por su parte. Ahora, el escrito de Bankia y BFA puede conseguir que les devuelvan parte a todos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba