Nacional

Elpidio Silva intenta frenar una rebelión interna en su partido en plena campaña para las europeas

El juez procesado por prevaricación en el 'caso Blesa' se afana en desactivar un manifiesto contra el funcionamiento del partido. El texto señala que "muchos miembros que han osado enfrentarse a la cúpula han salido o han sido invitados a marcharse". Movimiento Red confirma a 'Vozpópuli' que ya ha sufrido seis bajas irrevocables en su plancha para los comicios del próximo 25 de mayo.

El juez procesado por prevaricación y cabeza de lista de Movimiento Red, Elpidio José Silva.
El juez procesado por prevaricación y cabeza de lista de Movimiento Red, Elpidio José Silva. EFE

La apuesta política del juez Elpidio José Silva, procesado por prevaricación en la instrucción del caso Blesa, no atraviesa su mejor momento. Desde su puesta de largo como partido político el pasado 11 de marzo, Movimiento Red (Renovación Democrática Ciudadana) se ha visto envuelto en diversas polémicas. Entre otras cuestiones, ha sido acusado de plagiar el programa electoral de Equo y de utilizar métodos de financiación poco ortodoxos (por ejemplo, pagar 300 euros por cenar con el juez).

Ahora, el último episodio controvertido llega en forma de conato de rebelión interna, que ha puesto en guardia a Elpidio Silva y sus más directos colaboradores. Desde la proclamación de la candidatura de Movimiento Red en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 29 de abril, y a falta de diez días para las elecciones europeas, seis integrantes de esta lista se han dado ya de baja, confirmaron a Vozpópuli fuentes de la dirección de dicha formación.

Sin embargo, estas seis deserciones podrían haber sido más si no hubiera tomado cartas en el asunto el propio extitular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid. Silva se ha remangado para desactivar un manifiesto elaborado desde dentro del partido contra el funcionamiento del mismo. Los hechos se remontan a hace pocos días, cuando el documento de protesta ve la luz y aparece en las redes sociales con la firma de Marta Uriarte, exsimpatizante de Red, participante en la recogida de avales para estas siglas en el País Vasco y exportavoz de Stop Desahucios Bizkaia; Judith Martínez Velasco, puesto 24 de la lista europea, y su hermana Nathalia, puesto 40.

Sin embargo, nada más tener conocimiento de esta circunstancia, el cabeza de cartel de Red se encargó de solventar dicho problema y jugó sus bazas para que el nombre de las dos últimas firmantes fuese retirado. Elpidio Silva se puso en contacto con Judith Martínez y consiguió su propósito. Con otros miembros de la lista europea que han abandonado Movimiento Red, como es el caso de Manuela Fernández Martín de Blas, número 16 de la plancha, no ha habido la misma suerte, pues la dirección del partido no ha logrado retenerlos.

La dirección de Red ve detrás del manifiesto la pretensión de "socavar un proyecto muy serio, con el único programa que ofrece alternativas para sacar a España de la crisis"

Según ha podido saber Vozpópuli, Judith Martínez informó a otra compañera que había recogido avales para Movimiento Red y que quedó fuera de la lista provisional de candidatos para el 25-M, de la llamada que le había hecho Elpidio. Él le había pedido que no perjudicase al partido. Judith dijo temer que el juez Silva emprendiera acciones legales si su nombre no desaparecía del manifiesto disidente. De estas palabras de la candidata número 24 existe una grabación sonora, a cuya transcripción ha tenido acceso este diario. (NOTA DE LA REDACCIÓN: Judith Martínez, nada más leer la noticia, se ha puesto en contacto con Vozpópuli para manifestar que tales palabras atribuidas a ella en este artículo se han publicado sin su consentimiento; que no fueron tales; que son la versión de una tercera persona y que ella nunca recibió "amenaza" alguna del juez Elpido José Silva). 

Desde Movimiento Red, su secretaria de Organización, Eliana Camps (la misma que puso su cargo a disposición tras el supuesto corta y pega del programa de Equo), desvincula las seis deserciones del sentido del manifiesto y las califica de "perfectamente justificables". En declaraciones a Vozpópuli, la número dos de Red enmarca aquí una baja por problemas de salud, otra por cuestiones de organización familiar y otra por incompatibilidad profesional.

Camps, que dice no tener "ni idea" de si el juez Elpido Silvia se puso en contacto con Judith Martínez, ve detrás del manifiesto la pretensión de "socavar un proyecto muy serio, con el único programa que ofrece alternativas para sacar a España de la crisis". "Estamos hartos de políticos que se tiran los trastos a la cabeza. Aquí queremos gente que venga a trabajar para elaborar ideas y llevar al país hacia adelante", subraya Camps.

Por su parte, Manuela Fernández, que ha renunciado como número 16 de lista, relata a Vozpópuli que la propia Eliana Camps y otros dirigentes del partido se pusieron en contacto con ella para tratar de convencerle e impedir que abandonara el barco. Fernández afirma que le dijeron que "entendían perfectamente lo que estaba pasando" y señala que Movimiento Red, al tratarse un partido nuevo en un periodo electoral, "tiene una serie de carencias en cuanto a funcionamiento y toma de decisiones". Así, la ya excolaboradora dice no compartir "cómo, quizás por prisas o por novedad, se ha actuado de cualquier manera".

Un 'crowdfunding' "fuera de lugar"

Fernández expresa su disconformidad con el proceso "innecesario" de primarias, puesto que ya se sabía quién iba a ser el cabeza de lista; con la "magnificada" gestión del incidente del plagio que hizo el propio partido, y con la recogida de fondos y sus recompensas (entre ellas la cena con Elpidio), que "están fuera de lugar". No obstante, aclara que su salida no ha sido traumática, asegura que mantiene una relación cordial con los actuales responsables de Red y no descarta reengancharse al partido en un futuro. Respecto al manifiesto, se muestra convencida de que detrás del mismo no sólo está Marta Uriarte (la única rúbrica que ha quedado tras la reacción del juez Silva) y apunta a más descontentos con el proceder interno.

El texto contra la dirección de Movimiento Red denuncia que "se realizaran primarias con un solo candidato" y que "no hubo Congreso en el que definir líneas estratégicas de la campaña o financiación", entre otras cuestiones. Además, el comunicado lamenta que "no existe una coordinación eficaz, nadie sabe a dónde se tiene que dirigir" y hace hincapié en que "muchos miembros que han osado enfrentarse a la cúpula del partido han salido o han sido invitados a marcharse". El manifiesto concluye con una invitación: "El próximo día 23 de mayo nos reuniremos en Bilbao para intentar retomar el control del Movimiento Red".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba