Nacional

El juez Silva trata de retrasar su juicio por el 'caso Blesa' al renunciar su abogado a defenderle

El magistrado Elpidio José Silva ha intentado forzar un aplazamiento de su juicio por prevaricación en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) al renunciar su abogado por sorpresa a última hora de la sesión de la vista. Los presentes han calificado el giro de "pirueta inaceptable" y "fraude" procesal.

El juez Elpidio José Silva ha tratado una y otra vez de retrasar hasta después de las elecciones europeas el juicio que se sigue contra él por presunta prevaricación en la instrucción del 'caso Blesa'. En este sentido, ha pedido la nulidad de la vista, ha dicho renunciar a su condición de aforado y, por último, su abogado ha renunciado a defenderle por pérdida de confianza.

Este giro inesperado con el que ha terminado la primera sesión del juicio, en el que se enfrenta a una petición fiscal de 30 años de inhabilitación, ha provocado el malestar de todos los presentes, que han calificado de "pirueta absolutamente inaceptable", "fraude" procesal e "insulto a la inteligencia" la renuncia efectuada por su abogado al final de la sesión. Sobre este asunto resolverá este martes el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

El fiscal Manuel Moix ha considerado que la maniobra es un "fraude de ley" para intentar que no se celebre el juicio en base a motivos "ajenos al derecho"; mientras que el abogado del ex presidente de Caja Madrid Miguel Blesa, Carlos Aguilar, ha considerado que se trata de una "pirueta" inaceptable de última hora. Para el letrado del exjefe de la patronal Gerardo Díaz Ferrán, Nicolás González-Cuellar, en esta fase es ya obligatorio mantener la defensa.

"Teniendo en cuenta que he fallado en mi pronóstico y que mi cliente ha acertado, no puedo más que decir que hay disparidad de criterio y he fallado a la confianza de mi cliente. Me resulta imposible defenderle en estas condiciones", ha aseverado minutos antes el abogado Conde-Pumpido, para solicitar un plazo de diez para que su cliente pueda nombrar un nuevo abogado.

El libro de Silva como prueba

Ante el tribunal, el juez Silva ha dicho sentirse "atropellado" desde que comenzó a investigar el 'caso Blesa' y ha acusado a la defensa del exbanquero de "infamarle e insultarle". "No son reglas limpias. No se puede jugar al tenis con la cancha llena de baches, la recaída y que la pelota no bote", ha dicho.

El tribunal, presidido por Arturo Beltrán y formado por los magistrados María Tardón y Eduardo Urbano, decidirán este martes si suspenden el juicio y si se persona la compañía aseguradora que podría pagar la responsabilidad civil. Poco antes, el tribunal ha rechazado declarar nulo el juicio como había solicitado la defensa y ha incluido como prueba el libro 'La Justicia Desahuciada' de Silva.

El abogado de Silva, que se ha opuesto tajantemente a la inclusión de esta obra en el procedimiento, ha requerido de nuevo tener acceso a los correos electrónicos corporativos de Blesa por ser "fundamentales" para ejercer su derecho de defensa. Todas las acusaciones han negado que este hecho genere indefensión y han añadido que no están relacionados con la causa.

"No tengo ninguna duda de que dispone de copia de los correos. Su propósito es infamar aun más al ofendido", ha dicho el abogado de Blesa, que ha señalado que las normas procesales tampoco impiden juzgar a "candidatos delincuentes o delincuentes candidatos".

La defensa de Silva también ha invitado al tribunal a estimar sus demandas para evitar que este "marrón" vaya al Tribunal Supremo y, en caso de no ser atendidas, al Tribunal Europeo de Derechos Humanos. "Es la primera vez en la historia judicial española en la que se obliga a un acusado a ir a juicio con una parte declarada secreta", ha remachado.

Por su parte, el fiscal Manuel Moix ha solicitado aportar como prueba varios fragmentos del libro 'La Justicia desahuciada' escrito por Silva, algo a lo que se ha sumado el abogado defensor de Blesa, Carlos Aguilar, al entender que esas páginas acreditan la "patente animadversión" que el juez mantiene hacia su cliente y las "injustificadas" decisiones que llevó a cabo en la instrucción.

Ambas acusaciones, junto con la del exjefe de la patronal Gerardo Díaz Ferrán, han mostrado su oposición a que Silva no sea juzgado por el Tribunal Superior de Justicia ya que cometió los hechos en el ejercicio de sus funciones y a que la compañía aseguradora se persone en este procedimiento.

Tras dar lectura durante más de una hora al escrito de la acusación de la Fiscalía por parte de la secretaria judicial, el tribunal ha permitido a Silva levantarse del banquillo de los acusados, para sentarse junto a su abogado defensor.

El acusado ha pedido ausentarse durante la vista y el tribunal le ha respondido que debe permanecer en la sala hasta que se le pregunte si reconoce los hechos que se le imputan, así como en el turno de última palabra.

El fiscal Manuel Moix pide para él una pena de 30 años de inhabilitación para trabajar en la Administración de Justicia por delitos de prevaricación, retardo malicioso en la Administración de Justicia y dos delitos contra la libertad individual de Blesa.

El abogado del exbanquero solicita que sea apartado durante 40 años de la Carrera Judicial y el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán que sea condenado a 24 años de inhabilitación especial.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba