Nacional

El juez Castro asume que tendrá que dejar a medias los casos que instruye: "Es perfectamente legal"

El instructor del caso Palma Arena, sin embargo, no da por cerrada la posibilidad de que el CGPJ, que es el órgano que deberá decidir, atienda su solicitud. "Todo puede ser", remata.

El juez José Castro en una imagen de archivo
El juez José Castro en una imagen de archivo GTRES

El juez José Castro ha considerado este jueves "perfectamente legal" que el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) informe en contra de su petición de continuar con la instrucción del caso Palma Arena como magistrado emérito tras su jubilación forzosa a los 70 años el próximo diciembre.

"Hay peticiones que precisan que sean formuladas aún a riesgo de que puedan desestimarse", ha afirmado Castro a su llegada a los juzgados de Palma después de que este miércoles la sala de gobierno del TSJIB señalase en un acuerdo unánime que la solicitud del juez del caso Nóos "no se adecúa" a lo previsto en las leyes vigentes, como recoge la agencia Efe.

"Lo hice porque me sentía obligado", ha señalado el juez cordobés en referencia a su petición, en la que argumentaba que su continuidad al frente de la instrucción de las 20 piezas pendientes del caso Palma Arena facilitaría su conclusión, dada la complejidad de la causa.

No se da por vencido

Pese al pronunciamiento del TSJIB, Castro no da por cerrada la posibilidad de que el Consejo General del Poder Judicial, que es el órgano que deberá decidir, atienda su solicitud. "Todo puede ser", ha dicho. No obstante, ha eludido manifestar en qué medida confía en que el Consejo del Poder Judicial corrija el pronunciamiento de la sala de gobierno del alto tribunal regional y le permita seguir al frente del caso Palma Arena, aunque otro juez le reemplace como titular de juzgado de instrucción número 3 de Palma cuando cumpla 70 años.

"Lo hice porque me sentía obligado", ha dicho el juez en referencia a su petición

La Ley Orgánica del Poder Judicial y el reglamento de la carrera judicial prevén la prolongación de funciones como magistrado emérito, por un plazo máximo de cinco años, exclusivamente para formar sala como suplente en el Tribunal Supremo, los tribunales superiores de justicia, la Audiencia Nacional y las audiencias provinciales, pero no como juez de instrucción.

Castro planteó esta prórroga en el ejercicio de funciones de instrucción condicionada a la conclusión del caso Palma Arena, en el que acaba de abrir una nueva pieza relativa a la presunta financiación ilegal del PP balear, mediante aportaciones de empresarios para la compra y reforma de su sede central.

Aunque hicieron hincapié en que la petición que hace el juez no está contemplada, los miembros de la sala de gobierno del TSJIB también recordaron en su informe que en el juzgado de Castro hay "un número significativo" de asuntos pendientes. Por ello, apuntaron, en consonancia con Castro, que la prolongación más allá de la jubilación de sus funciones jurisdiccionales "posibilitaría la continuidad de las investigaciones a cargo de quien ya ha venido conociendo de ellas desde su incoación".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba