Nacional

El TSJIB jubila forzosamente al juez Castro: no podrá terminar la instrucción del caso Palma Arena

El Tribunal Superior de Justicia de Baleares ha denegado al juez su solicitud de continuar como magistrado "emérito". "La solicitud no se adecúa a lo previsto en la ley", asegura el Alto Tribunal.

El juez José Castro, instructor del caso Palma Arena, en una imagen de archivo
El juez José Castro, instructor del caso Palma Arena, en una imagen de archivo

La sala de gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) ha denegado al juez Castro su petición de continuar como magistrado emérito en el tribunal. Según su notificación, Castro ve rechazada su  solicitud de continuar la instrucción del caso Palma Arena como magistrado emérito. El TSJIB asegura en su resolución que la petición del juez "no se adecúa" a lo previsto por la Ley Orgánica del Poder Judicial. El portazo no supone sólo impedir que continúe con la instrucción del caso Palma Arena sino que le impedirá instruir también la causa de la presunta financiación ilegal del PP en Baleares. En su resolución, el tribunal niega a Castro su posibilidad de "formar sala" como magistrado suplente en el Tribunal Supremo, Tribunales Superiores de Justicia, la Audiencia Nacional y las Audiencias Provinciales.

El pronunciamiento se ha adoptado por unanimidad, es el acuerdo que se trasladará al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), organismo que debe decidir sobre la solicitud formulada por el juez Castro, tal y como ha informado el TSJIB en un comunicado. Los miembros de la sala de gobierno del TSJIB recuerdan en su informe que en el juzgado de Castro hay "un número significativo" de asuntos pendientes de avanzar en la fase de instrucción por posibles delitos contra Administración Pública, razón por la que se ha dotado de un refuerzo con una jueza de adscripción territorial.

Los jueces consideran que la prolongación más allá de la jubilación de las funciones jurisdiccionales del titular del juzgado de instrucción número 3 de Palma "posibilitaría la continuidad de las investigaciones a cargo de quien ya ha venido conociendo de ellas desde su incoación", pero señalan que esta opción no está contemplada en la Ley.

Consecuencias prácticas de la decisión

La decisión del Alto Tribunal concederá tiempo a Jaume Matas después de una instrucción en el caso Palma Arena en la que el magistrado José Castro ha estado presente desde el principio. Sin embargo, en los meses que quedan hasta diciembre no será capaz de cerrar el sumario. Matas dispondrá, pues, de un nuevo juez que revisará la causa a partir de ahora.

También el caso de la presunta financiación irregular del Partido Popular a raíz de la reforma de su sede contará con un nuevo juez instructor. En este caso, el sumario apenas ha comenzado a andar por lo que el impacto sobre la instrucción será menor.

Lo que contempla la ley

La Ley Orgánica del Poder Judicial y el reglamento de la carrera judicial prevén la prolongación de funciones como magistrado emérito "exclusivamente para 'formar sala' como magistrado suplente" en el Tribunal Supremo, los tribunales superiores de justicia, la Audiencia Nacional y las audiencias provinciales, señala el órgano de gobierno de los jueces de Baleares.

La sala de gobierno del TSJIB está compuesta de nueve magistrados: el presidente del tribunal, Antonio Terrasa; los de las salas de lo contencioso y lo social del TSJIB, Gabriel Fiol y Francisco Wilhelmi, respectivamente; el presidente de la Audiencia de Palma, Carlos Gómez; el juez decano de Palma, Francisco Martínez Espinosa, y cuatro jueces electos. Los magistrados electos que forman parte de la sala son el juez Penal 3 de Palma, Jaime Tártalo; los de Primera Instancia 12 y 13 de Palma, Joaquín Andrés Joven y Esther Domene, respectivamente; y el de refuerzo del Juzgado Mercantil 1 de Palma, Víctor Casaleiro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba