Pleno apoyo del presidente a Moreno Bonilla, que sube en las encuestas

Rajoy se vuelca en la campaña del sur: ya ejerce como virtual candidato del PP andaluz

Rajoy vuelve al sur, volcado en la campaña andaluza. Toca esta vez Córdoba, Granada y Almería, tres plazas muy del PP, amenazadas por el avance de Ciudadanos. El presidente ya parece el candidato. Siete mítines, por el momento. Y Pedro Sánchez, sin aparecer.

El candidato del PP a la presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, junto a Mariano Rajoy
El candidato del PP a la presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, junto a Mariano Rajoy EFE

Mariano Rajoy regresa este fin de semana al sur. Ya ha estado en cuatro ocasiones desde que arrancó la precamapaña. Ahora le toca visitar Granada, Córdoba y Almería, tres plazas muy 'peperas', amenazadas por el avance de Ciudadanos. La cita con las urnas en Andalucía es crucial, y así lo ve el presidente. No sólo por ser la primera del año densamente electoral sino porque se trata de uno de las comunidades clave a la hora de decidir unas elecciones legislativas. El PP había ganado las generales, municipales y autonómicas antes de sufrir un serio revés en las europeas.

La vicepresidenta también se moja

Repetir esos triunfos se antoja imposible. Los sondeos avanzan una corta victoria del PSOE y una caída notable del PP. Su candidato, Moreno Bonilla, resulta aún poco conocido, pero está llevando a cabo una campaña muy eficaz. Ha mejorado mucho desde que arrancó su periplo, lleno de dudas y señalado por el 'dedazo'. Su intervención en el debate televisivo, frente a la temible Susana Díaz, resultó una sorpresa. Tanto que hasta su madrina política, Sáenz de Santamaría, dijo aquello de "Juanma se ha venido arriba, menuda campaña te espera, bonita". Una expresión lejos del registro de la vicepresidenta. Pero era en Huelva, quizás fue eso.

También ha acudido en ayuda de Juanma Moreno diversos ministros, como Pastor o Báñez, y la propia secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, quien participó en un mitin el sábado último en Sevilla, en vísperas de la 'tormenta Aguirre' que culminó con un cimbronazo en el seno del PP madrileño.

El candidato del PP resulta aún poco conocido, pero está llevando a cabo una campaña eficaz. Ha mejorado desde que arrancó su periplo, señalado por el 'dedazo'

El miedo del PP al partido de Rivera se tradujo en la burda expresión del delegado del gobierno en la comunidad. "No quiero que a Andalucía se la mande desde Cataluña", espetó Antonio Sanz, un hombre de Arenas, que acaba de estrenarse en ese cargo. La torpe frase ha tenido el efecto del 'naranjito' de Rafael Hernando, por cierto, diputado nacional por Almería. En Génova no han acertado aún a la forma de plantarle cara a Ciudadanos. Les pasó lo mismo con Podemos. La estrategia de tacharles de catalanes, de subrayar el Albert de su presidente o insistir en que se llaman 'Ciutadans' es un esfuerzo chusco e inútil. Ni siquiera en Andalucía funciona semejante patraña, aseguran los analistas.

Ni rastro del líder socialista

A falta de más fuerza en Moreno Bonilla, pese a su entrega y dedicación, Mariano Rajoy regresa al sur a darle un nuevo impulso a la campaña justo cuando se cruza el ecuador. Siete veces habrá hollado ya el territorio andaluz. Pedro Sánchez tan sólo pisará un par de veces. Susana Díaz no lo quiere ver por la zona. Las urnas ya asoman por el horizonte. Apenas faltan diez días y aún los sondeos señalan que cuatro de cada diez andaluces no se definen o no que no confiesan su voto. Un problema para los técnicos, que subrayan lo volátil de las actuales encuestas.

Tan sólo aparecen algunas certezas. La victoria de Susana Dáz se da por hecha pero necesitará apoyos. La candidata socialista acaba de decir que no contará ni con PP ni con Podemos para formar gobierno. Pocos se lo creen. El PP acaricia un segundo puesto con capacidad decisoria. Moreno Bonilla no le hace ascos, antes al contrario, a ser la palanca imprescindible del futuro gobierno. El sillín trasero de la bicicleta del tándem. El laboratorio andaluz está en ebullición. El paro no cesa, la economía no crece pero el electorado seguirá confiando en los socialistas, después de 33 años an el Palacio de San Telmo. La última vez tuvo que recurrir a IU. ¿Con quién contará esta vez?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba