Nacional

El juez obligará a Bolinaga a ser examinado por dos forenses de la Audiencia

El magistrado ha reiterado este viernes que el etarra Iosu Uribetxeberria Bolinaga debe ser examinado por los dos forenses a los que encomendó un nuevo informe sobre la evolución del cáncer porque a ello le obliga su situación de libertad condicional.

Josu Uribetxeberria Bolinaga a su salida del hospital el pasado mes de octubre
Josu Uribetxeberria Bolinaga a su salida del hospital el pasado mes de octubre G3Digital

El juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, ha reiterado este viernes que el etarra Iosu Uribetxeberria Bolinaga debe ser examinado por los dos forenses a los que encomendó un nuevo informe sobre la evolución del cáncer porque a ello le obliga su situación de libertad condicional.

Castro ha resuelto así en un auto el recurso que presentó la abogada de Bolinaga, Ainhoa Baglietto, en el que se oponía a que el etarra fuera reconocido por dos forenses de la Audiencia Nacional para la elaboración de ese nuevo informe y propuso, según informaron a Efe fuentes jurídicas, que se hiciera con el historial clínico y los informes médicos del Hospital Donostia, en el que está siendo tratado, y cuyos resultados, según la letrada, "son objetivos".

Al desestimar el recurso, el juez recuerda que entre las reglas de conducta impuestas en el auto por el que se le concedió la libertad condicional, cuando cumplía condena, entre otras causas, por el secuestro del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara, "se recogía la obligación de comunicar cualquier novedad referida a la evolución del tratamiento médico".

"El juzgador no solamente debe tomar conocimiento y autorizar las consultas médicas a tal efecto, sino que debe estar informado del estado de salud del penado, requiriendo para ello cuantos informes estime oportunos", advierte.

La abogada de Bolinaga propuso que el juez se hiciera con sus informes médicos, cuyos resultados "son objetivos"

"Puede convenirse que esta situación se califique de inusual, pero no debe obviarse que la legislación permite facultativamente al juez comprobar la evolución del liberado condicional, sin que ello suponga prejuzgar" su situación jurídica "ni los efectos que se puedan derivar de la misma", "máxime cuando la situación de enfermedad fue lo que permitió" acceder a la libertad condicional por motivos humanitarios, destaca Castro.

Por ello, asegura, con la petición de un nuevo informe "no se discute" la puesta en libertad condicional, acordada el pasado 30 de agosto, "sino que se pretende una valoración de los síntomas del interno en relación a la libertad condicional en su día concedida".

Informe detallado

Sin mencionar expresamente la negativa de Bolinaga a someterse a ese examen forense, Castro acuerda en su auto que "debe mantenerse íntegramente la providencia" que dictó el pasado 18 de julio. En esa resolución, Castro ordenaba que Bolinaga fuera evaluado por dos forenses del Instituto de Medicina Legal de la Audiencia Nacional para la elaboración de un informe "detallado" sobre su actual estado de salud.

Castro encargó ese "informe detallado", atendiendo a la petición de la Fiscalía de la Audiencia Nacional de que se hiciera una "nueva evaluación de las circunstancias que concurren en el enfermo, pues ya ha sido objeto de tratamiento" durante los once meses que lleva en libertad condicional.

Con la petición de un nuevo informe "no se discute" la puesta en libertad condicional de Bolinaga

El fiscal del caso, Pedro Rubira, hizo esta solicitud tras conocer el último informe médico del Hospital Donostia, dónde Bolinaga está siendo tratado, y que mantenía que el cáncer que padece es irreversible y no puede ser tratado en prisión.

Supervivencia media de nueve meses

Instituciones Penitenciarias fue la que reclamó al hospital ese último informe, al haber transcurrido en junio diez meses del que emitió en agosto y que señalaba que la supervivencia de un enfermo de sus características era de una media de nueve meses.

La Fiscalía recela de ese último informe porque, según el escrito que Rubira dirigió a Castro, "lo que no se alcanza a entender, y resulta difícilmente inexplicable, es que no haya variado el pronóstico vital", transcurrido el tiempo de media que le dio de vida y habiéndose sometido a un tratamiento.

"Nos encontramos, por tanto, ante una afirmación que científicamente no se sostiene, puesto que equivale a negar cualquier posibilidad curativa al tratamiento", observaba el fiscal, al añadir que todo apunta "para bien del enfermo, que la supervivencia del penado lleva camino de superar todos los registros conocidos".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba