Nacional

Duran i Lleida no se pronuncia sobre la consulta: "Cuando haya pregunta, diré mi postura"

El líder de Unió Democràtica de Catalunya se muestra escurridizo a la hora de contestar una hipotética pregunta sobre la independencia: "Como aún no hay pregunta sobre la mesa, no avancemos terrenos ni etapas que aún nos queda mucho", decía, dejando claro además que hay que desligar la opción soberanista de la cuestión económica. 

Duran i Lleida no se pronuncia sobre la consulta: "Cuando haya pregunta, diré mi postura"
Duran i Lleida no se pronuncia sobre la consulta: "Cuando haya pregunta, diré mi postura" Gtres

"Como todavía no hay pregunta, no avancemos terrenos ni etapas que aún nos queda mucho. El día que la hagan ya le diré cuál es mi posición. Si hacemos pedagogía, diré que la propuesta de Unió es la federación, y la federación conlleva el soberanismo catalán", decía Duran i Lleida rehuyendo responder cuál sería supostura si hoy se hiciera la consulta con la pregunta de si se quiere una independencia para Cataluña. 

En una entrevista radiofónica en Catalunya Ràdio el líder de Unió Democràtica de Catalunya pedía desligar la cuestión soberanista catalana de la situación económica, porque "tenemos una situación financiera que es consecuencia del Gobierno del Estado y también de la situación que arrastramos en Cataluña. Del anterior tripartito heredamos una situación muy endeudada, un déficit elevado, y del Estado, la manera de aplicar los recortes. Europa obliga a recortar a los estados, pero el Gobierno no recorta sino que ahorra haciendo ahorrar a los otros. Se ha disminuido un 92% las transferencias en bienestar social. Lo que está en juego es que no se nos puede obligar a un presupuesto del 0,7% porque es cargarnos del todo el bienestar social, y no podemos admitirlo de ninguna manera", explicaba. 

Del mismo modo el catalán mostraba su esperanza en que la relajación de déficit que se ha debatido en Dublín el pasado fin de semana se repartiera del modo en que ellos reclaman, no forzando a las comunidades a ahogarse con los recortes. 

"Tenemos una situación complicada por la herencia de elevado déficit del tripartido y por los recortes a que nos obligan desde el Gobierno central"

Duran i Lleida también era tajante al afirmar que el nuevo acuerdo de financiación es algo 'que ya toca', pero no le gusta las 'medallas' que se ha colgado la líder popular, Alicia Sánchez Camacho, de haber hecho muchas gestiones para lograr un nuevo pacto fiscal, ya que dice que eso se renueva por ley. "Nadie sabe por dónde iría este nuevo acuerdo, sería una condición necesaria pero no suficiente para alterar la consulta. Nuestra identidad no es la pela, no es el euro. Somos un pueblo muy trabajador y eso no es lo que nos preocupa, porque hay muchas otras cosas que no son la pela que forman parte de nuestra identidad y que se han de respetar", defendía. 

A raíz de la reunión entre Artur Mas y Mariano Rajoy que se conocíó hace unos días, el líder de Unió comentaba que en ella hubo una primera aprte con percepción positiva, que es la del déficit que no está cerrada, y una segunda parte en la que el balance de diálogo es nulo, que es la referente a la consulta. 

Horizonte de gobierno complicado con ERC

Duran i Lleida quiso contestar las declaraciones de Oriol Junqueras sobre las trabas al proyecto soberanista que ponía Unió diciendo que las únicas declaraciones que ponen 'palos en las ruedas' las ha escuchado de ERC sobre los presupuestos. "Yo confío en la palabra de Esquerra de que aprobará unos presupuestos, algo que forma parte del pacto de gobierno. Aunque sea por los números, saben cómo se deben ajustar los presupuestos, aunque eso no quita para que se pueda dialogar también con otras fuerzas, especialmente con el PSOE, algo de lo que siempre he sido partidario, y el president Mas también. Las declaraciones de Junqueras son entendibles porque aún no está el presupuesto sobre la mesa. Está pactado pero no explicitado", matizaba. 

Sobre la polémica con Junqueras, Duran i Lleida comentaba que no se encontrará ninguna declaración suya que vaya contra el compromiso que tienen ambas formaciones. "También hay que saber que este proyecto no lo haremos en cuatro días, no engañemos a la gente. En Europa no nos están esperando con los brazos abiertos, habrá que trabajar mucho y el camino no es fácil, pero es el que queremos intentar. Éste ha de terminar en una consulta cuya pregunta se debe decidir por una amplia mayoría, no sólo Ciu y ERC. No hay preguntas sobre la mesa ni será pasado mañana", argumentaba. 

"El proyecto soberanista no lo haremos en cuatro días, no engañemos a la gente. Europa no nos espera con los brazos abiertos, pero aunque el camino sea difícil lo queremos intentar"

El demócrata catalán admitía que la de su comunidad es una situación complicadísima que el propio Artur Mas ha calificado de emergencia. En su opinión, el problema es de la Unión Europea, que está haciendo una política de austeridad extrema que puede ser el fin. "Las medidas del Gobierno español han dado más credibilidad desde el ámbito exterior, algo que es positivo aunque seguramente no sea suficiente. Tenemos que tomar algunas medidas que ayuden a revitalizar la economía pero creo que resistiremos sin el rescate. Se ha hecho un buen trabajo y ha costado mucho dinero. Yo alguna caja no la habría nacionalizado sino liquidado, devolviendo el dinero a los clientes, pero creo que el margen es suficiente para continuar", añadía. 

Para él, el momento más crítico de la economía española será en los próximos dos o tres meses, que 'serán muy duros'. "Para Cataluña, hará falta ver cómo la reducción del déficit afecta a la financiación. No somos insolventes, aunque tenemos problemas de solvencia porque los ingresos han bajado mucho por los dos motivos que antes explicaba", recordaba Duran i lleida. 

Por último el líder de unió defendía el simbolismo de la figura de Jordi Pujol, puesta en duda en los últimos días. "Creo que es indiscutible su condición de símbolo, y los ataques a él son injustificados. Aquel informe que salió no se sabe de donde obligó a El Mundo a retractarse en un espacio pequeño diciendo que no había tenido nunca cuentas en Suiza. Se está intentando hacer daño al expresidente y a su entorno, y en esto el ministro del Interior hizo una comparecencia muy negativa, que en la que acabó incluso amenazando. No hay derecho a que un ministro amenazara en democracia con determinadas informaciones, debe ser consciente de que utiliza instrumentos que no son corrientes. Sobre la indefensión provocada a Pujol, yo pido que sea sancionado de la manera más dura", concluía. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba