LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

Uno de los cinco aforados imputados en Púnica puso a nombre de su cuñada un chalé regalo de la trama

Moreno Torres, diputado de la Asamblea de Madrid y exalcalde de Valdemoro, escrituró una vivienda en Marbella a favor de la mujer de su hermano. El juez sospecha que recibió el inmueble por hacer "favores urbanísticos" al constructor David Marjaliza, presunto cabecilla de la red.

Moreno Torres, cuando aún era alcalde de Valdemoro, asiste a una inauguración junto a Esperanza Aguirre.
Moreno Torres, cuando aún era alcalde de Valdemoro, asiste a una inauguración junto a Esperanza Aguirre. CAM

Un testaferro muy familiar. José Miguel Moreno Torres, diputado saliente del PP en la Asamblea de Madrid y exalcalde de Valdemoro al que el juez Eloy Velasco acaba de citar a declarar como imputado en el 'caso Púnica' para el próximo 18 de junio, utilizó a su cuñada para ocultar que era el propietario real de un chalé en Marbella que supuestamente le había regalado el cabecilla de la trama Púnica, el constructor David Marjaliza. El magistrado, que ya ha interrogado a la mujer como imputada, sospecha que el que fuera sucesor de Francisco Granados al frente del consistorio de la localidad madrileña epicentro de la red de corrupción recibió el inmueble presuntamente como pago a los favores urbanísticos que hizo al empresario.

La cuñada de Moreno Torres ha reconocido al juez Velasco que la compra del chalé se simuló ante notario en febrero de 2010 y que incluso el crédito era ficticio

Así consta en la declaración que Esther G.P., la cuñada de Moreno Torres, prestó en la Audiencia Nacional y en la que ésta reconoció que el 24 de febrero de 2010 hizo "el favor" al hermano de su marido de acudir a una notaría para que la empresa que ella tenía, Gimor Gestión SLP, figurase como titular del chalé que tenía en la Urbanización Playa del Arenal, de la Costa de Sol, junto a otro de Francisco Granados cuya compraventa también está bajo sospecha (ver recuadro). En aquel momento, el inmueble figuraba a nombre de una empresa de Marjaliza, Servicios Logísticos Inmobiliarios SL. Según detalló la mujer en la media hora que duró su testimonio ante el magistrado, el diputado saliente de la Asamblea de Madrid estaba entonces en trámites de separación y le dijo que no quería que aquella vivienda figurase a su nombre para no tener que repartirla con su esposa.

La cuñada también explicó que, pese a que en el acto celebrado ante el notario supuestamente se formalizó un crédito "con un prestamista" para pagar la vivienda y que ella figuraba como receptora del mismo, esta operación fue ficticia ya que ella se quedó en aquel momento con todas las letras para que nadie el reclamara ni los intereses ni las cantidades supuestamente entregadas. Esther G.P. también admitió que pese a que la compra se había formalizado en 2010, su cuñado y su familia venían disfrutando de ella como si fuera de su propiedad desde 2003

Juez Eloy Velasco: ¿Qué papel tuvo David Marjaliza, además de Moreno Torres, en esa operación?

Ether G.P: Yo tenía que hacer la compraventa a David Marjaliza.

J.E.V: ¿El chalé no era de su cuñado?

E.G.P: Claro, es que la persona que la utilizaba era José Miguel, su familia, su mujer, su hija... lo utilizaban desde 2003.

J.E.V: Sin embargo, el propietario legal era una empresa de Marjaliza. ¿Sabe usted por qué?

E.G.P: Pues no tengo ni idea

J.E.V: Se comenta que puede ser en pago a los favores urbanísticos que su cuñado le pudo hacer cuando era alcalde para que le salieran bien los negocios...

E.G.P: No tengo ni idea

La cuñada del exalcalde de Valdemoro recalcó que fue su familiar quién preparó todo para efectuar la compraventa, incluido al supuesto falso prestamista que debía dar apariencia de legalidad a la compraventa. También aseguró que ella nunca había usado el chalé a pesar de que a día de hoy aún aparecía a nombre de la empresa en la que ella figura como administradora única. Incluso admitió que, pese a que durante un tiempo los recibos de luz y los impuestos municipales aparecían a su nombre, quien realmente los pagaba era Moreno Torres, que le daba el dinero para ello.

Agua y alarma

El juez Velasco dedicó parte de su interrogatorio, precisamente, a aclarar quién corría con los gastos de la vivienda, quién pagó los muebles y, sobre todo, quién abonaba realmente el agua y el servicio de alarma contratado. El magistrado puso de manifiesto que el primer suministro corrió siempre a cuenta de Servicios Logísticos Inmobiliarios SL, la empresa de Marjaliza que figuró como titular del inmueble hasta la venta bajo sospecha de 2010, y que los recibos de seguridad figuraban a nombre de la mujer del constructor, Adela Cubas Navarro, también imputada, pese a que las personas a las que había que avisar en caso de emergencia eran Moreno Torres y su primera mujer.

J.E.V: ¿Por qué tiene José Miguel [Moreno Torres] la casa? ¿Qué relación tienen con Marjaliza?

E.G.P: [...] Ellos tenían amistad.

J.E.V: ¿Hasta el punto de ir a cumpleaños juntos?

E.G.P: Sí, amistad personal

J.E.V: ¿Y nunca ha oído usted en esos cumpleaños ningún comentario de 'la casa de Marbella la tienes aunque es mía en pago a los favores municipales'?

E.G.P: Nunca, nunca, no se hablaba de esos asuntos porque eran cumpleaños familiares en los que estaba...

J.E.V: ... prohibido hablar de negocios

E.G.P: [...] No estábamos hablando de temas de negocio y, si se hablaba, yo no estaba presente, desde luego

J.E.V: Tampoco sabe por qué desde 2003 una empresa de Marjaliza le paga el agua a ese chalé

E.G.P: No lo sé porque no he tenido relación con este señor [su cuñado] desde que le hice el favor personal puntual. Quedamos que lo iba a resolver en un plazo de tiempo corto y no lo resolvió. Esto me ha supuesto un problema personal [...]

J.E.V: A mi me llama la atención qué necesidad tiene un señor que es alcalde de no figurar en una casa que es suya.

E.G.P: Pues eso mismo me pregunto yo...

Las acusaciones de su sucesor

La titularidad del chalé no será, sin embargo, el único tema sobre el que el juez Velasco previsiblemente preguntará el próximo 18 de junio a Moreno Torres. De hecho, en el sumario consta un escrito del que fuera su sucesor en la alcaldía y detenido el pasado 27 de octubre en la primera fase de la Operación Púnica, el también 'popular' José Carlos Boza Lechuga, en el que éste le acusa de estar detrás de, al menos, 22 pelotazos urbanísticos en Valdemoro. En dicho documento, con el que Boza pretende desvincularse de cualquier irregularidad, se destacaba que, aunque el aún parlamentario regional fue regidor del municipio "desde el 3 de diciembre de 2003 hasta el mes de junio de 2011, esto es ocho años", su vinculación con la gestión del consistorio es muy anterior: "Se remonta hasta el año 1999, momento en que se incorporó al equipo de Gobierno de Francisco Granados".

El exalcalde de Valdemoro y diputado regional ha sido imputado por su gestión al frente del consistorio, cuando facilitó supuestamente 22 'pelotazos' a la trama Púnica

En su escrito, Boza Lechuga detalla los pelotazos. Así habla de cesión de un terreno para la construcción de un gimnasio y de la adjudicación de, al menos, tres aparcamientos subterráneos en la localidad adjudicados a dos empresas constructoras, una de ellas Obrum Urbanismo y Construcciones SL, propiedad de Marjaliza. También relaciona a su antecesor con el contrato que cedió por cuatro años "el mantenimiento y conservación de las instalaciones deportivas" de la localidad a una empresa a la que las arcas del Consistorio pagaron un total de 11,7 millones de euros "más Iva". Además pone en sospecha la adjudicación en febrero de 2009 del servicio de recogida de basuras, mantenimiento de jardines y calles, limpieza viaria y conservación de edificios municipales a dos UTE por 22 millones de euros anuales, y el contrato de explotación de la pista de hielo del municipio a una empresa pese a que su oferta era la peor.

En la relación de supuestos 'pufos', también incluye la construcción de un parque de bomberos en el municipio por 3,5 millones de euros que fue inaugurado justo antes de las elecciones locales de 2011, pese a lo cual "está sin dotación de bomberos", y los convenios por los que el Ayuntamiento de Valdemoro cedió de manera gratuita las instalaciones municipales a diferentes escuelas deportivas privadas, así como las subvenciones que el consistorio entregaba a diferentes asociaciones. Finalmente, el escrito detalla trece planes urbanísticos. Se trata de los de I-2 Las Canteras, R10-N Majuelo Norte, AA4 Cerro del Castillo Este, AA9 Pozo de San Pedro, R9-N Las Zanjas Norte (una operación urbanística también investigada en el 'caso Gürtel), I-5 La Peluquera, AA& Prado-Estación, AA5 Cerro del Castillo Oeste, R8 El Postiguilo, R9-S Las Zanjas Sur, R10-S Majuelo Sur, AA7 Camino de Las Salinas y AA3 Guardia Civil. De todos ellos destaca que las fechas de aprobación se sitúan entre febrero de 2005 y diciembre de 2010, cuando el alcalde era Moreno Torres, quien ya por entonces disfrutaba del chalé en Marbella que terminó poniendo a nombre de su cuñada.

El chalé CONLINDANTE de granados

Moreno Torres no es el único implicado en el 'caso Púnica' que tiene una vivienda unifamilar en la Urbanización Playa del Arenal de Marbella. De hecho, los dos chalés contiguos son del propio Marjaliza y de Francisco Granados. En 2006 trascendió a la opinión pública que este último veraneaba en dicho inmueble desde 2003, que para entonces era propiedad del constructor. En aquel momento, el político aseguró que Moreno, Marjaliza y él, que eran amigos desde la juventud, habían decidido en 2002 comprar sendas residencias en dicha complejo aún en construcción animados por el empresario, que ya tenía una vivienda en el lugar. Granados aseguró haber abonado entonces una entrada de 5 millones de pesetas (30.000 euros) por el chalé número 55 de dicho complejo, pero que pasados unos meses, su esposa cambió de opinión y decidieron vender el inmueble, algo que también hizo Moreno, que había adquirido el contiguo al suyo, el 54. Siempre según esta versión, fue Marjaliza quien los recompró a través de una de sus empresas, para lo cual se subrogó a las hipotecas y les devolvió el dinero que habían adelantado. Finalmente, el inmueble pasó a ser propiedad del exconsejero del Gobierno madrileño el 2 de agosto de 2010, cuando su mujer lo adquirió a la mercantil de Marjaliza por 301.631 euros. Moreno Torres se había hecho con la suya unos meses antes, en febrero, aunque ahora se ha sabido que la puso a nombre de su cuñada.

Un informe de Hacienda incorporado al sumario del 'caso Púnica' analiza los contratos de suministro de agua y de seguridad de los tres chalés y saca a la luz las supuestas incongruencias de este relato. El más llamativo, el de los relacionados con los gastos de seguridad de las viviendas de los tres amigos. Éstos han sido sufragados hasta ahora desde una única cuenta abierta en la sucursal que el BBVA tiene en el número 3 de la calle Cuenca, de Parla, una localidad madrileña gobernada por el PSOE donde el socio de Granados ha dado también varios 'pelotazos' urbanísticos. Dicho depósito figuraba como operativo desde octubre de 2000 a nombre de la sociedad Servicios Logísticos Inmobiliarios SL, la empresa de la trama de Marjaliza que recompró los inmuebles de sus amigos en 2002 y que en 2010 se los volvió a vender. Pese a esa circunstancia, los cargos por este concepto han seguido siendo cubiertos por esta cuenta y por otra de la misma entidad que sustituyó a aquella en 2011 y que es la que se mantiene actualmente operativa. En ambos casos, el constructor aparece como "autorizado" para operar desde las mismas.

El informe también analizaba quién pagaba los recibos de agua de las tres viviendas. En este caso, el documento detalla que, pese a que sobre el papel el chalé de Granados no fue de su propiedad hasta el verano de 2010, ha mantenido domiciliado durante todos estos años los cargos por este concepto en la cuenta que él y su mujer tienen abierta en una oficina de Catalunya Caixa de la localidad donde el primero fue alcalde. En el caso de la vivienda de Marjaliza, el recibo es abonado desde otra cuenta de su empresa Servicios Logísticos Inmobliarios SL, ésta abierta en una sucursal del BBVA en Valdemoro, y en la que el empresario vuelve a aparecer como "autorizado". Más llamativos son, sin embargo, los detalles que los expertos de Hacienda encontraron al analizar los pagos de agua del chalé de Moreno Torres. Los mismo se cargan desde noviembre de 2010 en un depósito abierto ese mismo mes en una sucursal de Bankia en Valdemoro a nombre del propio parlamentario regional, pero que en el día de apertura tuvo como "autorizado" a J.D.M.E., un empresario vinculado a varias sociedades, entre ellas una dedicada "a la promoción inmobiliaria de edificaciones".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba