El expresidente del Gobierno hace lobby desde tres despachos de Madrid

Zapatero maquina contra Pedro Sánchez desde el piso que habitó Negrín antes de ser expulsado del PSOE

Llegó al Gobierno con las memorias de Azaña bajo el brazo y 11 años después hace lobby y maquina contra Pedro Sánchez desde el piso que habitó el expresidente de la II República en el exilio Juan Negrín, poco antes de su expulsión del PSOE. Esas cosas tiene José Luis Rodríguez Zapatero, sometido ahora a “especial vigilancia” por la cúpula de su partido.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, junto al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero Archivo

Además del despacho que conserva en la sede federal del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero se sirve de dos refugios añadidos en Madrid: el del Consejo de Estado, donde aparece de forma esporádica, y el del número 55 de la calle Ferraz, a escasos cien metros del que ocupa Pedro Sánchez desde que se aupó a la secretaría general. Situado enfrente del edificio donde trabaja la actual ejecutiva, este despacho está situado en una vivienda de más de 200 metros cuadrados, la última que habitó en Madrid el expresidente de la II República Juan Negrín antes de salir de España y comenzar su exilio en París, previo paso por Londres y México. Es el típico piso de clase media del distrito de Moncloa, de techos altos y suelo entarimado, con un generoso salón a la derecha de la puerta de entrada y media docena de habitaciones separadas por un estrecho pasillo al final del cual hay una pequeña cocina. Antes que Zapatero se alojó allí la Fundación Ramón Rubial Españoles en el Mundo, que ahora tiene su sede en El Plantío junto al resto de las fundaciones socialistas.

El despacho que más frecuenta Zapatero está en Ferraz, 55, y allí recibe a muchos de los que apoyaron la candidatura de Madina

Según fuentes del PSOE, este es el despacho que más frecuenta Zapatero y en el que más gente recibe. Allí se ha llevado también a trabajar a su primo, José Miguel Vidal, su mano derecha en La Moncloa durante los ocho años que estuvo en el Gobierno. Su salario como jefe de Gabinete del expresidente, así como el de la secretaria y los gastos de la vivienda son pagados con dinero público, pues forman parte de los privilegios que también disfrutanFelipe González y José María Aznar en su calidad de exjefes del Ejecutivo.

En el PSOE se pasó primero por alto que Zapatero acampara en la misma calle Ferraz, a un palmo de donde la ejecutiva federal se reúne cada lunes, pero algunos miembros de la misma ya no se muerden la lengua a la hora de criticar la falta de disimulo con la que desde allí maquina contra Pedro Sánchez y recibe a algunos de los dirigentes socialistas que más comprometidos estuvieron con la candidatura del joven diputado vasco Eduardo Madina en las primarias celebradas el pasado verano. Por el cuarto izquierda de Ferraz, 55, han sido vistos muchos de los que combatieron a Sánchez en el último congreso extraordinario y después han compartido con Zapatero que resultó una apuesta fallida.

El expresidente utiliza en su agenda internacional a su amigo el diplomático Bernardino León

Desde este mismo despacho, el expresidente coordina también a través de su primo su agenda internacional, la que últimamente le ha dado tantos disgustos y ha evidenciado su dedicación como lobbista. Fuentes cercanas a Zapatero confirman que en esta ocupación ha hecho piña no solo con el exministro Miguel Ángel Moratinos, sino también con Bernardino León, exsecretario general de Presidencia en el Gobierno donde Zapatero presumía de llevar las memorias de Manuel Azaña bajo el brazo y, posteriormente, enviado especial de la UE para la primavera árabe y representante de la ONU para Libia. Zapatero también utiliza los contactos internacionales de este diplomático amigo para sus trabajos en el exterior y tiene tanta confianza con él que le convenció el pasado mes de julio para que echara una mano a Madina en su carrera por la conquista de la secretaría general del PSOE, misión que se vio frustrada por la falta de seguridad y arrojo del aspirante.

En la dirección socialista se comparte en cierta forma el malestar del Gobierno con Zapatero por campar a sus anchas en viajes tan comprometidos para España como los realizados recientemente a La Habana o al Sáhara Occidental ocupado por Marruecos, a veces con aviso previo a Exteriores y al equipo de Sánchez y, la mayoría, de incógnito. “Tendrá que moderar su expansión internacional”, asegura con sorna un miembro de la ejecutiva, “si no quiere acabar siendo desautorizado también por el partido, algo que de momento hemos evitado después de someterle a especial vigilancia”.

En la dirección del PSOE aseguran con sorna que Zapatero tardará más años que Negrín en ser rehabilitado 

La fuente recuerda que Negrín, a quien el PSOE madrileño rindió homenaje en enero del año pasado colocando una placa en el portal de la finca donde ahora hace lobby Zapatero, fue expulsado de la organización en 1946 acusado de subordinación al Partido Comunista de España y a la Unión Soviética. No fue rehabilitado hasta 60 años después, cuando la ejecutiva federal aprobó una resolución en el 37 Congreso que desmentía su sumisión a Moscú y se elogiaba el trabajo que posibilitó la salida de numerosos republicanos españoles hacia el exilio. “Mucho nos tememos que la restitución de Zapatero después de la herencia que nos ha dejado en el partido ocupará bastantes más años”, comenta con fina ironía la misma fuente, atenta a los hilos que sigue moviendo el expresidente para no perder pie en el PSOE y seguir influyendo aprovechando el tsunami que pueden provocar las municipales y autonómicas de mayo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba