Nacional

Monago transmite a Rajoy que sólo aceptará el déficit a la carta a cambio de infraestruturas y políticas de empleo

Se reunió este martes en Moncloa con el presidente del Gobierno para poner sobre la mesa sus exigencias antes de la reunión del CPFF del próximo miércoles, donde Montoro concretará el reparto desigual del déficit.

Rajoy y Monago se dieron ayer un paseo por los jardines de la Moncloa
Rajoy y Monago se dieron ayer un paseo por los jardines de la Moncloa EFE

José Antonio Monago llegó este martes a Moncloa con dos peticiones muy concretas sobre el llamado déficit a la carta, que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, deberá concretar la próxima semana a las Comunidades Autónomas en la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF). El Gobierno de Extremadura parece dispuesto a aceptar lo que parece inevitable, esto es, que las regiones con mayores problemas para el cumplimiento del déficit puedan verse beneficiadas con un porcentaje superior del mismo, a cambio de que el Ejecutivo central, según han señalado fuentes de la Junta de Extremadura a Vozpópuli, "nos pueda aportar soluciones y apoyo" en lo que son los dos grandes problemas de Extremadura: las infraestructuras y el desempleo.

Hacienda ya transmitió a los consejeros autonómicos del ramo en reuniones bilaterales que habrá un reparto desigual que beneficiará a las grandes incumplidoras, esto es, Cataluña, Valencia, Murcia y Baleares, que tienen el "farolillo rojo" del déficit. Comunidades como Madrid o Extremadura se han negado en redondo, pero asumiendo que "no tenemos potestad para optar por otro modelo", Extremadura "está dispuesta a escuchar" siempre y cuando el Gobierno central esté dispuesto a "cooperar ante las carencias" de la región.

El consejo de Política Fiscal y Financiera se reunirá el miércoles de la semana que viene en una cita que se prevé complicada para el ministro Cristóbal Montoro y que depende en buena medida del trabajo previo que haya hecho estas semanas para convencer a las más comunidades cumplidoras de que hay que dar más margen a las que no lo son.

La consejera de Educación de Madrid explicó ayer a los rectores que la subida de tasas es producto de un "ajuste brutal" para este año de 2.800 millones de euros

Madrid ha sido una de las más batalladoras contra el déficit desigual, entre otras cosas, porque ha abordado recortes importantes de su presupuesto para cumplir con la disciplina fiscal. Este mismo martes, la consejera de Educación de la Comunidad, Lucía Figar, explicó en una reunión con cinco rectores de unviersidad "la dificilísima situación económica" y el "ajuste brutal" de 2.800 millones de euros que ha tenido que abordar el ejecutivo regional, entre otras cosas, por un sistema de financiación que, según Ignacio González, ha provocado que Madrid haya recibido para este año 1.000 millones menos de los que le corresponden.

Este debate no conoce de colores políticos, dado que de opinión muy distinta es el presidente del ejecutivo balear, José Ramón Bauzá, también del Partido Popular. Bauzá defendió el pasado lunes en un desayuno informativo celebrado en Madrid con presencia de Rajoy, de González, pero también de otro aliado en esta batalla, el presidente de la comunidad valenciana, Alberto Fabra, una distribución asimétrica del déficit dentro, también de una financiación diferenciada. En este sentido explicó que "una décima de déficit de Baleares supone 26 millones de euros, mientras que una décima de déficit en Extremadura son 14 millones de euros", enviando, ya de paso un recado a Monago. Las espadas están en lo alto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba