El perfil institucional de Luis Planas, muy alejado del de Susana Díaz

Chaves planta cara a Griñán en Andalucía con un candidato alternativo al del ‘aparato’ y vuelve a partir en dos el PSOE regional

Nadie sabe en el PSOE si detrás de la jugada está Alfredo Pérez Rubalcaba o si Manuel Chaves juega por libre, pero ayer quedó confirmado que éste presentará batalla a José Antonio Griñán y al ‘aparato’ regional del partido, a través de Luis Planas, un candidato de perfil muy institucional que disputará a Susana Díaz el futuro cartel electoral en esta comunidad.

Las ‘primarias’ que celebrará el PSOE andaluz a final de mes están cantadas a favor de la actual consejera de Presidencia, Susana Díaz, a no ser, claro está, que en ellas irrumpa algún peso pesado que mueva la balanza. Los socialistas andaluces piensan en alguien del relieve de Felipe González o de Alfonso Guerra, aunque fuentes de la ejecutiva creen que ninguno de los dos se meterá en este charco. Quien sí ha decidido mojarse es el expresidente andaluz Manuel Chaves, que finalmente ha dado la cara a través del consejero de Agricultura de la Junta, Luis Planas, un hombre vinculado de siempre a la vieja guardia. Curtido en la diplomacia europea, trabajó a las órdenes del ex vicepresidente económico Pedro Solbes y del ex comisario europeo Manuel Marín, antes de ser nombrado embajador de España en Marruecos y ante la Unión Europea, durante las dos legislaturas que pilotó Zapatero.

La irrupción de Felipe González o Alfonso Guerra podría descompensar la balanza que ahora se inclina a favor de Susana Díaz

El perfil de Planas es muy distinto al de Susana Díaz, la elegida por Griñán para sucederle en el cartel electoral y, previsiblemente, en la Junta andaluza, en cuanto las circunstancias se lo aconsejen. A esta última, se la define como “aparato puro” y desde que acabó la carrera de Derecho no ha abandonado los puestos públicos, primero en el Ayuntamiento de Sevilla y luego en el Parlamento andaluz, cargos que ha compatibilizado con sus responsabilidades en el partido.

Fuentes socialistas consideran que, en estos momentos, Griñán controla el 70% del PSOE andaluz, por lo que el movimiento de Chaves no estaría dirigido tanto a garantizarse un cartel electoral de confianza como a que sus hombres, asentados sobre todo en Sevilla, Jaén y Córdoba, se introduzcan en la futura ejecutiva, cuando se celebre el congreso regional, e influyan en la elección de los delegados que, con el tiempo, podrán terciar en la sucesión de Alfredo Pérez Rubalcaba al frente del ‘aparato’ federal.

En estos momentos, Griñán controla el 70% del aparato regional del PSOE andaluz, mientras que los seguidores de Chaves aspiran a sobrevivir

Mientras que Susana Díaz se decantó hace año y medio por Carmen Chacón como secretaria general del PSOE, en un congreso donde perdió frente a Rubalcaba por solo 22 votos de diferencia, nadie duda en su partido que la elección de Planas sería otra, aunque Griñán ha advertido a Ferraz que, pase lo que pase en las primarias de finales de mes, de momento no abandonará la secretaría general y seguirá siendo, por tanto, el hombre fuerte en Andalucía y el que seguirá teniendo la llave para elegir el momento de mover la silla a Rubalcaba.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba