Nacional

Jordi Pujol Ferrusola busca comprador para su mansión de Pedralbes, valorada en 6 millones

El primogénito de los Pujol ha confiado a una inmobiliaria orientada a inversores extranjeros de alto poder adquisitivo la venta de su mansión en Pedralbes, cercana al palacete de los Urdangarin. Pujol mantenía su propiedad casi en secreto. 

El hijo mayor del matrimonio Pujol Ferrusola sale de declarar ante el juez Ruz
El hijo mayor del matrimonio Pujol Ferrusola sale de declarar ante el juez Ruz Europa Press

Jordi Pujol Ferrusola ha puesto a la venta la mansión que tenía junto a su exmujer, Mercè Gironès, en el cotizado barrio de Pedralbes once años después de haberla adquirido. El primogénito de los Pujol ha confiado en una inmobiliaria especializada en inversores extranjeros de alto poder adquisitivo, principalmente rusos, que podrían barajar un precio de unos seis millones de euros, muy superior a los 2,5 que pagó Pujol Ferrusola en metálico cuando la compró en 2003, según publica el diario ABC

La casa consta de cuatro plantas que suman mil metros cuadrados construidos sobre una parcela de 1.400, con 300 metros cuadrados de garaje y una piscina de casi 50 metros. Esta lujosa vivienda se ha convertido, sin embargo, en un quebradero de cabeza para el primogénito Pujol, que ha visto cómo la residencia perdía el anonimato que ha mantenido hasta ahora. Pese a comprarla en 2003 para convivir con su esposa, once años después en el Registro de la Propiedad de Barcelona sigue figurando como dueño de la misma el anterior propietario, un exdirectivo del R.C.D. Espanyol, a quien seguían llegando los impuestos municipales que tenía que reclamar al matrimonio Pujol Ferrusola. 

Según la información del diario, la mansión se encuentra además a apenas un kilómetro de distancia de la que poseen Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina. La zona habría perdido esa privacidad de la que hacía gala hasta ahora, con periodistas y fotógrafos pendientes de los movimientos de los protagonistas salpicados por casos de corrupción. 

Pese a comprarla para la convivencia matrimonial, Jordi Pujol abandonó pronto el domicilio para instalarse en un piso de 400 metros cuadrados en Barcelona. Además, llevaron a cabo una reforma integral de la casa en 2007, motivo por el que el precio estimado podría ser tan superior al de la compra. 

Sin embargo, la UDEF habría calificado la compra-venta de esta mansión como "grotesca" debido a ciertas irregularidades. Primero, la escritura notarial no consta en las bases de datos del Órgano Centralizado de Prevención (OCP) del Notariado, creado para luchar contra el blanqueo de capitales. Al buscar información y recurrir a Hacienda, ésta comunicó que el valor declarado de la operación de compra-venta fue de 21.035,42 euros, cantidad ridícula para las condiciones de la vivienda. Por todo ello el juez Ruz investiga la procedencia de los 2,5 millones de euros por si pudiera existir un delito de blanqueo de capitales, motivo por el que declararon Jordi Pujol Ferrusola y Mercè Gironès el pasado septiembre. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba