Nacional

Pujol Ferrusola asegura que la herencia de su abuelo se multiplicó al invertirla en productos de "titularidad opaca"

El primogénito del expresidente catalán, imputado por fraude fiscal y blanqueo, asegura ante la juez que el legado se invirtió en "láminas financieras de titularidad opaca", lo que multiplicó los fondos de 140 millones de pesetas en 1980 a 8 millones de euros en 2000. Deja a su padre al margen de todo. 

Jordi Pujol Ferrusola, a su salida de la Audiencia Nacional el pasado septiembre.
Jordi Pujol Ferrusola, a su salida de la Audiencia Nacional el pasado septiembre. EFE

Jordi Pujol Ferrusola, el hijo mayor del expresidente catalán Jordi Pujol, ha reconocido este jueves en su declaración como imputado ante el juez que repartió entre sus hermanos y su madre Marta Ferrusola los frutos de la herencia de su abuelo Florenci. Este legado se invirtió en diversos "productos financieros opacos" no declarados a la Hacienda española.

Los fondos "opacos" que derivaron de la herencia de Florenci Pujol experimentaron un fuerte ascenso de rentabilidad entre los años 1980 y 2000 y se repartieron entre toda la familia Pujol, salvo el padre Jordi Pujol. Se trata de un aumento del legado que pasó entre esos años de los 844.000 euros (unos 140 millones de pesetas) en 1980 a algo más de ocho millones de euros en el año 2000.

En la década de los 90 Pujol Ferrusola asegura que se limitó a esperar los vencimientos de los distintos productos financieros

Así lo ha declarado este jueves ante el juez del juzgado de Instrucción número 31 de Barcelona el primogénito de la familia. La justicia está investigando si existe un delito de fraude fiscal en la gestión y el aumento de este legado, que supone el origen de la fortuna Pujol-Ferrusola y que se mantuvo oculta –sin declarar por ello- a Hacienda durante más de treinta años.

Según ha declarado Pujol Jr. ante la juez, la banca andorrana de la familia Reig le confirmó que "los fondos de la familia estaban fijados en unos 140 millones de pesetas y que se invirtieron en distintos productos financieros", según ha podido saber Vozpópuli. La inversión se realizaba en "determinados productos financieros que podían ser opacos al fisco".

Años más tarde, en los inicios de la década de los años noventa, Jordi Pujol Ferrusola ha asegurado que "no gestionó la fortuna", sino que "se limitó a esperar los vencimientos de los distintos productos financieros".

Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del expresidente de la Generalitat llegaba a las 9.00 horas a la Ciudad de la Justicia para declarar como imputado ante la juez sobre la gestión de la fortuna ocultada en el extranjero y que la familia asegura que tiene su origen en un legado de su abuelo, Florenci Pujol.

Llegó solo y se quitó el casco justo antes de entrar en las dependencias judiciales, donde le esperaba a las 10 horas la titular del Juzgado de Instrucción, Beatriz Balfagón, quien lo llama a declarar ante la "falta de concreción" sobre fechas, importes y conceptos por parte de sus padres y de tres hermanos, que aseguraron en su interrogatorio como imputados que el primogénito gestionó esos fondos desde los noventa.

En su comparecencia ante la comisión de fraude del Parlament el 23 de febrero, Jordi Pujol Ferrusola se negó a dar detalles sobre estos fondos, justificando que se reservaba para contar "las primicias" en su declaración judicial.

Dos empresarios colaboraron con Jordi Pujol Ferrusola

Los empresarios Luis Delso (presidente de Isolux) y Gustavo Buesa concretaron hace un mes, ante la comisión de investigación del Parlament sobre el fraude fiscal, los vínculos comerciales y negocios mantenidos con Jordi Pujol Ferrussola, mientras que la ex esposa de este último, Mercè Gironès, se ha negado a declarar.

Los empresarios Luis Delso y Gustavo Buesa admiten haber mantenido operaciones contractuales con el primogénito de los Pujol

La empresa que preside Luis Delso realizó tres operaciones contractuales en México y Gabón con sociedades de Jordi Pujol Ferrusola, contradiciendo así al primogénito del expresidente de la Generalitat, quien durante su comparecencia en la comisión de investigación aseguró que sus acuerdos eran "verbales".

El portavoz de ERC en la comisión, Oriol Amorós, le preguntó por qué Isolux, que es una sociedad de capital español, tiene radicada su sede en Luxemburgo, pero Delso se ha limitado a apuntar que "como ciudadano europeo tengo derecho a radicar las empresas en cualquier país", y ha alegado "motivos de seguridad jurídica".

Por otra parte, en la tercera comparecencia ante la comisión, el empresario Gustavo Buesa, que es otro amigo de Jordi Pujol Ferrussola, ha admitido haber realizado negocios con este último, en concreto en México y en Tivissa (Tarragona).

Buesa ha admitido abiertamente haber mantenido desde hace muchos años "actividad comercial" con el primogénito del expresidente y especialmente en dos lugares, en México -con una planta de reciclaje de aceite (Cator)-, y en Tivissa (Tarragona) -en la instalación de un depósito de residuos-. En los negocios de México, que emprendieron hacia el año 2007, Buesa ha precisado que Jordi Pujol Ferrusola facturó unos 200.000 euros "por el trabajo realizado durante cuatro años".

La juez también ha citado a Marta Pallerola, a quien Mireia Pujol señalo como la persona que realizó las inversiones de sus fondos desde Andorra

En cuanto a los negocios en Tivissa, Buesa ha indicado que consistieron en "convertir un vertedero de residuos incontrolado en otro de controlado" y en ellos Jordi Pujol Ferrussola invirtió 700.000 euros pero ganó en poco tiempo 4,3 millones de euros.

También reconoció haber realizado donaciones a diferentes entidades sociales y a fundaciones de partidos como la Catdem, vinculada a CDC, porque él es "catalanista y demócrata", unas aportaciones económicas que, ha dicho, "no es ni corrupción ni comprar a nadie". También ha admitido haber prestado 50.000 euros a Unió Democràtica de Catalunya (UDC), un préstamo que todavía no ha recuperado.

Movimientos sospechosos

La imputación de Pujol Ferrusola y su exmujer Mercè Gironés por parte del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz responde a un informe de Hacienda que detectó movimientos sospechosos de divisas del matrimonio durante ocho años (2004-2012) en trece países por 32 millones de euros.

Además de Jordi Pujol Ferrusola, la juez ha citado como testigo para este jueves a Marta Pallerola Dolcet, a quien Mireia Pujol Ferrusola señaló como la persona que realizó las inversiones de sus fondos desde Andorra y que, según su versión, logró que la cantidad final de que dispone sea superior a la de sus hermanos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba