Nacional

El ‘pelotazo’ de Jordi Pujol Jr: ganó 2 millones en un año con un vertedero impulsado por su padre

Negocio maloliente, dinero contante y sonante. El hijo de Jordi Pujol ganó 2 millones de euros en un solo año tras invertir 3 millones de euros en un vertedero de Tarragona cuya licencia puso en marcha en 2002 la Generalitat presidida por su padre.

Jordi Pujol Ferrusola (dcha.) junto a su padre, su madre Marta, y un amigo
Jordi Pujol Ferrusola (dcha.) junto a su padre, su madre Marta, y un amigo

Jordi Pujol Ferrusola, hijo de Jordi Pujol Soley y hermano de Oriol Pujol, obtuvo una plusvalía del 70% en una inversión efectuada en un vertedero. La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal  (UDEF) cree que se trata de una comisión subrepticia al hijo mayor de Jordi Pujol, que en aquellos años era presidente de la Generalitat, según ha publicado 'El Mundo' este miércoles.

Plusvalías del 70%

A través de la sociedad Active Translation, el hijo mayor de los Pujol-Ferrusola obtuvo unas plusvalías del 70% en un solo año, lo cual equivalía a 2 millones de euros. Supuestamente, esta sociedad se dedicaba a “servicios de secretariado y traducción en todos los idiomas”. El primogénito se alió en 2004 con Servitransfer, un grupo de residuos catalán, para construir el vertedero en el municipio de Tivisa.

Los propietarios requerían financiación para la operación, y para ello, recurrieron a Pujol Jr., con el que alguno de los socios de la empresa tenían una relación muy cordial.

Fondos en Luxemburgo

La empresa Active Translation se nutría de fondos en Luxeburgo, y fue constituida en 1997. Una vez entró Pujol Ferrusola en el negocio, los socios consiguieron un acuerdo para vender el negocio del vertedero casi en su totalidad a Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), que se hizo con el control por una cifra en torno a los 15 o 16 millones de euros, según ‘El Mundo’.

Pujol Jr. deja el negocio

El hijo del expresidente catalán quería salir del negocio y su parte, que correspondía a un tercio del total, fue vendida a los socios, quelo hicieron posible a través de la sociedad Servitransfer, que le supuso a Ferrusola unos pingües beneficios de 2 millones de euros. Posteriormente, entró en el negocio FCC, que compró el 80% de la sociedad matriz Gestió i Recuperació de Terrenys.

La sociedad que utilizó Pujol Jr. para elaborar la operación tenía su sede social en Barcelona, y esta sociedad posee el 100% de otras empresas propias. Los fondos se transfirieron desde paraísos fiscales como Panamá, Andorra y Suiza.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba