ESCÁNDALO FINANCIERO

Hacienda no se cree la coartada de la herencia e investigará a la familia Pujol por blanqueo

Fuentes cercanas a la Agencia Tributaria consideran que la repentina regularización por parte de varios miembros de la familia es 'síntoma' del orígen supuestamente ilícito de los fondos ocultos en el extranjero. Pese al intento del patriarca de autoinculparse en exclusiva de las posibles irregularidades, el departamento de Montoro mirará con lupa a todos los miembros del clan.

Hacienda tiene cada vez más claro que el dinero regularizado por los diferentes miembros de la familia Pujol en las últimas semanas no pertenece realmente a la herencia paterna, tal y como relató en su confesión el expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol i Soley. Y ello implica que en estos momentos se inicia un proceso de largo recorrido en el que la Agencia Tributaria investigará la procedencia de todos los fondos declarados, si hay más dinero oculto y qué encaje tienen todas estas cifras con respecto a las actuaciones que se están llevando a cabo por la vía penal contra varios hijos del expresident: Oriol por el caso de las ITV; Jordi por blanqueo de dinero, y Oleguer por irregularidades en operaciones inmobiliarias.

Fuentes cercanas a Hacienda sospechan que los Pujol no regularizaron sus fondos en el extranjero para evitar la investigación por blanqueo a la que ahora van a ser finalmente sometidos

De acuerdo con un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía, Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del clan, ha movido por paraísos fiscales hasta 55 millones de euros que pueden tener un oscuro origen ligado a “la corrupción política”. Además, recientes declaraciones de la exnovia del primogénito, Victoria Álvarez, también refutan la coartada de la herencia y ponen el foco en supuestas comisiones de obra pública. Y, por último, el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado que el asunto se investigará “hasta el final”. “Las actuaciones de la Agencia Tributaria habían empezado desde hace algún tiempo. Se estaban desarrollando y, por tanto, los acontecimientos del fin de semana hay que entenderlos como una respuesta a esas investigaciones”, sentenció.

Es decir, el clan Pujol ha tenido que regularizar fondos en el extranjero porque veía cómo se le echaba encima una acusación de delito fiscal. Sin embargo, la regularización les va a salir muy cara económicamente, incluso bastante por encima de la cantidad declarada. En principio, estos fondos se imputarán a la última declaración de la Renta no prescrita a un tipo que puede rondar entre el 43 y el 45 por ciento. Y además la familia tendrá que hacer frente a una sanción por valor del 150 por ciento de la cifra regularizada. O dicho de otro modo, la regularización se hace para evitar el delito fiscal incluso a costa de pagar mucho más dinero que el declarado.

Tres amnistías fiscales desaprovechadas

Ahora bien, habiendo dispuesto de la oportunidad de regularizar fondos hasta en tres ocasiones en los últimos 34 años, como reconoció el propio Pujol en su confesión, ¿por qué no lo hicieron entonces? Máxime cuando en la última amnistía ofrecida por Montoro bastaba con pagar únicamente un 10 por ciento. Según apuntan fuentes al tanto de las investigaciones, la hipótesis principal es que el clan no lo regularizó antes porque existía entre sus miembros el miedo a que se intentase tirar del hilo y se comprobase el origen supuestamente no lícito del dinero. Algo que, finalmente, no van a poder evitar, ya que es precisamente lo que a partir de ahora va a hacer Hacienda. Para ello, los expertos de la Agencia Tributaria van a chequear a fondo de dónde han salido esos rendimientos, una pista que fácilmente puede acabar en una acusación formal de delito por blanqueo de capitales.

El 'mea culpa' del patriarca buscaba exculpar a su esposa y siete hijos, pero finalmente no evitará el inicio de una investigación sobre las finanzas de todos ellos

Lo cierto es que el pasado 14 de julio fueron cinco los miembros del clan que presentaron declaración complementaria ante Hacienda. Según adelantó La Vanguardia, se trató de la esposa del político, Marta Ferrusola, y de cuatro hijos: Oleguer, Pere, Marta y Mireia. En total, 4 millones de euros aflorados de los que ya han pasado cerca de dos millones. De los otros dos hijos, Oriol hacía ya dos años que había retirado el dinero de su cuenta andorrana, mientras que su hermano Josep sí que se acogió a la amnistía de Montoro. También lo hizo Oleguer, pero no con todos los fondos que poseía en el extranjero, por lo que ahora se ha visto obligado a pasar de nuevo por la ventanilla de Hacienda.

En la investigación que se inicia ahora ayudará el sumario que tiene abierto desde hace año y medio en la Audiencia Nacional el juez Pablo Ruz sobre los millonarios movimientos de dinero de Jordi Pujol Ferrusola, primogénito del expresidente de la Generalitat. En la causa ya constan varios informes de la UDEF incriminatorios, el último el que apunta a la existencia de "corrupción política" en tres negocios en los que participó el destacado miembro del clan. Pero, además, el magistrado también encargó un análsis de sus finanzas a la Agencia Tributaria, que en los próximos días deberá entregar sus conclusiones sobre la ilicitud de los movimientos económicos con 13 paraísos fiscales. En el caso de Oriol, imputado por tráfico de influencias en el caso de las ITV, las pesquisas no aparecen en principio ligadas a las cuentas en el extranjero de la familia, algo que, sin embargo, sí que puede afectar a la investigación iniciada por la Fiscalía Anticorrupción sobre Oleguer, otro de los hijos.

Esta circunstancia es la que para algunas fuentes jurídicas consultadas explica el hecho de que Jordi Pujol entonara el 'mea culpa' en su autoinculpación del pasado viernes. En un intento por proteger a su familia ante los procedimientos judiciales que penden sobre algunos de ellos, el expresidente de la Generalitat llegó a afirmar que "mi error original contaminó directamente a mis siete hijos y a mi esposa”. “De los hechos descritos y de todas sus consecuencias soy el único responsable, y quiero manifestarlo de forma pública”, continuaba el político catalán en su escrito antes de remarcar su “compromiso absoluto de comparecer ante las autoridades tributarias o, si es conveniente, ante instancias judiciales, para acreditar estos hechos y de esta forma acabar con las insinuaciones y los comentarios”. Una autoinculpación con trampa. Sabe que con 84 años de edad él nunca ingresaría en prisión.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba