EL ESCÁNDALO QUE SACUDE CATALUÑA

Pujol Sociedad Limitada o el final de un clan familiar vinculado a medio centenar de empresas

La reciente confesión de Jordi Pujol de que él y su familia habían tenido cuentas secretas en el extranjero durante 34 años ha sacado a la luz un auténtico emporio de sociedades y mercantiles relacionadas principalmente por sus hijos, pero también con su mujer. Negocios ahora bajo la sospecha de irregularidades, tráfico de influencias y las célebres comisiones del 3%.

Imagen de archivo de la familia Pujol Ferrusola.
Imagen de archivo de la familia Pujol Ferrusola.

El viernes 25 de julio Jordi Pujol i Soley destapaba la caja de truenos al reconocer que durante 34 años él y su familia habían tenido cuentas secretas en paraísos fiscales. Sin embargo, lo que pretendía que fuese una simple tormenta de verano que únicamente le salpicase a él, se ha convertido rápidamente enun huracán que amenaza con barrer a toda una familia, la suya, la más poderosa de Cataluña durante más de 20 años. En sólo ocho días, los problemas judiciales del clan se han multiplicado exponencialmente. Antes, sólo estaban bajo la lupa de los magistrados el primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, y el llamado a seguir la carrera política del patriarca, Oriol. Ahora, las pesquisas de la Fiscalía Anticorrupción se dirigen a todos. Desde Jordi Pujol y su esposa, Marta Ferrusola, hasta el último de sus siete hijos. Detrás, la sospecha de que no todo es limpio en el entramado societario que la familia ha forjado durante lustros y que abarca la participación en medio centenar de compañías en España y en el extranjero.

Jordi Pujol Ferrusola tendrá que explicar el 15 de septiembre al juez Ruz la compra a tocateja de una vivienda de lujo y los irrisorios precios que pagó por su flota de vehículos de alta gama

El principal exponente de este ‘poderío’ empresarial es, sin lugar a dudas, el mayor de los hermanos. Jordi Pujol Ferrusola está siendo investigado desde que en diciembre de 2012, su exnovia María Victoria Álvarez, declarase que había acompañado al primogénito del expresidente de la Generalitat a Andorra en numerosas ocasiones y que en una ocasión vio que transportaba desde el Principado a Madrid una mochila repleta de billetes de 500 euros. Desde entonces, los datos que se han conocido sobre sus finanzas no han hecho más que acrecentar las sospechas sobre él. Compra de vehículos de lujo a precios irrisorios, movimientos bancarios multimillonarios con 13 países, varios de ellos paraísos fiscales, una vivienda de lujo pagada a tocateja y sin registrar en el barrio más exclusivo de Bárcelona… Y todo ello bajo la pantalla de un sinfín de empresas con los objetos sociales más variados.

Desde 1987, Jordi Pujol Ferrusola ha figurado como accionista o ha trabajado en empresas como Gesetafers, Terasaki, Intradex Golf, Hot Line Computer, Catexpress SA, Consulting Centro España, Natural Stone Marketing Centre, Vintiquatre SL, Hi-Tech General Consulting…, algunas de ellas ya desaparecidas. Aún conserva presencia en media docena de mercantiles más, todas ellas ahora bajo sospecha de ser, en realidad, 'pantallas' en el presunto cobro de comisiones. Son Iniciatives Marketing i Inversiones SA, Project Marketing Cat SL, Inter Rosario Port Services, Passatge del Sucre, Iberoamericana de Business and Marketing y Active Traslation SL. Nombres que en los últimos informes que la UDEF ha enviado al juez Pablo Ruz se repiten insistentemente al analizar los diferentes negocios investigado ante las cada vez más numerosas evidencias de irregularidades. De todas ellas tendrá que dar explicaciones el próximo 15 de septiembre, día que está citado a declarar ante el juez Ruz imputado por los delitos de blanqueo y contra la Hacienda Pública.

México, Argentina y Londres

Un entramado societario que también cruza las fronteras, sobre todo a partir de 2003, cuando el partido de su padre tuvo que abandonar el Govern de la Generalitat tras la victoria del tripartito. Su actividad se dirigió principalmente a México, donde ha participado en la construcción de diversos complejos hoteleros de lujo, pero también a Argentina. Todo ello a través de una pieza clave del engranaje asentada en Londres. Allí mantiene desde abril de 2005 la empresa Brantrigde Holding Limited, en la que figuró como administrador el propio Jordi Pujol Ferrusola durante meses. Una filial de ésta, Brantridge Establishment, con sede en Liechtenstein, ha sido supuestamente utilizada para mover y gestionar grandes cantidades de dinero en Suiza, Panamá, las Islas del Canal o la cercana Andorra, lugar donde reposa la supuesta herencia con la que su padre pretende apaciguar la tormenta.

La pieza clave del entramado empresarial de Oleguer Pujol son dos sociedades constituidas en la isla de Guernsey, un paraíso fiscal enclavado en aguas del Canal

El otro gran empresario de la familia es, sin lugar a dudas, Oleguer, el pequeño del clan y, para muchos, el auténtico 'cerebro' financiero de la familia. Su nombre aparece en los directorios de al menos 17 empresas en España. Una elevada cifra que es aún mayor cuando se mira hacia el extranjero. Y es que el benjamín de los Pujol Ferrusola también aparece vinculado a una decena de sociedades asentadas en Holanda, Reino Unido, Portugal, Luxemburgo y la isla de Guernsey, un pequeño paraíso fiscal situado en aguas del Canal. Eso sí, todo perfectamente interrelacionado. Así, en el último de estos territorios figuran a su nombre las compañías Mare Nostrum Capital Managers Ltd y Drago Real Estate Partners Ltd, creadas ambas en 2006 para realizar inversiones en "propiedades residenciales". A través de las mismas, Oleguer Pujol Ferrusola ha realizado el grueso de sus operaciones, incluida lacompra y posterior arrendamiento de 1.152 sucursales del Santander en España.

Para ello, ambas empresas están conectadas con otra parte del entramado internacional, la que conforman cuatro empresas holandesas, tres británicas y una luxemburguesa. Las primeras son Drago Mediterranean Holdings Cooperatief UA, Dotricia Management BV, Promotora Holding XXXIII BV y Cuius Holding BV. Esta última fue fundamental, también, en el 'pelotazo' de las oficinas del banco de Emilio Botín. Curiosamente, sólo un año después de la adquisición, Cuius cambió de denominación y pasó a llamarse Sant Midco Holding BV, constituida bajo las leyes holandesas pero con sede en Londres. También en la capital británica cuenta con Sun Capital Partners Ltd, creada a finales de 2001 con un capital de sólo 100 libras esterlinas (126 euros) y Gadina Ltd, creada en noviembre de 2012, poco después de que saliera a la luz el informe 'fantasma' de la Policía que aseguraba que la familia del exlíder de CiU tenía numerosas cuentas secretas en el extranjero con saldos millonarios. En Luxemburgo aparece la sociedad Pavane Invetments SA, y en Portugal, Drago Inmobiliaria y Nossefat Investimentos Turisíticos, según los informes que maneja ya la Fiscalía Anticorrupción.

17 empresas en España

En España, la relación es aún mayor. El hijo menor del expresidente figura o ha figurado al frente de Samos Servicios y Gestiones y Drago Capital, dos empresas presentes en la operación del Santander. Junto a éstas, aparece con cargos directivos en otras quince. Una de ellas Longshore SL, dedicada a la compra de inmuebles y la promoción de complejos turísticos. A través de ella adquirió en 2008 tres inmuebles del grupo PRISA por 300 millones de euros. También volcada en el negocio del ladrillo figuran dos compañías con sede en la Islas Canarias. Se trata de Bahoruco Park y Arquillo Resort,. Una tercera sociedad con sede en Las Palmas, Servifonia Plus SL, actualmente en situación de concurso. Además, en Melilla cuenta con Tres Forcas Capital, y en Cádiz, con San Fernando Resort Bahía Sun. En la mayoría de los casos, los propietarios son empresas holandesas de la red y Oleguer figura como administrador.

Josep fue interceptado en 2011 por la Policía Argentina en la frontera con Chile con gran cantidad de dinero. Nueve años antes había dado un 'pelotazo' al vender su empresa por 44,5 millones

En Madrid, cuenta con Jasmund SpainUrsus Alfa y Orchard Spain, dedicadas todas a la compraventa de inmuebles. En esta última, el hijo del expresidente de la Generalitat figura como administrador único sólo desde el pasado mes de junio. El socio único es una de sus empresas holandesas. Hasta 2013, Oleguer fue administrador mancomunado de New Positively 21, con sede en Valencia. También ese año dejó sus cargos en Step NegociosIncola Ciudad y la ya mencionada Drago Capital. En ésta, Oleguer Pujol se incorporó como empleado en 2003 y seis años más tarde adquirió la condición de socio, que finalmente ha abandonado tras estallar el escándalo de los negocios de la familia. También ha estado relacionado con las empresas Tasiberia SAOptimus Subastas Online y Trisola Servicios y Gestiones SL.

El tercer gran empresario del clan es Josep, cuyo nombre figura en el registro mercantil relacionado con media docena de empresas. Entre otras, ha ocupado cargos directivos en Inversiones Promocrim SL, Promomed Residencial Mediterránea y Europraxis Atlante SL. Ésta última, relacionada con su mayor 'pelotazo'. Lo dio en mayo de 2001, cuando vendió esta consultora (de la que era propietario del 22% de las acciones) a Indra en una operación que incluyó la colocación del hijo de Pujol y otros gestores de la pequeña empresa como directivos de la compañía de telecomunicaciones durante cuatro años y, más en concreto, en dos filiales de la misma, Indra Business Consulting y Indra Sistemas. 

El extraño viaje a Chile y Argentina

Desde entonces, Josep Pujol parecía haber conseguido pasar inadvertido, hasta que en 2013 reconocía que se había acogido a la amnistía fiscal de Cristobal Montoro para regularizar cerca de 2 millones de euros que tenía ocultos en el extranjero. El pasado viernes una información de Vozpópuli volvía a ponerle en el foco de la opinión pública al desvelar que en 2011 la Gendarmería argentina le había detectado cruzando la frontera de su país desde Chile con una furgoneta que contenía supuestamente una importante cantidad de dinero en su interior, según la información que las autoridades de Buenos Aires han remitido a Madrid. Un episodio que ahora investiga la Policía española.

Oriol, imputado en el caso de las ITV, empezó a ocupar cargos políticos de responsabilidad en 1993. En el año 2000 fue secretario general de Industria en el Gobierno de su padre 

El resto de los hermanos han tenido una actividad empresarial mucho más discreta. Así, Oriol Pujol Ferrusola, que parecía destinado a seguir la carrera política de su padre, aparece en el registro mercantil relacionado  con la Empresa de Promoció i Localizació Industrial de Catalunya. Sin embargo, sus problemas judiciales no están relacionados con la misma, sino con una actividad política que se inició en 1993, cuando fue nombrado jefe del gabinete técnico del departamento de la Presidencia de la Generalitat que ocupaba su padre. Más tarde, pasó por diversas direcciones generales de la Administración catalana y terminó siendo concejal por CiU en el Ayuntamiento de Barcelona. Finalmente, en el año 2000 regresó a la Generalitat como secretario general del departamento de Industria, cargo que ocupó hasta 2003. Es en esta última etapa de la que le vienen las relaciones con empresarios que presuntamente le llevaron a mediar en las adjudicaciones de la ITV y, supuestamente, amañar el concurso público que hoy le mantiene imputado y fuera de su partido.

Pere, el cuarto de los hermanos, trabajó como gerente en Entorn Enginyeria i Serveis SL, una empresa dedicada a realizar estudios de impacto medioambiental que se benefició de adjudicaciones de la Generalitat en 2000 y 2001 por un importe de 190.888 euros. Además, en 2002 se vio envuelta en una polémica al dar el visto bueno a un proyecto de construcción de un parque eólico en Tarragona que antes había tenido el rechazo del Departamento de Medio Ambiente de gobierno autonómico. El encargo lo recibió desde la Consejería de Industria, en la que entonces ya estaba como alto cargo su hermano Oriol. Entorn Enginyeria i Serveis SL estaba presidida por Carles Sumarroca, un empresario del círculo de amistades más íntimo del hoy expresidente de la Generalitat, cuya mujer compartía con Marta Ferrusola, esposa del hasta hace poco Molt Honorable, la propiedad de la mercantil Hidroplant, dedicada a la jardinería. Ésta empresa, que tuvo entre sus clientes al FC Barcelona, también recibió varias adjudicaciones públicas polémicas.

La arquitecta y la fisioterapeuta

Ligada también a Hidroplant figura la segunda hija de Jordi Pujol, Marta, arquitecta de profesión a quien la polémica le viene precisamente por su trabajo como tal. Realizó los proyectos de al menos siete obras públicas, seis de ellos por el sistema de adjudicación directa. Los encargos los recibió de cuatro departamentos diferentes de la Administración catalana. En su día, la oposición socialista en el Parlament pidió explicaciones, pero éstas nunca llegaron. Tampoco Mireia, la menor del clan, se ha salvado de los escándalos. Hace unos días se supo que en 2002 se le adjudicó un piso de protección oficial de 127 metros cuadrados en primera línea de mar y con una plaza de aparcamiento de 14 metros cuadrados en Barcelona. Todo ello cuando su padre aún era presidente de la Generalitat de Cataluña. Fisioterapeuta de profesión, en junio de 2001 constituyó la sociedad Fisioart, una compañía que en su primer medio año de actividad ingresó unos 5.000 euros y tuvo unas pérdidas de unos 2.000 euros. Ahora, junto a su madre y sus hermanos Pere, Oleguer y Marta deberá regularizar la fortuna atesorada y  no declarada durante 34 años en Andorra. La misma que destapó su padre el pasado 25 de julio y cuya tormenta parece lejos de amainar.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba