Nacional

El PP catalán firmó un "pacto de confidencialidad" con Cristóbal Martell, el abogado de Jordi Pujol

La ex de Pujol reprochó al PP que utilizaran políticamente su denuncia: “Me habéis utilizado. Os habéis reído de mí” le dijo por Whatsapp a la líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho. "Aguanta Vicky. Resistir es lo único que nos queda", le dijo la líder popular en un mensaje al que ha tenido acceso Vozpópuli.

La-lider-del-PPC--Alicia-Sanchez-Camacho--durante-su-intervencion-en-la-segunda-jornada-del-debate-de-Politica-General
La-lider-del-PPC--Alicia-Sanchez-Camacho--durante-su-intervencion-en-la-segunda-jornada-del-debate-de-Politica-General EFE

El Partido Popular ha jugado con la información del caso Pujol desde hace años. Es lo que reflejan los mensajes que el jefe de Gabinete de Mariano Rajoy, Jorge Moragas, y la responsable del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, cruzaron con quien denunció las irregularidades ante los tribunales: la ex novia de Pujol, Victoria Álvarez. Tal y como reveló Vozpópuli,Moragas animó en 2012 a la ex de Pujol a denunciar públicamente el escándalo 5 días antes de que se votara en Cataluña con el argumento de que “salvaría España”. La líder del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, le instó a resistir después de presentar esa denuncia: “Aguanta, Vicky. Resistir es lo único que nos queda”. En una respuesta por Whatsapp el pasado 8 de octubre, la ex de Pujol reprochaba a la líder del PP catalán: “Me habéis utilizado. Os habéis reído de mí”.

Alicia Sánchez Camacho a la ex de Pujol: "Aguanta Vicky. Resistir es lo único que nos queda"

La denuncia de la ex de Pujol sobre el uso político que los populares hicieron del escándalo judicial se repite a raíz de que el PP firmara un pacto de silencio con quien hoy es abogado de Jordi Pujol, Cristóbal Martell.

Según revela el intercambio de Whatsapps a los que ha tenido acceso Vozpópuli, Cristóbal Martell –antes abogado del secretario del PSC José Zaragoza y en la actualidad defensor de Jordi Pujol—fue designado como “abogado neutro” para redactar un “acuerdo de confidencialidad” con el que se evitaba que se hicieran públicos los detalles de las conversaciones entre Sánchez Camacho y Victoria Álvarez grabados en el restaurante La Camarga, en los que se habían discutido detalles judiciales del caso Pujol y de sus posibles líneas de investigación.

Un pacto de silencio impagado

El acuerdo comprometía el pago de 50.000 euros a la ex novia de Pujol para que no revelara el contenido de las conversaciones que había mantenido con la responsable del PP catalán. Victoria Álvarez denuncia que a fecha de septiembre de 2014 “todavía no he cobrado” pero asegura que no puede revelar detalles de ese diálogo porque se sigue sintiendo “vinculada por ese acuerdo extrajudicial”. 

Pese a ese impago, la responsable del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho recomendaba a la denunciante del caso Pujol que resistiera: "Aguanta Vicky. Resistir es lo único que nos queda" y que

La ex novia de Pujol, a la que el jefe de gabinete de Rajoy, Jorge Moragas, había instado a denunciar para "salvar España" protesta en esos mensajes argumentando que esa resistencia y la presión a la que está sometida la ha dejado sin recursos económicos: "más que nada… estoy sin un duro", dice.

La respuesta del PP

Alicia Sánchez Camacho responde a las acusaciones de la ex de Pujol asegurando: "creo que esto es excesivo. Yo ya te he dicho la verdad, que he declarado bajo juramento. Si prefieres escuchar otras cosas de gente que acusar y miente para que yo deje la política, esa es tu decisión. Yo no voy a estar permanentemente así". La líder del PP concluye: "Si yo no estuviera en la política no le interesaría esto a nadie ni estarían montando nada".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba