Nacional

ERC insinúa que el fraude de Pujol salpica a Artur Mas: "¿Quién es esa persona de confianza que gestionó el dinero?"

Los grupos de la oposición han pedido a Pujol la verdad y no han creído la versión del president. ERC ha señalado al padre de Artur Mas al preguntar "¿Quén gestionó su dinero?". "No estamos ante el caso Pujol sino ante el caso Convergència", ha dicho Ciutadans.

Jordi Pujol declarando en el Parlament
Jordi Pujol declarando en el Parlament EFE

Las explicaciones de Jordi Pujol ante el Parlament han sido consideradas insuficientes por los grupos políticos de la oposición catalana. Uno tras otro, los portavoces de los grupos parlamentarios han exigido a Pujol pruebas y detalles de su confesión de fraude fiscal. La más significativa ha sido la intervención de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) de la que puede depender la estabilidad de la Generalitat y que ha cuestionado si Artur Mas y su padre están implicados en el escándalo de corrupción. 

"¿Quién es esa persona de confianza que gestionó el dinero?" pregunta ERC señalando al padre de Artur Mas

"¿Quién es esa persona de confianza que gestionó el dinero?" ha preguntado Gemma Calvet de ERC que ha cerrado su intervención planteando: "¿Por qué no se ha regularizado antes? ¿Usted tuve algo que ver en que no se regularizara? ¿Le consta que queden cuentas abiertas en el extranjero?" ERC ha abierto el turno de preguntas con una declaración institucional en la que ha dicho: "Es una intervención triste, para usted y para nosotros. Los ciudadanos hoy tienen muchas dudas", dice Calvet.

La más dura ha sido la portavoz del PP, Alicia Sánchez-Camacho, que ha sido interrumpida en varias ocasiones por protestas de los representantes de CiU. "Usted tiene a todos sus hijos acusados de corrupción. No es sólo su familia quien está bajo sospecha. También es su familia política", ha remachado la líder popular. Igualmente crítico ha sido el líder del PSC, Miquel Iceta, que también ha pedido "precisión" sobre el fraude y el dinero no regularizado. 

También desde la izquierda han llegado las críticas. El líder de Iniciativa per Catalunya, Joan Herrera, ha asegurado que quien crea la versión de Jordi Pujol verá que "usted se ha descuidado durante un minuto que ha durado 30 años". Ante esa defensa, IC ha asegurado que hay otras dos alternativas: que haya sido un frade personal o que Convergència haya incurrido en un fraude institucional. Por ese motivo se ha pedido "la verdad, no la versión familiar que acaba de dar" y ha reclamado a Pujol que entregue la copia del testamento en el que Pujol ha justificado su fortuna. El líder de Iniciativa  ha reclamado también "la evolución patrimonial" de la fortuna de los Pujol. 

"Usted ha gozado de la impunidad de una España que ustedes no quieren", dice Ciutadans

En nombre de Ciutadans, Albert Rivera, ha asegurado que "no estamos ante el caso Pujol sino ante el caso Convergència" y ha preguntado a Pujol si habló con Rajoy durante la campaña electoral para que se archivara su investigación, unas preguntas que han sido interrumpidas por un Jordi Pujol que negado con la cabeza con un gesto displicente. "Usted ha tenido un trato privilegiado ante las instituciones porque era socio de PSOE y PP. Usted ha gozado de la impunidad de una España que ustedes no quieren", ha acusado Rivera.

El turno de preguntas lo ha cerrado el portavoz de la CUP, David Fernández, que ha reclamado el grito de "echemos a la mafia" y ha calificado a Pujol de "delincuente de cuello blanco". 

La defensa de Convergència

El portavoz de CiU, Jordi Turull, ha acusado a los grupos de "hablar desde la bilis" y ha afirmado que CiU habla "desde el dolor". El partido que presidió Pujol ha asegurado que "valoraba mucho" la comparecencia del ex president y ha limitado el alcance de los hechos al ámbito personal y no a la esfera política de Pujol. Turull ha reprochado a los diputados que citen a los medios de comunicación: "Señora Sánchez-Camacho, los medios han publicado que usted cobró sobres de Bárcenas. Si hemos de hacer caso a los medios...", ha rematado. 

"No participaremos en un linchamiento público", ha dicho CiU. Las acusaciones han ido directamente contra Albert Rivera también al que se ha acusado de "venir a hacer de justiciero" y contra Sánchez-Camacho de la que ha dicho esperaba un comportamiento como el del caso Camarga, en el que la diputada pagó para sellar un pacto de silencio. Ante gritos de protesta de la diputada, Turull le ha espetado: "No tienen vergüenza. Haga de diputada, no de justiciera".  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba