Nacional

El dinero oculto de los Pujol en Andorra procede de una cuenta en Suiza dedicada al tráfico de divisas en los años 50

El dinero permaneció inactivo en Suiza y sin un nuevo titular formal desde la muerte de Florenci, en 1980, hasta principios de los 90 del siglo pasado, cuando todos los hijos de Jordi Pujol alcanzaron la mayoría de edad y el primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, asumió su gestión. Fue en ese momento cuando el dinero se traspasó a Andorra, concretamente a la Banca Reig.

El expresident de la Generalitat catalana, Jordi Pujol, junto a su mujer Marta Ferrusola.
El expresident de la Generalitat catalana, Jordi Pujol, junto a su mujer Marta Ferrusola. GTRES

Los fondos que el clan Pujol ha ocultado al fisco español durante varias décadas tendrían su origen en una cuenta inicial suiza abierta por Florenci Pujol, padre del expresident de la Generalitat, según publica este domingoLa Vanguardia.

El dinero permaneció inactivo y sin un nuevo titular formal desde la muerte de Florenci, en 1980, hasta principios de los 90 del siglo pasado, cuando todos los hijos de Jordi Pujol alcanzaron la mayoría de edad y el primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, asumió su gestión. Fue en ese momento cuando el dinero se traspasó a Andorra, concretamente a la Banca Reig.

En 2001, la entidad se fusionó con el Agrícola, dando lugar a Andbank. Las relaciones entre el clan Pujol y los nuevos gestores se enfriaron, motivo por el cual el dinero acabó en las cuentas de la Banca Privada de Andorra (BPA), como se ha sabido en los últimos días. Finalmente, el pasado 10 de julio se traspasaban dichos fondos a nuevas cuentas en el Banco de Madrid, para así aflorar el dinero ante la Hacienda española.

La cuenta suiza original se empleó en su momento para el tráfico de divisas que realizaba gran parte de la burguesía española durante los años cincuenta y sesenta de la dictadura franquista.

En 1959, la detención de un ciudadano suizo directivo de la Société de Banque Suisse, permitió a la policía descubrir documentos que acreditaban la existencia de dinero en el extranjero de casi 900 personas, en su mayoría empresarios y personalidades del mundo económico, a quienes se impuso elevadas multas. En la lista aparecen miembros de la burguesía vasca (Carmen y Alejandro Gandarias), madrileña (Gabriel Chávarri) y catalana (Ricardo Gorina, Jaime de Semir o Alfredo Molinas). Así como, Florenci Pujol Brugat, padre de Jordi Pujol i Soley, y su socio, David Tannembaum.

La cuenta utilizada para esos movimientos fue la misma que a s muerte en 1980, legó Florenci Pujol a su mujer y sus hijos. La cuenta estaba administrada por una o dos personas de confianza, como se especifica en la confesión de Jordi Pujol del pasado viernes 25, y entre las instrucciones de gestión se encontraba la de que, a la muerte de su titular, los fondos quedasen a disposición de los beneficiarios. Ese fue el motivo de que no se movieran hasta que todos los legatarios alcanzaron la mayoría de edad.

Las fuentes consultadas por el periódico catalán apuntan a David Tannembaum y Manuel Ortínez como las dos personas que podrían haber actuado como albaceas de esa cuenta.

El dinero depositado en Andorra a nombre de Marta Ferrusola y sus siete hijos realizó su último cambio de banco antes de volver a España en diciembre del 2010. Ese movimiento desde Andbank a BPA generó un documento que, cuatro años después, terminó en manos de la policía española. Según se lee en un informe policial, "aunque de manera forzada y obligada por las circunstancias, lo habrían facilitado los propios responsables del BPA ante el temor de perder la licencia para ejercer en España como banca privada a través de Banco Madrid".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba