Nacional

Lizcano: “Que destapen tanta corrupción supone que cada vez es más difícil salir impune"

Jesús Lizcano, presidente Transparencia Internacional España responde a 'Vozpópuli' sobre el último documento de la ONG sobre la corrupción en el mundo. En él España mejoró moderadamente su posición hasta situarse en el puesto 37. 

Hace unos días se publicó el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2014, elaborado por Transparencia Internacional a través de diferentes encuestas y opiniones de expertos. En él, España mejoró moderadamente su posición situándose en el puesto 37, pero solo incrementando un punto respecto a 2013. El catedrático de economía de la UAM y presidente de Transparencia Internacional España, Jesús Lizcano, atiende a Vozpópuli para hablar del informe y los resultados sobre la corrupción que refleja sobre el país:

- ¿Concretamente qué es el IPC  y en qué se basa el estudio de Transparencia Internacional?

El IPC es un índice que mide la percepción de los ciudadanos del nivel de corrupción que hay en cada uno de sus países, es decir, en cada país se hacen una serie de encuestas, los ciudadanos, especialistas, expertos universitarios y empresarios participan en los estudios y muestran su opinión. Esto supone que nos encontramos ante un índice subjetivo, no es un índice objetivo basado en sentencias o casos concretos, y más teniendo en cuenta cómo funciona la justicia. El índice se basa en 12 macroencuestas realizadas por once organismos internacionales, tales como el Banco Mundial o el Banco Africano de Desarrollo, que las realizan a lo largo del año y a partir de cuyos datos se tratan y se obtiene el ranking de 175 países.

"Si en los últimos meses se hubieran realizado las encuestas aquí en España, los resultados habrían sido bastante peores"

La cuestión es que se hace a lo largo de todo el año, por lo que no es una foto fija porque tampoco es que se hagan tantas encuestas permanentes, continuas y similares. Muchas de las macroencuestas que se integran se hacen en la primera mitad del año, por eso es una especie de recopilatorio anual. No recoge las casos puntuales que hayan tenido lugar en los últimos meses, por eso si en los últimos meses se hubieran realizado las encuestas aquí en España, los resultados habrían sido bastante peores. Pero al hacerlo durante todo el año no afecta tanto. No es como el CIS.

- ¿Podemos esperar entonces que el próximo índice sea peor que el de este año?

Eso depende de cómo vaya la evolución a lo largo de 2015, porque se harán unas encuestas en la primera mitad del primer semestre y luego otras en la segunda mitad del año, y cuando llegue diciembre se conjugarán todos los resultados del año. Hasta entonces no lo sabremos. Si se hicieran las encuestas en enero o febrero la gente todavía tendría frescos los últimos casos de corrupción, pero tal y como funciona el método, es muy difícil saberlo. En todo caso, interpretando la situación española, el año pasado caímos 10 puestos y éste hemos recuperado un punto, pero es por una suma de agregación de decimales, prácticamente nos encontramos en la misma posición. Los puestos que hemos avanzado se deben a que un país ha desaparecido y nos posicionamos por delante de Israel por orden alfabético. Si lo comparamos con el resto del mundo somos el 37 de 175, por lo cual sería un dato positivo, pero si lo hacemos con Europa, que es con quien nos tenemos que comparar, la situación cambia, dado que estamos en el puesto 19 de 31, lo que es manifiestamente mejorable.

- En el documento explican que la corrupción no es sistémica. ¿Exactamente cómo se llega a la conclusión de que no es sistémica?

Esas valoraciones son añadidos que hacemos en España para interpretar los puntos. Si nos comparamos con el resto de países donde hay una corrupción sistémica, en ellos hay una metástasis total en la sociedad, porque los policías, los jueces, los empresarios, los políticos, todo el mundo está corrompido. Si nos comparamos con aquellos países que están muy por debajo en el ranking estamos bien en el sentido de que lo bueno que tenemos en España es que nuestra corrupción está muy focalizada en los políticos y en los cargos públicos, los que tienen responsabilidades políticas, siempre en connivencia con algunos empresarios.

"No se trata de una corrupción sistémica porque no está contaminada toda la sociedad, sino que está focalizada en un punto exacto"

Esto tiene de bueno que no vivimos bajo una corrupción sistémica. Los jueces no piden dinero, los profesores no piden dinero. Un policía no pide dinero por quitarte una multa. No se trata de una corrupción sistémica porque no está contaminada toda la sociedad, sino que está focalizada en ese punto exacto y por ello decimos que no es sistémica.

- Entonces, de solo evaluarse a nivel político, de ser esto posible, ¿España obtendría una posición peor a la que obtiene actualmente con una evaluación global o eso no tiene por qué reflejarse?

No, porque este índice mide la situación de las instituciones públicas, ya se centra en eso, pero hay algunas encuestas que son más sociales. El problema es que el índice es mixto, compuesto, muy complejo. Entonces, si todas las encuestas hicieran las preguntas centradas en el tema político de los partidos, pues seguro que sí, seguro que el resultado sería mucho peor, pero como son muy amplias y muy diversas, hablando de la corrupción de cada país pero enfocado al sector público pues no se puede decir que todas se contesten en este ámbito. Si todas se contestaran en relación a la clase política probablemente saldríamos peor, mucho peor, pero no es posible plantear ese escenario.

- ¿El tipo de respuesta a la constante denuncia de los medios provoca que el índice de percepción sea mucho peor?

La población conoce todo lo que hay por los medios de comunicación, entonces, los medios tienen un papel importante, a mi juicio positivo, porque sacan todo lo que hay. Ellos mismos hacen las veces de investigadores y colaboran con información con la policía. La verdad es que los medios hacen una labor importante y si dan la sensación de alarma es porque la alarma existe. Hay casos y hay mucha gente corrupta, pero también es bueno porque si procesan a tanta gente, aunque la justicia sea lenta, supone que cada vez hay menos terreno para salir impune. Un buen elemento disuasorio para los potenciales corruptos. Por eso el papel de los medios es bueno, y aunque crezca la alarma social lo que se consigue es resolver el problema.

"Si todas -las encuestas- se contestaran en relación a la clase política probablemente saldríamos peor, mucho peor"

- ¿Durante la crisis había una permisión mayor a este tipo de prácticas?  Antes teníamos mejores datos en el IPC pero muchos de los casos son de esa época.

También es verdad que había corrupción en esos años, no se conocía. En 2004 tuvimos 71 puntos. Las fuerzas de seguridad no tenían tantos medios, la gente era mucho más laxa, mucho más permisiva, nadie denunciaba nada, aunque hubo excepciones.

Esta situación provocaba que la percepción fuera menor. Luego, cuando se empezaron a descubrir casos, como el histórico caso Malaya, la gente se fue atreviendo a denunciar. Ahora, con toda la cantidad de procesos abiertos, todo el mundo denuncia y la gente es más activa. Poco a poco vamos acorralando y presionando también a los partidos políticos.

- Como catedrático de economía ¿Los datos de corrupción pueden afectar a la recuperación económica?

La corrupción afecta negativamente a los países y nosotros lo que hacemos con el índice es reflejarlo. La corrupción como tal sí que tiene unos efectos negativos importantes y eso hay que tenerlo en cuenta. Tiene unos efectos explícitos y otros implícitos, los primeros son que genera sobreprecios. Todo lo que se llevan los corruptos lo pagamos el resto, y además, que se lo lleven a paraísos fiscales conlleva que todos tengamos que pagar más impuestos, lo cual lleva a una serie de factores bastante negativos. También en términos implícitos, que los economistas llamamos costes de oportunidad, y que se refieren a todo lo que se pierde por lo que se deja de invertir o de ganar, que cuando hay ambientes corruptos, muchos empresarios o fondos éticos no invierten en sitios donde hay corrupción con lo cual dejamos de ganar, pero son muy difíciles de cuantificar porque son indirectos.

"Lo que no pueden pasar es que los procesos duren años y años hasta que se resuelvan"

- Medidas de otros países como Dinamarca en la creación de un registro público de propietarios o el buen funcionamiento del Estado derecho. En relación a España ¿Cuáles crees que serían las mejores medidas para España? ¿Crees que las últimas medidas van por el buen camino?

Yo creo que por orden de relación temporal, las últimas que se han aprobado estos días en el consejo de ministros son muy importantes porque las han propuestos los jueces, el ministerio de Justicia, y atañen al terreno judicial. Que se amplíe el plazo de prescripción de los delitos por corrupción, que se agraven las penas contra los corruptos, primero para sancionar a los que han hecho delitos con la corrupción y luego para disuadir, estableciendo así complementos de prevención para evitar que otros se atrevan a llevar a cabo estas prácticas porque el coste pase a ser mucho mayor que el beneficio, y si las penas son grandes aumenta esta prevención.

Me parece muy bien que se acorten los procesos, que tengan un límite temporal máximo. Lo que no pueden pasar es que duren años y años hasta que se resuelvan, como los últimos casos, que duran en total 11 años. Yo creo que es importante la aprobación de estas medidas, las que ha propuesto el Gobierno y las que están proponiendo los otros partidos, que están bien y si se van tomando y se van llegando a acuerdos, y por fin se ponen en marcha, entonces yo creo que van a ser muy importantes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba