El PSOE cree que los comicios de mayo condicionarán el calendario político hasta las legislativas

Rubalcaba busca la sorpresa y sondea a Javier Solana para encabezar la candidatura europea

Alfredo Pérez Rubalcaba está haciendo todo lo que está en sus manos para dar la sorpresa en las elecciones europeas. Ha sondeado a Javier Solana, uno de los principales referentes de la vieja guardia, para encabezar la candidatura del PSOE, convencido de que los resultados de estos comicios pueden tener un impacto decisivo tanto para el PP como para los socialistas en el resto de los procesos electorales pendientes hasta 2016.

Javier Solana, con 71 años cumplidos, lo ha sido casi todo en la política nacional e internacional: responsable de tres carteras ministeriales en la etapa de Felipe González, portavoz del Gobierno, secretario general de la OTAN, alto representante para la Política Exterior europea… Desde hace tres años lleva una vida mucho más discreta y ahora Rubalcaba está intentando recuperarle como cabeza de cartel para las elecciones de mayo, en las que su partido se juega mucho, al margen de la mayor o menor importancia que cada cual quiera darle a la futura composición del Parlamento de Estrasburgo.

En el PSOE se reconoce que no hay demasiada cantera para encabezar con garantías la lista europea de mayo

El líder del PSOE quiere dar el campanazo, una sorpresa que descoloque al PP en la carrera hacia las elecciones europeas y ha pensado en el nombre de Solana porque es uno de los principales referentes de su partido y también porque no tiene mucha cantera donde elegir. En la ejecutiva socialista se descarta la posibilidad de que la ‘número dos’ del PSOE, Elena Valenciano, abandone la política nacional pues desde la sede de la calle Ferraz le quita mucho trabajo a Rubalcaba y, por añadidura, tampoco tiene demasiado gancho electoral. Si Solana, finalmente, rechaza el ofrecimiento, que es lo más probable, quien tiene más papeletas de encabezar la candidatura es el exministro Ramón Jáuregui, con amplia experiencia política, buena relación con todos los sectores de su partido y suficiente rodaje europeo.

Si Solana no acepta la oferta de Rubalcaba, Ramón Jáuregui es el que cuenta con mayores posibilidades

La composición del próximo Parlamento europeo va a tener mucha importancia pues se abrirá una etapa para España bastante decisiva en la que se van a exigir fondos comunitarios extra y harán falta políticos de peso que los defiendan en los foros comunitarios”, aseguran fuentes socialistas. La idea de intentar involucrar a Solana en esta aventura no ha sido exclusiva de Rubalcaba, sino de los dirigentes de varias federaciones que también le han visitado para que incluya en la candidatura a personas de su confianza que quieren encontrar retiro en la política comunitaria. El secretario general del PSOE tiene un problema porque si hiciera caso a todos los de su equipo que le han pedido irse a Estrasburgo como eurodiputados, alimentaría las interpretaciones de quienes le ven más solo que la una para gestionar el partido hasta las legislativas. Antiguos zapateristas como los exministrosJesús Caldera o José Blanco han puesto también sus ojos fuera de España, pues consideran consumida su carrera política.

Rubalcaba teme que se interprete que le abandona su equipo de confianza si acepta las peticiones de quienes le han pedido ir a Estrasburgo

Pero lo que más pesa, sobre todo, en la intención de Rubalcaba de buscar alguien de mucho peso como cabeza de cartel en las europeas es la convicción de que su resultado tendrá un impacto decisivo tanto para el PP como para el PSOE en el ciclo electoral que se completará con las autonómicas y locales y con las generales de 2015. Si los socialistas sufrieran un desplome en las europeas, el calendario que Rubalcaba pretende aprobar en el comité federal de enero para fijar los tiempos de las primarias podría saltar por los aires. Por el contrario, si el PP fuera el más castigado en estas elecciones, el líder socialista podría sacar pecho, mantener sus planes e, incluso, competir en las primarias para auparse de nuevo al cartel electoral dentro de dos años.

Solo un buen resultado electoral en las europeas garantizaría los tiempos que Rubalcaba maneja para las primarias

Rubalcaba y Rajoy tendrán algo en común estas Navidades: ambos aprovecharán sus vacaciones para decidir la lista europea y a quien ponen también en la pasarela para competir en las principales plazas electorales de las municipales y autonómicas previstas para dentro de 16 meses.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba