ENTREVISTA EN 'VOZPÓPULI'

López Madrid: "Aquí hay tres posibilidades: yo estoy loco, ella está loca o hay una mano negra"

El empresario imputado por presunto acoso a la médico de su familia habla con 'Vozpópuli' sobre el caso. Niega todas las acusaciones y asegura que su familia y todos sus amigos respaldan su versión de los hechos... 

El consejero de OHL, Javier López Madrid.
El consejero de OHL, Javier López Madrid.

"Yo no acoso, yo no soy violento y si tengo un cierto lado oscuro, es como el del 90% de la gente". "Aquí hay tres posibilidades: yo estoy loco, ella está loca o hay una tercera persona con un plan maquiavélico". Son frases pronunciadas por Javier López Madrid, imputado por un presunto delito de acoso a la médico de su familia, E.P.R.. Hastiado por el "enorme sufrimiento" que su familia está padeciendo, nervioso por las consecuencias que pueda tener este escándalo del que habla toda España, y defensor a ultranza de su inocencia, el consejero delegado del Grupo Villar Mir rompe su silencio y habla con Vozpópuli para aclarar la que considera una denuncia "absolutamente falsa".

La conversación con el financiero no resulta sencilla. Un tipo con una posición social relevante, casado con Silvia Villar Mir, hija del constructor Juan Miguel Villar Mir, acostumbrado a las mieles del poder y que cuenta entre sus amigos con el propio Felipe VI, se ve ahora señalado en la prensa como un presunto delincuente sexual. Este turbio y complejo caso, destapado por Eduardo Inda en su blog, amenaza con derrumbar los cimientos de su hasta ahora cómoda existencia. Razón por la que, si hubiera que elegir un solo adjetivo para definir a López Madrid en este momento de su vida, podría decirse que estamos ante un hombre extraviado, alucinado, como fuera de sitio.

El empresario solo admite que conoce a E.P.R. porque "era mi dermatóloga, la de mi mujer y la de mis hijos". Y a partir de ahí expone una versión de los hechos radicalmente distinta a la tesis que defiende la doctora que lo denunció. Inquieto, López Madrid habla atropelladamente, sin apenas dejar huecos para las preguntas. "Ella es una mujer extremadamente lista, muy brillante, inteligentísima, razón por la cual me cayó tan bien al principio", asegura. "No he tenido sexo con ella, nunca jamás". A renglón seguido añade que la doctora, ofuscada al no conseguir lo que pretendía, "intentó después romper mi matrimonio" y más tarde "montó este tinglado". 

Remarca una y otra vez, con enorme insistencia, que es totalmente inocente, que nunca ha acosado a E.P.R. y que cuenta con el apoyo "de mi mujer, de mi suegro y de todos mis amigos"

Cuando se le pregunta a qué "tinglado" se refiere, revela que "durante dos años, durante 500 días, yo y mi familia, mis hijos, hemos sufrido llamadas con la voz distorsionada y hemos recibido mensajes". Remarca una y otra vez, con enorme insistencia, que es totalmente inocente, que nunca ha acosado a E.P.R. y que cuenta con el apoyo "de mi mujer, de mi suegro y de todos mis amigos". También repite que él y su familia están viviendo "un enorme sufrimiento" desde 2013. Y concluye que "yo no acoso, yo no soy violento y si tengo un lado oscuro, ese lado es como el del 90% de la gente".  

Versiones opuestas

López Madrid apunta a una trama creada por la denunciante para acabar con él. La gran pregunta es, obviamente, por qué ella, una mujer de gran prestigio en su trabajo, felizmente casada y con varios hijos, habría hecho tal cosa. La respuesta es esta: "Aquí hay tres posibilidades: yo estoy loco, ella está loca o hay una tercera persona, una mano negra, que tiene un plan maquiavélico". No dice con claridad qué opción es la suya, pero, eso sí, niega la primera de ellas. Y sostiene que aportará pruebas suficientes para demostrar que no acosó a la doctora. 

El empresario admite que viajó a París en las fechas que ella dice, pero niega que visitase su hotel; también dice que es "mentira" que le regalase dos anillos a la médico

En los últimos días han trascendido diversos detalles de la denuncia que presentó la dermatóloga contra el empresario. Él niega cada uno de esos puntos escabrosos, en algunos casos de forma más convicente que en otros. Así, por ejemplo, reconoce que viajó a París en las fechas que ella dice, pero niega que visitase su hotel para verla. "Viajé con otras tres personas, altos cargos de Ferroatlántica, y fuimos a cerrar una operación, una transacción, pero volvimos juntos y pueden atestiguarlo. ¿Cómo sabía yo en qué hotel se hospedaba? ¿Qué habitación ocupaba? Habría tenido que seguirla o ponerle vigilancia. Ella sí supo de mi viaje y urdió esa trama".

Igualmente, afirma que es "mentira" que le regalase dos anillos a la médico, aunque admite, eso sí, que recogió una alhaja en Cartier porque, según dice, ella se lo pidió. Y que todo lo sabe puntualmente su mujer, Silvia Villar Mir. También niega enérgicamente que haya utilizado su amistad con el monarca para decir que el CNI o la Casa del Rey estuvieran trabajando a su lado. 

El yerno del dueño de OHL continúa agitado su relato, mientras camina por la habitación para intentar hallar la calma perdida. "Se supone que he contratado a un tipo para que la agrediera, pero he debido pagarle poco o es tonto -asegura, con evidente ironía-, porque cuando la apuñalaron supuestamente decía mi nombre". Él opina, aunque no puede demostrarlo, que ni siquiera hubo esos apuñalamientos, al menos tal y como ella los narra. No obstante, un hijo de la doctora presenció una de las agresiones y así lo confirmó en sede judicial, aunque parece que no recuerda el rostro del presunto agresor.

Insiste en la relevancia para el caso de un informe de la Guardia Civil que concluye que la doctora pudo haberse enviado así misma los mensajes amenazantes

A pesar de todas sus negativas, algunas más sólidas que otras, el amigo de Felipe VI basa su defensa, sobre todo, en un informe de la Guardia Civil que obra en el sumario del caso. Dicho documento, ya desgranado aquí y en otros medios, concluye que la denunciante podría ser la autora de los mensajes amenazantes que ella misma recibió. Los agentes de la Benemérita analizaron los repetidores de telefonía para saber dónde estaban los teléfonos desde los que se vertieron los mensajes. Y, tal y como afirma el presunto acosador, "en todos los casos yo no estaba allí y ella estaba cerca en casi todos los casos".

A lo largo de la entrevista, el financiero reitera que dicho informe del Instituto Armado es, a su juicio, la clave del caso. No hace falta que se le pregunte, pero él enlaza el informe con las posibles salidas al embrollo: "Quien tenga esos móviles, sea ella u otra persona, es el culpable". Cuando se le pregunta por qué alguno de esos teléfonos estaba a su nombre, afirma: "No era a mi nombre, sino al de uno de mis hijos, y eso se explica porque lo compraron en un lugar donde se puede dar un nombre o un DNI falso"

Tressis: las inversiones y las chocolatinas

López Madrid apostilla: "lo que ella dice tiene tantas probabilidades de ser cierto como que un meteorito caiga ahora mismo aquí al lado"

Otro de los argumentos en que sustenta su versión es la relación de E.P.R. con la gestora de patrimonios Tressis, que él presidía en el momento de los hechos investigados por la juez Belén Sánchez en el juzgado de instrucción número 39 de Madrid. "Ella tenía dinero invertido en Tressis, mucho dinero, y mensualmente ha estado haciendo aportaciones hasta antes de ayer. ¿Alguien pone su dinero en el banco que preside quien la quiere matar...? Por cierto, que cuando le preguntaron por ello, no lo negó, sino que dijo que desconocía que yo fuera el presidente de la compañía, lo cual es radicalmente falso". Sin embargo, desvela que la doctora le envió a la sede de la empresa unas chocolatinas. "Iban en un sobre y sin remitente, pero creo que fue ella", asevera. Un poco más tranquilo, como si se hubiera quitado un peso de encima, López Madrid dice que ganará en los tribunales y apostilla: "Lo que ella dice tiene tantas probabilidades de ser cierto como que un meteorito caiga ahora mismo aquí al lado". 

De lo que no cabe la menor duda es de que la versión de López Madrid es totalmente opuesta a la que relata la doctora en su denuncia. "Estamos ante una mujer muy inteligente, cierto, que se ha inventado una historia increíble y que amenaza con destruir mi vida. No lo conseguirá porque, repito, tengo el pleno apoyo de los míos. Ni uno solo de mis amigos cree que yo haya sido capaz de hacer lo que dice esta mujer que le he hecho". El financiero ha denunciado también a la dermatóloga por estos hechos. Así pues, en último término serán los jueces quienes decidan quién es el villano y quién la víctima de esta sórdida historia, quién en realidad acosó y quién fue acosado. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba