Nacional

Interior defiende la excarcelación de Matas por su "discapacidad auditiva"

Los argumentos del Gobierno para defender la excarcelación de Jaume Matas tienen una guinda: Interior justifica la excarcelación del expresident balear con su "discapacidad auditiva". El PP asegura que no se siente desautorizado por la anulación del tercer grado dictada por el juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Valladolid.

Jaume Matas a su salida de la prisión
Jaume Matas a su salida de la prisión EFE

Jaume Matas ha accedido al régimen de semi-libertad sin ni siquiera haber sido calificado como preso. Es lo que ha destapado la Fiscalía, que revela que el exministro de Aznar ha accedido a la semi-libertad sin haber pisado una celda. Ha pasado 96 días en el "módulo de enfermería desde que ingresó en el Centro Penitenciario, sin tratamiento específico", afirma Fiscalía, que añade que "hasta el momento actual, el interno no ha sido clasificado y, por tanto, no ha podido desarrollarse tratamiento penitenciario como tal". 

Interior no sólo ha defendido ese tratamiento a Jaume Matas dentro de la prisión sino que lo ha utilizado también para justificar su excarcelación y su salida afuera. El Ministerio justifica el tercer grado en "su discapacidad auditiva". En su último escrito, Instituciones Penitenciarias asegura que Matas ha demostrado "adaptabilidad social" y considera un "parámetro" para su excarcelación la situación de su oído.

El expresident balear fue operado de oído el pasado mes de junio y sufrió complicaciones tras esa operación que le han dejado una pérdida auditiva permanente. Matas alegó esa sordera ante el Tribunal Supremo como un argumento para no ingresar en prisión, un motivo que el Alto Tribunal denegó. Sin embargo, el argumento que sí consideró irrelevante a la hora de dictar su entrada en prisión ha sido apreciado por el Ejecutivo para defender su excarcelación.

Las razones de Instituciones Penitenciarias coinciden con las de la abogada defensora de Matas, que apunta que "la necesidad de una inmediata intervención quirúrgica, de los riesgos derivados de su retraso en el tiempo (...) crean un conflicto entre salud y cumplimiento de la pena que apoyan el mantenimiento del tercer grado". 

Malo para estar en prisión, pero bueno para trabajar

La "discapacidad auditiva" es el último de los cinco argumentos que Interior usa para apoyar la excarcelación de Matas. Según recoge el auto judicial del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Madrid, se plantea como segunda base la "existencia de actividad laboral en el exterior". Hasta la propia fiscalía ha subrayado la contradicción que existe entre esos dos argumentos: "El estado de salud del mismo hace que resulte también cuestionable una seria y constante dedicación laboral como la descrita". El fiscal también señala como sospechoso que "el domicilio que fija el interno para el desarrollo de su actividad laboral coincide con el domicilio familiar, lo cual ya pone en duda la realidad de dicha actividad", remata. 

La abogada defensora de Matas, al igual que el Ejecutivo, intenta reconciliar esa contradicción con el argumento de que "es indudable que esas condiciones de salud van a condicionar y reconducir el desempeño de su labor profesional, pero no significa que se lo impidan, más allá del periodo posoperatorio". 

El Gobierno sigue justificando ahora la salida de prisión de Matas en otros tres argumentos adicionales:  

  • "Ausencia de peligrosidad social"
  • "Escasa cuantía de la condena y superación de la tercera parte de la misma"
  • "Presentación voluntaria del interno para el cumplimiento de la pena"

Matas sigue en semilibertad, de momento

Los argumentos del Ministerio del Interior han sido refutados por todas las partes implicadas en el procedimiento, hasta el punto de que la propia Fiscalía -dependiente jerárquicamente del Ministerio de Justicia- ridiculiza el argumento de que tenga familia: "La simple consideración de tales circunstancias llevaría a la aplicación automática del tercer grado a todos los penados con similares y afortunados parámetros sociales", remata el fiscal. 

Matas tiene todavía pendientes otros siete juicios de manera más o menos inminente, a saber: su participación en el Caso Nóos, el caso Over, la pieza principal del Caso Palma Arena, una investigación sobre el Palacio de la Ópera de Calatrava, la investigación sobre las irregularidades en la adjudicación del Hospital Son Espases y una investigación por el caso "Turisme Jove".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba