Nacional

La Fiscalía recurre la sospechosa puesta en libertad de Matas y pide que vuelva a prisión

El Ministerio Público cree que el tercer grado concedido al exministro no está justificado. La prisión de Segovia, donde cumple condena, aconsejó por mayoría que se le otorgase el segundo grado, que no permite dormir fuera de la cárcel.

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria, de quien depende la prisión de Segovia, ha recibido el recurso presentado por la Fiscalía de Valladolid en el que se pide revocar el Tercer Grado concedido al exministro y expresidente balear Jaume Matas y que se le aplique el Segundo Grado. El Fiscal presenta el recurso con los informes y documentación elaborada hasta ahora para justificar la decisión administrativa adoptada: acuerdo mayoritario de la Junta de Tratamiento y votos particulares, protocolo de clasificación de la Junta de Tratamiento, informes sobre el interno y acuerdo de la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias.

Ahora, aplicando la Ley Orgánica Penitenciaria y el Reglamento Penitenciario, el juez dará traslado del contenido del recurso a Matas, en el plazo de 5 días hábiles con el fin de que el interno pueda presentar las alegaciones que considere oportunas. El juez resolverá sobre el grado que hay que aplicar al exdirigente popular en un auto que podría ser notificado a partir del 17 de noviembre. Contra la decisión del juez cabe recurso de Reforma (presentado ante el mismo juez de Vigilancia Penitenciaria en el plazo de 3 días) o recurso de Apelación (ante la Audiencia de Palma de Mallorca que es quien juzgó al expresidente).

Distintos privilegios

Los internos a los que se ha concedido el Segundo Grado viven en el centro penitenciario, donde desarrollan su vida, y aunque no es un derecho, pueden beneficiarse de 36 días de permiso al año, con un máximo de 7 días seguidos.

Por el contrario, los internos de Tercer Grado, pueden dormir durante los fines de semana en su domicilio y, entre semana, si son personas contratadas pueden salir a trabajar y duermen en el Centro de Inserción Social (distinto de la prisión); tienen 48 días de permiso y, aunque no es un derecho, se les suele conceder. Estos internos pueden obtener también el beneficio de dormir en su domicilio y son controlados desde el centro penitenciario por medios electrónicos.

Matas ingresó el pasado 28 de agosto en el Centro Penitenciario de Segovia para cumplir una pena de nueve meses de cárcel por tráfico de influencias por el caso Palma Arena.

El pasado viernes, 31 de octubre abandonó la cárcel para pasar el fin de semana en su casa después de que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias accediera a concederle el tercer grado después de cumplir un tercio de la condena de nueve meses, en aplicación del artículo 31.1 del Reglamento Penitenciario.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba