Nacional

Matas sigue yendo a la cárcel solo a dormir a la espera de posibles recursos

El expresidente balear ha acudido a la prisión de Segovia poco antes de las diez de la noche. Pese a la revocación de su tercer grado, seguirá disfrutando de ese beneficio hasta que esa decisión sea firme.

El expresidente de Baleares y exministro, Jaume Matas, ha acudido a dormir, esta noche, al Centro de Inserción Social (CIS) del Centro Penitenciario de Segovia, manteniendo aún el tercer grado, revocado este lunes por el juez de vigilancia penitenciaria, a la espera de que se resuelvan los posibles recursos. Matas, que cumple una pena de nueve meses de cárcel por tráfico de influencias por el caso Palma Arena, ha llegado al (CIS) José Antón Oneca, un edificio separado del resto de edificaciones, en torno a las 21.45, a bordo de un vehículo marca Mini, de color negro, conducido por él mismo.

Matas no ha respondido a las preguntas de los periodistas al otro lado de una valla metálica, ni se ha detenido en su trayecto entre una puerta de acceso y la del inmueble que lo aloja, a unos cien metros.

Otro preso, compañero de Matas, ha comentado que se llevan bien y que tiene que hablar con él a través de un botón, por el problema auditivo del político

Momentos antes ha entrado otro interno, también en régimen abierto, quien ha comentado que era compañero del expresidente balear, que se llevaban bien y que tenía que hablar con él a través de un botón, en referencia a un pequeño micro, debido al problema auditivo de Matas.

En un auto, el juez de Vigilancia Penitenciaria de Valladolid, sostiene, entre otros argumentos, que "no cabe tolerar comportamientos que en vez de servir con objetividad los intereses generales sirven únicamente su mezquino interés privado, propio o de tercero". A la hora de revocar el tercer grado concedido por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, en contra del criterio mayoritario de la junta de tratamiento del centro, el magistrado advierte sobre la posibilidad de que la aplicación de la norma sea "susceptible de proyectar sobre la comunidad la sensación de vaciamiento, e incluso, cierta impunidad".

A la espera de los recursos

Tras ingresar en el Centro Penitenciario de Segovia, el 28 de julio, el pasado 31 de octubre Jaume Matas salió en semilibertad para pasar fuera el fin de semana, al adquirir el tercer grado, una vez cumplido un tercio de la pena, entre otros argumentos a favor de la concesión.

Matas seguirá en tercer grado hasta que la decisión del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Valladolid de revocarlo sea firme, por lo que continuará saliendo, hasta ese momento, en régimen abierto.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba