Nacional

La dimisión de Willy Meyer por el escándalo de la sicav pone en evidencia la lucha interna en IU

La corriente crítica Frente Amplio, que sintoniza con Podemos, pidió la dimisión del eurodiputado porque "es tiempo de demostrar con hechos que somos diferentes". También presionó la federación andaluza. Los llamazaristas aplauden su salida y afirman que "se ha actuado forma impecable".

La dimisión del eurodiputado Willy Meyer (IU) por el escándalo de su participación en un fondo de pensiones formalizado a través de una sicav en Luxemburgo se debió a algo más que a una "decisión personal", como él mismo se ha encargado de insistir, o cuestión ética. Detrás de su salida se han dado movimientos que ponen de manifiesto la lucha interna que se sigue en la coalición para hacerse con el control del partido.

El propio Meyer, eurodiputado desde 2004 a 2009, no estaba dispuesto a dejar el escaño y su tesis para aferrarse al cargo era la misma que ha esgrimido la eurodiputada Rosa Díez, entonces parlamentaria socialista: ambos tenían conocimiento del fondo de pensiones de la Eurocámara, pero, según ellos, no sabían que era canalizado por una sicav. Tanto IU como UPyD critican la actuacion de este tipo de sociedades en sus programas electorales

Según Meyer, él se enteró de la participación de la sicav el martes, tras adelantarlo Infolibre, a través de una periodista y a raíz de ello decidió darse de baja voluntariamente del fondo de pensiones por considerar que tales sociedades son un instrumento que "burla las obligaciones fiscales de las empresas". Sólo tributan por el 0,01% de sus activos.

Sin embargo, ni este gesto ni sus explicaciones convencieron a las distintas corrientes que conviven en IU, principalmente porque, según han señalado fuentes de la coalición a Vozpópuli, él debía de estar al tanto del manejo de su fondo de pensiones por parte de la sicav a la hora de realizar su Declaración de la Renta ante Hacienda.

Con la continuidad de Meyer, hombre de la confianza del coordinador general, Cayo Lara, pendiente de un hilo, los críticos empezaron a lanzar mensajes internos pidiendo su dimisión con el propósito de que llegara a oídos de la dirección. Por ejemplo, la corriente crítica Frente Amplio exigió, apuntan las mismas fuentes, que el eurodiputado renunciara al escaño al entender que "es tiempo de demostrar con hechos que somos diferentes". Frente Amplio, que tiene buena sintonía con Podemos y está integrado por la diputada autonómica Tania Sánchez --pareja de Pablo Iglesias--, ha disputado, junto a Cambiar IU-CM, el mando de la federación madrileña al actual coordinador regional, Eddy Sánchez.

Asimismo, la federación andaluza de IU, a la que pertenece Willy Meyer, también presionó para que el eurodiputado diera un paso atrás si no exponía sólidos argumentos que excusaran su conducta. Se da la circunstancia de que precisamente el coordinador de IU Andalucía, Antonio Maíllo, es una de las voces que más apuestan por la renovación del partido (ha propuesto primarias abiertas) y por huir de este tipo de prácticas deshonestas.

El próximo Consejo Político, agitado

Por su parte, los llamazaristas de Izquierda Abierta también han aplaudido la salida de Meyer. Su portavoz, Montserrat Muñoz, ha afirmado que "se ha actuado forma impecable" y que "estamos en la mejor de las posiciones para seguir trabajando por el cambio de sistema en España". Muñoz es uno de los cuatro miembros de la Ejecutiva de IU que firmaron recientemente la declaración en la que instan a acometer "cambios profundos" para "superar los déficits en la gestión de la pluralidad interna de IU y de la IzquierdaPlural". Estas llamadas a acelerar la renovación interna, así como las alusiones a la pérdida de terreno en favor de Podemos marcarán el Consejo Político Federal que celebrará IU este sábado.

A todo ello se une que la elección de Meyer como cabeza de lista para las europeas del 25-M ya trajo cola. Dentro del sector mayoritario hubo quienes como el exsecretario de Convergencia Política y Social Enrique Santiago se posicionaron a favor de la joven Marina Albiol para encabezar la plancha. Albiol, que tomará ahora las riendas de la delegación europea tras la marcha de Meyer, se pronunciaba así sobre el episodio en su cuenta de Twitter: "Ni privilegios para cargos públicos, ni planes de pensiones en Sicav ni sueldazos, nada que nos separe del pueblo. Lo defendía antes y ahora".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba