El Gobierno dará los últimos retoques a la reforma de la Ley de Cajas en el Senado

Fainé podrá compatibilizar durante tres años su permanencia al frente de Caixabank y de La Caixa

La aspiración de Isidro Fainé a simultanear las presidencias de CaixaBank y de La Caixa recibirá la respuesta definitiva del Gobierno durante el trámite de la ley de Cajas que en breve comenzará en el Senado. El pacto ha sido cerrado al más alto nivel y permitirá que Fainé siga al frente de ambas entidades durante tres años, uno que fija el proyecto de ley inicial y otros dos que se le concederán vía enmienda.

Para permitir a Isidro Fainé compatibilizar la presidencia de CaixaBank y de La Caixa, el Gobierno ha esperado a que la reforma de la ley de Cajas llegue al Senado, Cámara en la que la tramitación legislativa suele tener menos audiencia y, por lo tanto, menos eco, algo que se considera crucial para que Bruselas no ponga objeciones y se quede con la copla de que esta reforma carece de trampas o, cuando menos, respeta las exigencias de la troika. El proyecto de ley entró ayer en el Senado y podrá enmendarse hasta el día 20.El debate plenario está previsto para mediados de diciembre, fecha en la que podrá llegar al BOE, aunque por precaución se ha fijado como límite máximo de su aprobación en la Cámara Alta el 7 de febrero.

El calendario del Senado: la reforma de la ley de Cajas  podrá enmendarse hasta el día 20 e irá al plenario a mediados del mes de diciembre 

Inasequible al desaliento, CiU tiene previsto presentar en el Senado la misma enmienda que no le fue admitida en el Congreso. En ella, se argumentará, en palabras del parlamentario Josep Sánchez Llibre, la conveniencia de “premiar a aquellas personas relevantes en la reforma del sistema financiero que han jugado un papel importante y han ayudado a que los resultados sean favorables”. Hay que dar un periodo transitorio razonable “para que estas personas puedan acabar de reestructurar el sistema financiero”, argumenta el diputado, algo que los nacionalistas catalanes ya dan por conseguido por un tiempo de tres años: uno que ya concede la ley en su articulado original y dos más a los que el Gobierno dará su visto bueno. Para colocar el listón más alto en la negociación, CiU reclamó sobre el papel que esta compatibilidad pudiera prolongarse el doble, durante seis años, algo a lo que se opuso desde el principio el ministro Luis de Guindos.

Al año de compatibilidad en los dos cargos que permite el proyecto de ley inicial se sumarán otros dos años más

Quien más está peleando para evitar posibles privilegios con nombres y apellidos en esta reforma es UPyD. Su portavoz de Economía, Álvaro Anchuelo ve asombroso que un país como España siga viéndose “tan condicionado por las personas que tienen tanto poder y no están dispuestas a ceder ni un ápice en su pretensión de estar al mismo tiempo en un sitio y en el otro”. Así lo dijo recientemente en el Congreso dentro de una crítica generalizada a la forma en que el Gobierno ha encarado la reforma de la ley de Cajas.

El PNV seguirá dejando sola a CiU en la cruzada para conseguir que Fainé pueda estar en CaixaBank y en La Caixa

El PNV va a seguir dejando que CiU afronte sola esta cruzada en el Senado, después de molestarse en el Congreso por sentirse utilizado. Los nacionalistas vascos defendieron al principio la incompatibilidad entre estar en el banco y en la fundación procedente de la caja, pero introdujeron alguna salvedad. Al final, en otra enmienda eliminaron cualquier tipo de excepción para evitar malentendidos ya que su principal objetivo no era éste y consiste en que la reserva de capital permanezca en el banco, no en la fundación, pues Mario Fernández solo pilotará el primero como presidente de KutxaBank. El PNV ha logrado también su meta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba