Ya son tres las arrestadas por el asesinato

Imputada una policía local de León amiga de Triana que encontró el arma homicida en su coche

La investigación del asesinato de Isabel Carrasco ha dado un paso más al personarse en comisaría la persona que ocultaba el arma con la que presuntamente fue tiroteada la popular. Según su versión, la pistola se encontraba en el asiento trasero de su coche y no se percató de ello hasta este martes. 

Agentes de la Policía Nacional rastrean el río en busca de la pistola utilizada
Agentes de la Policía Nacional rastrean el río en busca de la pistola utilizada Efe

La Policía Nacional detuvo la noche del martes a una tercera mujer por su presunta relación con el asesinato de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco. Se trata de una agente de la policía Local de León, han informado a Europa Press fuentes de la investigación. 

El propio director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha matizado este miércoles en rueda de prensa de que esta tercera persona no se encuentra detenida, sino que al comprobar los agentes la fragilidad de su versión procedieron a imputarla, aunque no permanece retenida. 

La tercera implicada en relación con el asesinato de Carrasco, una policía local de León que responde a las iniciales R.G.R., de 41 años de edad, fue imputada después de que anoche se presentase en la comisaría de Policía de la ciudad con el arma presuntamente empleada en el asesinato, una pistola del calibre 22. 

Según dijo esta mujer, el arma había aparecido en el asiento trasero de su coche particular, un Volkswagen Golf, concretamente dentro de una bandolera.

La agente alegó que se la había dejado ahí la hija de la sospechosa de ser autora material del crimen, que es amiga suya. Según su versión, no fue hasta ayer martes cuando se percató de que la pistola se encontraba ahí. Los investigadores, al considerar poco creíble esta versión, procedieron a arrestarla.

La Policía consideró poco creíble la versión de la agente local, quien dijo no percatarse de que la pistola estaba en su vehículo hasta este martes

El dispositivo puesto en marcha para localizar esta pistola presuntamente empleada en el asesinato ha permitido localizar además una segunda pistola, que no habría sido utilizada en el suceso, según recoge leonnoticias.com. El digital añade que la policía local habría asegurado que era amiga de la principal acusada, y que ésta habría dejado el arma en el maletero de su vehículo, según su primera declaración, y es ahí donde ella había localizado la pistola horas después. Los agentes habrían desconfiado de la versión facilitada y por eso se habría procedido a su detención. 

También según el digital leonés, durante el registro realizado en la vivienda de Monsterrat Triana se habría encontrado una cantidad "reseñable" de marihuana además de otros indicios que apuntaría a la implicación en el caso, en contra de la versión de su madre. La segunda pistola, sin embargo, no habría aparecido en un primer registro, aunque sí en esta segunda visita a su domicilio, según el Diario de León

La hipótesis que manejan los investigadores después del careo al que ambas implicadas, madre e hija, fueron sometidas en la noche de este martes, es que tras disparar a Carrasco, Montserrat González se habría encaminado hacia el vehículo que tenían preparado para huir, mientras que su hija tomaba otro camino para entregar la pistola a una tercera mujer que, según sus palabras, no sabía lo que recibía.

Además habría aparecido un nuevo testigo que ubicó a las detenidas en el lugar de los hechos "sin ninguna duda". Se trata de un hombre de edad avanzada que acostumbra a pasear por el parque de La Condesa, y que finalmente habría aceptado prestar testimonio a los agentes locales y judiciales para esclarecer más si cabe el caso.

En el registro del domicilio de Triana se encontró una segunda pistola no utilizada en el asesinato y una "cantidad reseñable" de marihuana

Del mercado negro

El arma entregada a la Policía Nacional, con la que supuestamente se asesinó a Isabel Carrasco, es un revólver de la marca Taurus que tiene el número de serie borrado y a la que le faltan tres de sus seis cartuchos, informaron a Europa Press fuentes de la investigación.

El borrado del número de serie es un procedimiento habitual para evitar que se detecte el origen de un arma. Además, este revólver no se corresponde con el que emplea ni la Policía Local ni la Policía Nacional (cuyas armas reglamentarias son del modelo (HK USP Compact, calibre 9 milímetros).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba