EL CRIMEN DE LEÓN

El verano entre rejas de la asesina confesa de Isabel Carrasco: "Protesta por todo, no se acostumbra"

María Montserrat González y su hija, Triana Martínez, "se pasan la vida en el módulo número 7 con pocas ganas de hacer amigas". "Siempre visten prendas caras y parecen sentirse superiores". 

Con reproches a los funcionarios y sin ganas de hacer amigas. Así están pasando su verano la asesina confesa de la presidenta de la Diputación de León y su hija en la cárcel leonesa de Villahierro, en la que desde el pasado mes de mayo conviven junto a la policía local Raquel Gago, todas ellas acusadas por la juez en el 'caso Carrasco'.

María Montserrat González, de 59 años, y Triana Martínez, de 35, "se pasan la vida en el módulo número 7 protestando por todo, no se acostumbran", advierten funcionarios al diario digital leonoticias.com añadiendo que "pasean y pasean por el patio de su módulo, con pausa en la mayoría de las ocasiones, y Montserrat siempre con un botellín de agua en la mano".

La asesina confesa de Isabel Carrasco y su hija, a la que entregó una bandolera negra en la que estaba el revólver del que salieron las tres balas que acabaron con la vida de la líder del PP en León para que se deshiciera de ella, "siempre visten prendas caras" y por momentos parece que "se sienten superiores". Sin embargo, las severas normas impuestas en el día a día les recuerdan que "en prisión todo el mundo es igual", matizan los funcionarios.

Sus días entre rejas transcurren viendo la televisión y escuchando música. "Son ariscas a la hora de relacionarse, mucho más la madre que la hija. Sólo una interna, que las ayuda en alguna tarea doméstica, parece tener su confianza".

La policía Raquel Gago, implicada en el asesinato, muestra un comportamiento "ejemplar"

Desde el centro penitenciario aseguran que la agente de policía local Raquel Gago, implicada también en el asesinato de Carrasco tras entregar el revólver utilizado en el crimen, lleva una vida bastante distinta pese a que apenas les separan unos metros de distancia.

La que mantuviera una estrecha relación con Triana Martínez pasa el tiempo "tranquila", haciendo algo de deporte y leyendo la biografía de Nelson Mandela. Gago, quien vive 'sola' porque su condición de agente de seguridad le impide el contacto con otras internas, también consume los días refugiándose en la música y la televisión.

Los funcionarios dicen que es alguien "amable, ejemplar y extraordinariamente educada". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba