Nacional

Rosa Díez responde por Twitter a los críticos: "No podemos consentir que destruyan lo que amamos"

La líder de la formación magenta considera que "aún no ha llegado el día en que UPyD deje de ser necesario". Por su parte, la diputada Irene Lozano le pide que dimita mientras que Andrés Herzog le ha recordado que nadie es "imprescindible" en el partido.

La diputada de UPyD, Irene Lozano, durante una intervención
La diputada de UPyD, Irene Lozano, durante una intervención EP

La líder de Unión, Progreso y Democracia, Rosa Díez, ha insistido este martes en que "aún no ha llegado el día en que UPyD deje de ser necesario", aunque no se ha pronunciado por las peticiones de algunos de sus compañeros, entre ellos dos diputados nacionales, para que dimita del cargo.

Díez ha contestado de esta forma a través de su cuenta en Twitter tras las críticas recibidas por los malos resultados de UPyD en las elecciones andaluzas del pasado domingo, que han motivado la dimisión de cuatro miembros del Consejo de Dirección, entre ellos los diputados nacionales Irene Lozano y Álvaro Anchuelo.

"Aún no ha llegado el día en que UPyD deje de ser necesario. Por eso no podemos consentir sin pelear que destruyan todo aquello que amamos", señala Rosa Díez en la citada red social.

Por su parte, Lozano ha reiterado su petición de dimisión de Díez, que descartó esa opción en una multitudinaria rueda de prensa celebrada en la tarde de este lunes, antes de la reunión del Consejo de Dirección. "Lo importante son las ideas de UPyD y no las personas", ha asegurado en el programa Espejo Público, de Antena 3.

"Lo frustrante de ayer es que se nos ofrecía no hacer nada, y eso no lo comparto", dice Lozano

Asimismo, en declaraciones a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, Lozano ha detallado que este lunes ella planteó que debía dimitir toda la dirección de UPyD por llevar al partido a "no obtener representación alguna" en el Parlamento andaluz. "Hemos reconocido el fracaso pero la consecuencia obvia es que alguien tenía que dimitir", ha dicho.

De hecho, ha afirmado que le sorprendió la reacción de Díez dejando claro que no dimitiría y ha avisado de que, como ella, los miembros de UPyD se sumaron al proyecto porque una de las cosas que no le gustaban de la política son las "reacciones de política vieja" como la gente que "se aferra al sillón" y los partidos que dejan de ser "un instrumento para los ciudadanos" y se convierten "en un fin en sí mismos".

Sobre su propia dimisión, ha manifestado que se va porque "toca asumir responsabilidades": "Lo frustrante de ayer es que se nos ofrecía no hacer nada, y eso no lo comparto". Y ha rematado: "Estoy más preocupada por el partido que por mi futuro, soy periodista y tengo mi trabajo".

"Nadie es imprescindible"

Otro de los miembros de este órgano, Andrés Herzog, ha dicho este martes en declaraciones a RNE que nadie es "imprescindible" en UPyD, pero que el proyecto político de ese partido "sigue vivo". Según Herzog, en la dirección de UPyD hay "distintas visiones", aunque no una guerra interna.

Además de Lozano y Anchuelo, anoche dimitieron de la dirección del partido Rodrigo Tena y David Andina, después de que la mayoría rechazara pactar con Ciudadanos para presentar candidaturas conjuntas en futuros comicios electorales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba