Nacional

La Universidad de Málaga admite que Errejón incumplió su horario y propone excluirlo de futuros contratos

El instructor del expediente disciplinario abierto al secretario de Política de Podemos propone su inhabilitación para trabajar en este centro por incumplimiento de las condiciones contractuales. Errejón, que dejó en noviembre su trabajo como investigador tras nueve meses cobrando 1.800 euros sin apenas dedicación, ya ha manifestado que recurrirá.

El actual 'número dos' de Podemos, Íñigo Errejón, durante un acto del partido celebrado en Londres
El actual 'número dos' de Podemos, Íñigo Errejón, durante un acto del partido celebrado en Londres GTRES

El expediente disciplinario abierto al secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, para ver si incumplió su obligación laboral y vulneró la Ley de Incompatibilidades al actuar en un proyecto investigador, propone inhabilitarlo para contratos futuros con la Universidad de Málaga.

Fuentes cercanas al caso han informado este viernes a la agencia Efe de que la propuesta de sanción para contratos de estas características deriva de considerarse como falta presuntamente cometida un incumplimiento del horario laboral, como consta en el pliego de cargos que le fue remitido el pasado 3 de marzo por la Universidad malagueña. El documento recoge los hechos que se le imputan, la falta presuntamente cometida y la sanción propuesta, tras lo que dispone de un plazo de diez días hábiles para alegaciones.

En caso de que se formularan, la Inspección de Servicios de la Universidad las estudiará y trasladará a la rectora de la institución académica una propuesta definitiva al respecto, a partir de lo que ella dispondría de un mes para la aplicación de sanciones o pedir nuevas pruebas. 

El instructor del expediente informativo argumenta que Errejón "no desarrolló su trabajo conforme a las cláusulas" 

Errejón inició su contrato con la UMA el 17 de marzo de 2014, que se fue prorrogando cada tres meses, para la elaboración del proyecto sobre 'La vivienda en Andalucía: diagnóstico, análisis y propuestas de políticas públicas para la desmercantilización de la vivienda', financiado por la Consejería de Fomento de la Junta. El contrato era de 40 horas semanales, con un sueldo bruto mensual de 1.825 euros. El actual 'número dos' de Podemos dejó la beca tras nueve meses cobrando 1.800 euros sin apenas dedicación, que llevaron a la Universidad a abrirle un expediente informativo.

Tal medida se saldó con una suspensión cautelar de empleo y sueldo para Errejón, que presentó alegaciones, y también con la apertura de un proceso disciplinario para el secretario de Política de Podemos y para el director del proyecto de investigación y profesor de Economía Aplicada en la UMA, Alberto Montero.

Faltas disciplinarias

El instructor de este expediente informativo, Enrique Guerra, argumenta su decisión en dos faltas disciplinarias derivadas de "no haber desarrollado su trabajo conforme a los términos y cláusulas" establecidas en su contrato como investigador y de "no haber solicitado la compatibilidad para el ejercicio de actividades privadas desarrolladas durante su vigencia".

En relación con el lugar físico desde donde Errejón realizó su labor del proyecto de investigación, en el expediente informativo se destacaba que la cláusula quinta del contrato firmado contempla la posibilidad de ejecutarlos en un lugar distinto al centro de trabajo habitual -la Facultad de Estudios Sociales y del Trabajo de la UMA-, "sin que ello desvirtúe la naturaleza del presente contrato, ya que dichos trabajos serán necesarios e imprescindibles para el proyecto de investigación".

El propio Errejón comunicó al instructor que habitualmente desarrollaba su trabajo en Madrid, "en virtud de un permiso verbal del director del proyecto de investigación". En concreto, detalló que solía trabajar en su domicilio, en bibliotecas públicas y en la de la Universidad Complutense.

Errejón ha reconocido que cometió "el error de solicitar verbalmente lo que debió haber pedido por escrito"

El director del proyecto, Alberto Montero, profesor de Economía Aplicada en la UMA y miembro también del comité de la dirección política de Podemos, justificó, por su parte, ante el instructor que Errejón desarrollase sus trabajos desde Madrid por "el acceso a bases de datos y bibliografía de la que se carece en Málaga, especialmente en lo que a datos no digitalizados sobre censos de vivienda se refiere, y por la posibilidad de contactar directamente con actores implicados en la defensa del derecho a la vivienda".

Si bien, el instructor consideró que si la presencia de Errejón en Madrid durante toda la vigencia del contrato hubiera sido "necesaria e imprescindible" para el proyecto como consecuencia de la ubicación de las bases de datos y bibliografía de la que se carece en Málaga y de la necesidad de contactar con colectivos, "esta circunstancia debería haber sido prevista en la convocatoria del preceptivo concurso, haciendo constar el correspondiente lugar de trabajo en Madrid".

No basta una mera autorización

Al hilo de ello, añadía que, en el caso de que esta circunstancia hubiera sido "sobrevenida", el cambio de adscripción del lugar de trabajo de Errejón, "el cual se ha producido de hecho, no puede resolverse con una mera autorización del investigador principal y responsable del proyecto, toda vez que el lugar de trabajo es un elemento básico de la convocatoria y del contrato de trabajo suscrito".

"Quien suscribe entiende que no puede modificarse mediante una simple autorización del investigador principal uno o algunos de los elementos esenciales de un acto administrativo y contractual dictado por el órgano competente para ello, que en este caso concreto es la vicerrectora de Investigación y Transferencia por delegación de la rectora", apuntaba el instructor del expediente. Algo que asume el propio Errejón, quien este mismo viernes ha reconocido que "cometí el error de solicitar verbalmente lo que debía haber solicitado por escrito". 

Alberto Montero también tiene diez días para presentar alegaciones

Sobre la incompatibilidad, el instructor indicaba que la ley establece que el ejercicio de actividades profesionales, laborales, mercantiles o industriales fuera de las administraciones públicas requerirá el previo reconocimiento de incompatibilidad y que quienes se hallen autorizados para el desempeño de un segundo puesto o actividad pública deberán instar el reconocimiento de compatibilidad con ambos.

Director del proyecto

Respecto a Montero, el instructor propuso también la incoación de un expediente disciplinario por considerar que pudieran ser susceptibles de calificarse como faltas disciplinarias el haber permitido que Errejón no haya desarrollado su trabajo conforme a los términos y cláusulas establecidas en el contrato, y su "inobservancia" de lo dispuesto en el Reglamento de Contratación de trabajos de carácter científico, técnico o artístico y de enseñanzas de especialización o actividades específicas de formación de la UMA. De hecho, también Montero ha recibido el correspondiente pliego de cargos, informándole de un apercibimiento por cometer una falta. Al igual que Errejón, tiene 10 días para presentar alegaciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba