Nacional

Cinco “casualidades” para una sola Infanta

Las explicaciones de Hacienda parten de "casualidades" sin explicación: sólo se producen fallos en 2005 y 2006, cuando Urdangarín contrató la reforma de Pedralbes, la cuantía atribuida a la Infanta coincide con el presupuesto original de esa reforma y ninguna inspección detectó durante 8 años irregularidades en el DNI 14-Z.  

Las cinco coincidencias con las que Hacienda explica la atribución de propiedades a la Infanta
Las cinco coincidencias con las que Hacienda explica la atribución de propiedades a la Infanta EFE

La investigación interna de Hacienda sobre las 13 propiedades atribuidas a la Infanta Cristina por “error” explica lo sucedido con una mezcla de “fallos” que se reparten Agencia Tributaria y notarios y una serie de “casualidades”. El propio fisco asegura que son cuestiones que han ocurrido “aleatoriamente” pese a que son “difíciles de creer para quien esté buscando otra cosa”, asegura uno de los máximos responsables de la Agencia.

"Son casualidades aunque sean difíciles de creer para quien busque otra cosa", afirma Hacienda

En el capítulo de errores, Hacienda ha asumido dos deslices en las 13 operaciones inmobiliarias. Según el Presidente de la Agencia Tributaria, Miguel Ferre, el error está en un “deslizamiento” en el cual el número 14 de la Infanta coincidió con el número 14 de las dos primeras cifras de quien compraba un apartamento en Alicante. Según la versión de Hacienda, cuando el técnico informático de la Agencia Tributaria que “cargaba las escrituras” introdujo el número del NIF 14.227.XX3-B (dos cifras omitidas por razones de privacidad), sólo tecleó los dos primeros dígitos, atribuyendo a la Infanta la propiedad que correspondía a un ciudadano llamado F.J.O.A.

Como todo lo sucedido en este caso, el error se combina con una “casualidad”: pese a que en las 13 operaciones sólo hay un DNI que arranca con esos números “14”, el error se produjo dos veces en Hacienda. La Agencia Tributaria explica que, pese a exisitir un único DNI similar, se produjeron “dos transmisiones” que dieron lugar a un doble error. 

A partir de ahí, son cuatro casualidades más que siguen sin ser aclaradas por Hacienda en torno a la Infanta Cristina y a si alguien utilizó su NIF sin su conocimiento.  

  • Los “errores” sólo se producen en 2005 y 2006, las fechas en que Urdangarín contrató la reforma de la casa de Pedralbes: Pese a que –según Hacienda- es un fallo “aleatorio” y pese a que se han revisado las cuentas desde el año 2002, no se ha detectado ninguna equivocación ni en 2002, ni en 2003, ni en 2004. Hacienda no supo explicar por qué 13 “defectos” se concentraron sólo en los dos años y no en los cuatro anteriores también analizados. Casualmente, los años 2005 y 2006 son aquellos en los que el matrimonio hacía frente a los pagos por las reformas en la Casa de Pedralbes.
  • De igual forma, los errores se concentran en cuatro despachos notariales. Hacienda asegura que maneja “1.000 millones de datos de terceros”. Por eso, concluye, el error puede ser general. Curiosamente, el yerro no se repitió más que en despachos muy localizados de Alicante, Almagro y Pilar de la Horadada sin que ningún otro bufete del resto del país incurriera en el mismo fallo.
  • El dinero atribuido a la Infanta coincide con el dinero presupuestado para la primera reforma de Urdangarín: Iñaki Urdangarín obtuvo un presupuesto de la prestigiosa firma “Grupo Levante” por una cuantía de 1.376.304 euros. Las operaciones atribuidas a la Infanta suponían una cifra muy similar a esa: 1,43 millones de euros. Es otra coincidencia sobre la que Hacienda no se pronuncia.
  • La cuarta y última casualidad se extiende durante 8 años. Desde 2005 –cuando se produce la primera inscripción —hasta 2013 –cuando se envía la documentación al juez—Hacienda no parece haber sometido a la Infanta a ninguna inspección tributaria. Durante 8 años no se detectó el error.

Sin embargo, un responsable de la Agencia Tributaria aseguraba: “no presuma que no se hizo esa comprobación” sin aclarar si se habían detectado pero no denunciado las irregularidades.

Ninguna de esas coincidencias ha sido analizada por Hacienda que asegura que ha seguido los protocolos que marcan la Ley General Tributaria y la orden ministerial de 1999 y que pide a la prensa “no hacer especulaciones”. El ministerio defendió de tal manera su actuación que concluye afirmando que si el juez reclama más información  “haremos lo mismo otra vez”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba