Nacional

Carrera contrarreloj del juez Castro para dilucidar la posible imputación fiscal de la infanta Cristina

El magistrado acelera los trámites de la instrucción del 'caso Nóos' para imputar o no a la hija del Rey esta vez por presuntos delitos fiscales antes de que éstos prescriban.

La infanta Cristina, a la salida de su trabajo la pasada semana.
La infanta Cristina, a la salida de su trabajo la pasada semana. EFE

Una carrera contrarreloj. El juez Castro acelera en estas horas los trámites de la instrucción del ‘caso Nóos’ para proceder o no a una nueva imputación de la infanta Cristina, esta vez por presuntos delitos fiscales antes de que éstos prescriban. El instructor concedió el pasado día 10 tan sólo cinco días a las acusaciones para que presenten sus alegaciones con relación a las "líneas de investigación insinuadas" por la Audiencia de Palma sobre presuntos delitos relativos al IRPF y al impuesto de sociedades en los que habría incurrido la sociedad Aizoon, participada en un 50% por la hija del Rey.

Pese a que el auto de la Audiencia de Palma apuntaba la posibilidad de que esta prescripción se estimaba interrumpida a la vista de la investigación que sobre el particular está llevando a cabo la Agencia Tributaria, fuentes del caso aseguran que en tanto no se produzca una nueva imputación no cabe pensar en un aplazamiento en la prescripción. Por lo tanto, si el juez no imputa nuevamente a la infanta Cristina antes del 30 de junio por presunto delito fiscal por IRPF y del 25 de julio por Impuesto de Sociedades, su responsabilidad habría caducado y ya no se podría actuar judicialmente contra ella.

El mencionado auto de la Audiencia de Palma que suspendió la imputación de la infanta dictada por el juez Castro, incluía una referencia a su extrañeza por el hecho de que se procediera únicamente contra Iñaki Urdangarín por la presunta defraudación de impuestos de la Renta en los años 2007 y 2008 por facturar a través de Aizóon sus retribuciones procedentes de empresas privadas, cuando la infanta ostentaba la titularidad, en un 50% de esta empresa.

Movilización de alegaciones

Consciente del escaso margen temporal con que cuenta, el juez Castro movilizó la pasada semana a los representantes de las distintas acusaciones (Fiscalía, abogacías del Estado y de la comunidad balear, concejales socialistas del Ayuntamiento de Valencia, PP balear y sindicato Manos Limpias) para que presentaran sus alegaciones en el apartado referido a la posible comisión de delitos contra la Hacienda pública. En el momento en el que las seis partes implicadas en la acusación remitan al instructor sus escritos, éste podrá ya adoptar una decisión sobre la posible imputación.

Hasta el momento, el instructor del ‘caso Nóos’ había ya recibido la respuesta del grupo municipal de los socialistas valencianos en la que rechaza presentar las alegaciones requeridas para actuar contra la infanta. En su mensaje, el grupo del PSPV comunica que su personación en el ‘caso Nóos’ se debe "exclusivamente" a su voluntad de "defender los intereses de los ciudadanos y ciudadanas de Valencia" en las actuaciones referidas a la celebración de la cumbre de la Valencia Summit. Este asunto nada tiene que ver con las actuaciones de los duques de Palma en la empresa Aizoon, de ahí el desistimiento de los socialistas valencianos. "Queremos averiguar qué ha ocurrido con el dinero" de los ciudadanos de Valencia, reza el escrito, "cuál ha sido su destino y recuperarlo para la ciudad".

Se está ahora a la espera de las alegaciones del resto de las acusaciones. El tiempo corre aceleradamente para el instructor si quiere que los plazos para resolver sobre una nueva imputación a la infanta Cristina por presuntos delitos fiscales no sobrepasen las fechas de prescripción.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba