Nacional

La acusación ridiculiza los argumentos de la infanta: "La 'teoría del amor' es inaceptable"

Hoy expira el plazo de presentación de recursos en el 'caso Nóos'. El de la acusación pide que se acuse a la hermana del Rey de delito fiscal y blanqueo de capitales y argumenta que la infanta fue imprescindible en el fraude de Urdangarín: "la inactividad de uno de los dos socios paralizaría la actividad", concluye.

La infanta Cristina a su llegada a los juzgados de Palma de Mallorca
La infanta Cristina a su llegada a los juzgados de Palma de Mallorca EFE

Hoy expira el plazo para que las partes del 'caso Nóos' presenten sus recursos. La última en hacerlo será la acusación popular que, en un duro escrito, ridiculiza los argumentos con los que la infanta Cristina intenta que se archiven los cargos contra ella asegurando que confió ciegamente en su marido: "La 'teoría del amor' es jurídicamente inaceptable e indiferente. La teoría del amor desacredita a las propias instituciones del Estado y, es más, a la propia Fiscalía. Desde luego no es teoría que pueda ser argumentada en un procedimiento como este" asegura en su escrito la abogada Virginia López Negrete.

"Doña Cristina utilizó su posición para permitir conductas delictivas", afirma la abogada López Negrete

La abogada de Manos Limpias argumenta en su recurso remitido a la Audiencia Provincial de Palma que la hermana del Rey no puede alegar desconocimiento al poseer una "cualificación reforzada consecuencia de la educación extraordinaria recibida por la institución a la que representa", al contar "con un secretario personal, en este caso el Sr. García Revenga" y al ser, además, "alta funcionaria de la más importante entidad bancaria de Cataluña". Por esos tres motivos, la acusación popular rechaza el presunto desconocimiento de la infanta y pide "las responsabilidades que de su firma y conocimiento de sus actos pudieran derivarse".

En su escrito, la acusación plantea que la hermana del Rey debe ser acusada de un delito de fraude fiscal y de otro de blanqueo de capitale: 

  • Delito de fraude fiscal: El recurso remitido a la Audiencia detalla cómo doña Cristina firmó las actas de Aizoon y se hizo, por tanto, corresponsable de las irregularidades como la libertad de amortización a las que los Duques de Palma "no tenían derecho (...) para cometer un fraude en los impuestos de renta y sociedades" o la compra-venta simulada de acciones de Mixta-Africa en la que se utilizaron las cuentas corrientes de la hermana del Rey, una operación que la Agencia Tributaria tachó de "simulada y falsa". Esas operaciones demuestran, a juicio de la acusación, "el conocimiento y consentimiento por la infanta Doña Cristina de todo lo que ocurría en su sociedad al 50%, Aizoon, S.L.".
  • Delito de blanqueo de capitales: Citando la doctrina fijada por el Tribunal Supremo, Manos Limpias recuerda que sólo son necesarios "indicios" entre los que cita el "uso de una tarjeta de crédito personal a su nombre" que cargaba gastos a la sociedad, blanqueando así el origen ilícito del dinero. Además, recuerda que Doña Cristina autorizó el uso de sus cuentas bancarias, es conocedora "de que su propia casa estaba siendo auto alquilada a su sociedad, librando las facturas correspondientes y aprovechándolas de tal práctica".

El escrito que ahora debe examinar la Audiencia Provincial de Palma sostiene que "Doña Cristina utilizó su posición del dominio efectivo de su sociedad para permitir las conductas delictivas que se realizaron" y sostiene que la actividad de la hermana del Rey fue clave para cometer el fraude que la fiscalía atribuye exclusivamente a Urdangarín. "La inactividad de uno de los dos socios o propietarios habría paralizado sin más el máximo órgano de gobierno por la simple falta de una mayoría simple en cualquiera de los acuerdos a adoptar".

Cargos contra Urdangarín

En un recurso separado, la acusación plantea también a la Audiencia que acuse formalmente de delito fiscal a Iñaki Urdangarín, al que la Agencia Tributaria califica de forma diferente a su esposa. Según el escrito de Manos Limpias, "sus rendimientos no pueden calificarse como retribuciones de administrador (...) ni sus gastos pueden ser deducibles al no corresponder a servicio alguno".

Tras un detallado repaso a las transacciones del Duque de Palma, la acusación concluye que simuló facturas, gastos y deducciones hasta constituir un fraude que supera los 120.000 euros "tanto en el ejercicio 2007 como en 2008" y piden a la Audiencia Provincial que acuse a Iñaki Urdangarín de un delito contra la Hacienda Pública.

Reproches a Hacienda y a la Fiscalía

El escrito de la abogada Virginia López Negrete reprocha a Hacienda su cambio de criterio sobre las facturas falsas de 69.990 euros emitidas por Aizoon que fueron inicialmente denunciadas, lo que situaba el fraude por encima de los 120.000 euros y lo convertía en delito, y que Hacienda rectificó más adelante. El escrito acusa a la Agencia Tributaria de una "torticera utilización del lenguaje" y concluye: "esta conducta de la Agencia Tributaria sí que es esperpéntica".

La actuación de la Agencia Tributaria "sí es esperpéntica", afirma la acusación

La abogada carga también contra a la Fiscalía cuya actuación que describe como de "abogado defensor de la infanta" y señala que "resulta cuando menos sorprendente (...) que la defensa de la infanta se adhiera al recurso presentado por el Ministerio Fiscal", sobre todo, porque ese recurso no ha sido trasladado a las partes y sugiere que la propia fiscalía podría haberlo enviado a la hermana del Rey: "para poder adherirse tan decididamente a un recurso hay que tenerlo, cuando menos, formalmente transferido por el Juzgado o por el que lo realiza". En el escrito remitido a la Audiencia Provincial de Palma, López Negrete asegura que la actuación del Ministerio Público "sitúa al Fiscal en una posición de desacreditación de la propia institución a la que él mismo pertenece".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba