facturaba mensual o trimestralmente desde las oficinas de Aizóon

Urdangarin se embolsó 810.000 euros en 2007 por su labor de asesor en multinacionales

En uno de estos contratos, que oscilaban entre los 42.000 euros anuales y los 220.000, se especifica que el yerno del Rey es “experto en mercados internacionales” y que su función se centrará en “temas de relaciones públicas y comerciales”. 

Urdangarin se embolsó 810.000 euros en 2007 por su labor de asesor en multinacionales
Urdangarin se embolsó 810.000 euros en 2007 por su labor de asesor en multinacionales

Iñaki Urdangarin obtuvo 810.000 euros provenientes de los acuerdos concertados en 2007 con grandes empresas nacionales e internacionales en las que ejercía como asesor de la presidencia o miembro de sus consejos de administración, publica este miércoles el diario El País. Estos negocios privados quedaron reflejados en el libro de cuentas de la firma Aizóon que  aportó la Agencia Tributaria a través de la Fiscalía Anticorrupción, y que consta como prueba documental en el caso Nóos.

En uno de estos contratos, se especifica que el yerno del Rey es “experto en mercados internacionales” y que su función se centrará en “temas de relaciones públicas y comerciales”. Asimismo, se le reclamaba confidencialidad, exclusividad y se le reconoce el mérito de una colaboración “con carácter personalísimo”.

Entre las empresas que pagaron al duque de Palma destacan la multinacional francesa de armamento Lagardère Ressources; la multinacional inmobiliaria Mixta África; la firma de publicidad y eventos Havas Sports France; la empresa alemana de medios y eventos MotorPress Ibérica; la marca de caza talentos Seelinger y Conde; la tabacalera y distribuidora Altadis; la metalúrgica española e internacional Aceros Bergara, o la licorera Pernod Ricard.

Las aportaciones de estas empresas, que se facturaban mensual o trimestralmente desde las oficinas de Aizóon, oscilaban entre los 42.000 euros al año que le pagaba aceros Bergara a los 220.000 euros de la inmobiliaria Mixta África. Urdangarin facturó dichos ingresos a través de Aizóon como si fueran servicios ofrecidos por la empresa a las compañías contratantes, y así minorar el pago de impuestos por rendimiento del trabajo personal.

Sin embargo, todas las compañías mencionadas rechazan haber contratado a Aizóon sino directamente al duque de Palma. Esta peculiar manera de facturar, además de provocar una inspección tributaria en las empresas pagadoras (con declaración complementaria y multa), ha supuesto uno de los grandes escollos de Urdangarin durante el juicio, máxime cuando la infanta Cristina posee la mitad de esta sociedad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba