Nacional

Aizoon, sociedad al 50% entre Urdangarin y la Infanta, cobró 721.000 € por asesorías ficticias

La empresa que poseían el yerno del Rey y su hija cogió el testigo de Nóos una vez que la Casa Real obligó al ex balonmanista a abandonar sus negocios con el instituto. Varias empresas pagaron a Urdangarin y la Infanta por servicios inexistentes.

Aizoon, sociedad que poseían al 50% Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina de Borbón, recogió el testigo de Nóos una vez que la Casa Real obligó a Urdangarín a abandonar sus negocios con el instituto "sin ánimo de lucro". Y cobró 721.000 euros por asesorías ficticias a empresas como Mixta África (presidida en su momento por Josep Piqué), Pernod Ricard y otras, según informa el diario 'El Mundo'.

La Fiscalía Anticorrupción, en colaboración con la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) de la Agencia Tributaria, han descubierto que, entre estas empresas que pagaron a Urdangarin y la Infanta por servicios inexistentes, hay algunas muy conocidas como Altadis, los headhunter Seeliger & Conde (donde 'trabaja' Esperanza Aguirre) o Aceros Bergara. Todas estas compañías pagaron trabajos que, sin embargo, no están respaldados por ningún soporte documental que justifique su existencia.

Mixta África, una compañía catalana que tenía como razón social la construcción de promociones inmobiliarias en países del tercer mundo, pagó según la investigación 384.000 euros a Aizoon por asesoramientos entre 2007 y 2009. Los investigadores se han puesto en contacto con la compañía para preguntar sobre estos asesoramientos, y la respuesta ha sido que no se plasmaron en informes sino que eran asesoramientos verbales del duque a sus directivos. Según el apoderado de la empresa Marcel Escribá, se le preguntaba por "terrenos que querían comprar" o por "países donde invertir". Escribá aseguró que se reunían con Urdangarín una vez cada uno o dos meses.

Actividades sin justificar

El resto de compañías a las que las autoridades judiciales han acudido para que expliquen de qué iban los trabajos que realizaba Aizoon a cambio de esas ingentes cantidades tampoco han podido justificarlo. En el caso de Pernod Ricard, empresa francesa de bebidas espirituosas, esta sociedad no ha facilitado ningún informe hecho por Aizoon e incluso se ha podido comprobar que el contrato pactado entre Bruno Rain (representación de la compañía) e Iñaki Urdangarin (representación de Aizoon) ni siquiera estaba firmado. La representante legal del grupo en España, Marta Campomanes contestó, en primera instancia, que no le constaba que Aizoon hubiera hecho ningún trabajo para su empresa, que pagó 160.000 euros a Urdangarin entre 2007 y 2008. La empresa de bebidas alcohólicas realizó pagos a otra de las presuntas tapaderas de la trama: Intuit Strategy Innovat.

La investigación considera que Aizoon era un mero instrumento para delinquier, con la peculiaridad de que estaba administrada directamente por Urdangarín

En la misma línea se expresan otras compañías a las que se han dirigido los investigadores para conocer más sobre su relación profesional con Aizoon: ninguna ha podido presentar ningún informe por escrito de la compañía. En el caso de Altadis Maroc, Aizoon le facturó 46.400 euros a cambio de asesoramiento sobre "posiciones estratégicas en Marruecos". En el caso de Aceros Bergara, se ha indicado que la amistad personal de su consejero delegado Joaquim Boixareu fue clave en la relación empresarial, ya que "eran vecinos y crearon una relación de amistad". La acerera pagó a la sociedad de Urdangarin y la Infanta 81.415 euros. La última empresa a las que se hace referencia es Seeliger & Conde, que pagó unos 50.000 euros a cambio de establecer contactos para "conocer personas" y extenderse al mundo del deporte.

Aizoon, sociedad para delinquir

La sociedad Aizoon comenzó a trabajar para capturar fondos a finales de 2006, cuando el duque de Palma dejó de nutrirse de los fondos captados por Nóos. Entonces ya estaba fuera del negocio Diego Torres. Esta sociedad, a diferencia de las del resto de la trama, la controlaba Urdangarin personalmente. El resto estaban participadas o administradas por Torres o sus familiares directos. La investigación de la Agencia Tributaria contra Aizoon por delito fiscal considera que la empresa es un mero instrumento para delinquir. Pero sólo se está investigando a Urdangarin, no a la Infanta, dueña del 50% restante de la empresa y secretaria de su consejo de administración.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba