EL ESCÁNDALO DE LAS 'VISAS OPACAS'

El 'cerebro de las black' pide al juez un certificado para exigir a Mapfre que pague la minuta de su abogado

Ildefonso Sánchez Barcoj solicita al magistrado Fernando Andreu que acredite por escrito que está imputado en la causa para obligar a la aseguradora a abonar tanto la minuta de su abogado como posibles fianzas e indemnizaciones futuras.

Ildefonso Sánchez Barcoj, número 2 de Caja Madrid y señalado como presunto cerebro de las 'tarjetas opacas'.
Ildefonso Sánchez Barcoj, número 2 de Caja Madrid y señalado como presunto cerebro de las 'tarjetas opacas'. EFE

Gratis total. El que fuera 'número 2' de Caja Madrid y Bankia, Ildefonso Sánchez Barcoj, pretende que de su bolsillo no salga ni un euro para pagar la minuta de su abogados en el 'caso de las tarjetas black'. Como primer paso, el presunto cerebro de estas polémicas visas opacas ha remitido este miércoles al titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, Fernando Andreu, un escrito al que ha tenido acceso Vozpópuli en el que solicita que se le expida un certificado en el que "se haga constar" que se encuentra imputado. Según reconoce, su objetivo no es otro que reclamar a Mapfre, la aseguradora con la que Caja Madrid y Bankia suscribieron en su día polizas de responsabilidad civil para sus directivos, que pague los honorarios de sus abogados y, si se llega a dar el caso, haga frente a posibles fianzas e indemnizaciones que le imponga la Justicia. Barcoj no es el primer directivo de la entidad financiera que intenta que la compañía de seguros haga frente a estos pagos. El que fuera su jefe, Miguel Blesa, ya intentó cubrir con dicha póliza 15 de los 16 millones de fianza civil que el pasado mes de octubre le impuso el juez. No lo consiguió.

Barcoj aclara al juez que pretende que la aseguradora "cubra o responda de posibles responsabilidades y honorarios de profesionales derivadas del presente procedimiento"

La pretensión de Sánchez Barcoj es mucho más reciente que la del expresidente de la entidad. En concreto, del pasado 30 de abril. Ese día, su abogado, Jesús Castrillo Aladro, presentó en la Audiencia Nacional un escrito en que solicitaba al magistrado que "expida y entregue a esta representación testimonio o certificación suficiente" en el que se hiciera constar que el exdirectivo de la entidad "se encuentra incurso en el presente procedimiento [en referencia al 'caso de las tarjetas black'] en calidad de imputado". En aquel momento, el antiguo 'número 2' de Bankia se limitaba a justificar dicha petición en la necesidad de acreditar "dicho particular ante diferentes entidades y terceros", sin especificar nada más.

Esta indefinición llegó a la secretaria del juzgado de Andreu a dictar el pasado 7 de mayo una diligencia de ordenación dentro en la que requería a Sánchez Barcoj que detallase ante quién deseaba 'certificar' su situación judicial. La respuesta del presunto 'cerebro de las black' llegó, finalmente, este miércoles. En este segundo escrito, los representantes legales detallan que dicho documento es para "su aportación a la entidad aseguradora Mapfre" y que su finalidad no es otra que "por ésta se cubran o responda, en su caso, de posibles responsabilidades y honorarios de profesionales derivadas del presente procedimiento".

Blesa ya lo intentó

Sánchez Barcoj no es el primer imputado en la causa de las tarjetas black que pretende que la compañía de seguros corra con sus gastos de defensa e, incluso, con las fianzas. Miguel Blesa lo intentó el pasado 16 de octubre, poco después de que el juez Andreu le impusiera una fianza de responsabilidad civil de 16 millones por las 'visas opacas'. Entonces, su abogado presentó un escrito en el que solicitaba al magistrado que se dirigiera a Mapfre para que fuera ésta la que adelantara la millonaria cantidad. El magistrado instructor rechazó de plano esta posibilidad y le indicó que debía atenerse a los términos del auto en el que le impuso la fianza y que le señalaban como responsable último de depositar dicha cantidad.

Blesa intentó con la misma póliza de seguro cubrir 15 de los 16 millones de fianza que el magistrado le impuso por su responsabilidad en las tarjetas black. El juez lo rechazó

Ante el silencio de la compañía y al ver que el magistrado ordenaba el embargo de sus bienes, el exbanquero acudió dos semanas después a la Audiencia Nacional y aportó él mismo a la secretaria judicial la póliza que en su día suscribió Caja Madrid con Mapfre como bien embargable, y cuyo valor cifró en 15 millones de euros. Para el millón que restaba, incluyó un bien suyo: su residencia familiar en La Florida (Madrid). La maniobra tampoco le dio resultado y poco después el juez Andreu ordenaba bloquear, además de la vivienda que había ofrecido como garantía, otro chalet adosado en San Lorenzo de El Escorial y la quinta parte de una vivienda familiar en Linares (Jaén) que heredó en 2009 y cuya titularidad comparte junto a sus cuatro hermanos, así como sus cuentas corrientes y varios vehículos. Ni con ello se alcanzó el importe total de la fianza y Andreu ordenó a finales de noviembre investigar si tenía bienes en el extranjero.

Una póliza exigida

La existencia del seguro de responsabilidad civil que ahora quiere utilizar Sánchez Barcoj para pagar a su abogado y con el que Blesa quiso cubrir la millonaria fianza civil fue una de las últimas exigencias que hicieron los exconsejeros de Bankia cuando en mayo de 2012 José Ignacio Goirigolzarri se hizo con las riendas de la entidad. El acta número 23 del Consejo de Administración del banco, que recoge la reunión celebrada el 25 de mayo de 2012, detalla cómo uno de los nueve altos directivos que en aquel momento estaban a punto de dejar su cargo reclamó el compromiso por escrito del nuevo equipo gestor de la entidad de suscribir una póliza "para asegurar la responsabilidad civil de consejeros y exconsejeros". Curiosamente, el autor de la propuesta fue Antonio Tirado Jiménez, no afectado por el escándalo de las tarjetas ya que se incorporó a Bankia desde otra de las entidades fusionadas, Bancaja.

Vivir a toDo 'black'

Ildefonso Sánchez Barcoj no es sólo el presunto 'cerebro' de las visas opacas de Caja Madrid y Bankia, sino también el directivo de ambas entidades financieras que más la utilizó. Según el detalle de cargos que consta en el sumario, el que fuera 'número 2' de la caja desembolsó con la suya cerca de 498.000 euros. Una elevada cantidad con la que pagó todo tipo de gastos, desde los más nimios hasta las mayores extravagancias. Así, costeó 9,30 euros de un bonometro, 20 céntimos por unas pastillas mentoladas en una farmacia o 30 euros para la suscripción mensual a Canal Satélite Digital. Frente a esas pequeñeces, su 'visa opaca' también le sirvió para comprar artículos de golf por un total de 14.335 euros; para costearse comidas y cenas que sumaron cerca de 32.700 euros; para desembolsar 26.900 euros en hoteles de 4 y 5 estrellas y para abonar alrededor de 140.000 euros en la agencia de viajes de El Corte Inglés.

Sin embargo, lo más llamativo del uso que hizo con su 'black' fueron las numerosas disposiciones en efectivo que hizo con la misma. Nada menos que por 224.228 euros. Curiosamente, y al contrario que otros directivos que tuvieron 'visas opacas', él no acudía a cajeros automáticos, sino que daba la orden de que se le entregara el dinero por ventanilla. Así, Sánchez-Barcoj realizó 389 visitas a caja para retirar en billetes cantidades que iban desde los 300 y 600 euros hasta los 11.000 euros que recogió de una sola tacada en el año 2006. Una llamativa necesidad de efectivo que también le llevó a recurrir a cajeros de otras entidades financieras en las que retiró 5.100 euros más. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba