Nacional

González aplaude la dimisión de Villanueva, uno de los 'escuderos' del ala de Gallardón

El presidente de la Comunidad de Madrid considera que la dimisión del vicealcalde es un acto de responsabilidad y alaba la celeridad con la que ha respondido la alcaldesa, Ana Botella, reorganizando rápidamente su equipo de gobierno, dando así normalidad y estabilidad al Ayuntamiento. 

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, con su predecesora, Esperanza Aguirre
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, con su predecesora, Esperanza Aguirre Efe

"Creo que la dimisión de Miguel Ángel Villanueva es un ejercicio de responsabilidad. Hay que seguir analizando hasta el fondo las causas de la tragedia del Madrid Arena, ver qué funcionó bien o mal, qué se puede corregir, y en eso estamos. La alcaldesa ha respondido con celeridad, reorganizando rápidamente su equipo de gobierno y eso le dará normalidad y estabilidad al Ayuntamiento", explicaba Ignacio González en una entrevista radiofónica. 

Preguntado además por la relación entre Comunidad y Ayuntamiento, el presidente autonómico negaba cualquier diferencia o mala relación entre ambos. "Entiendo que desde el punto de vista de los medios tiene más picante esta teoría, pero nuestra relación es muy buena y la colaboración entre Ayuntamiento y Comunidad Autónoma es total. Esto viene del incidente que hubo con el hospital de La Princesa, pero eso se arregló. Con el caso del Madrid Arena siempre hemos estado al lado del consistorio, como es lógico", defendía González. 

González niega que su relación con Botella reedite las antiguas tensiones internas entre Aguirre y Gallardón

Con estas declaraciones pretendía zanjar la polémica sobre las relaciones entre ambas instituciones, alentada además por la destitución-dimisión del vicealdalde madrileño, conocido miembro del ala más próxima a Gallardón. González reiteraba que su relación con Ana Botella no era una reedición de las antiguas tensiones internas entre Aguirre y el ahora ministro. 

Respecto al conflicto abierto que mantiene la Sanidad con la externalización de los hospitales públicos madrileños, el presidente de la comunidad se reafirmaba en su buena disposición para negociar las medidas que ayuden a conseguir el objetivo de reducir el déficit público y generar inversión. "Madrid afronta un recorte de 2.700 millones sobre unos 18.000 y hay que hacerlo sin tocar los sueldos de los empleados públicos y priorizando los servicios básicos. Sanidad supone un 45% de nuestro gasto. La colaboración de los profesionales sanitarios es fundamental, pero no podemos dejar de tomar medidas de ahorro efectivo y concreto que permitan hacer sostenible el sistema", argumentaba. 

En su opinión, la externalización de 6 de los 36 hospitales que hay en la comunidad está en ese contexto. Según sus palabras, es una gestión más eficiente porque no tiene las ataduras que la gestión pública tiene en algunos ámbitos, y es una forma de gestión extendida en todo el territorio nacional, citando como ejemplos los 17 hospitales de gestión privada en Andalucía, el 38% de la gestión privada en Asturias o los casos similares en Cataluña o Navarra. "En Madrid hay tres que funcionan así, y lo hacen bien. Ahora se quiere extender a más centros, y esto genera tensiones", decía. 

"El euro por receta y el pago según la renta suponen un ahorro del 27% en gasto farmacéutico. La externalización de los hospitales permite una gestión más eficiente", defiende

También respecto al euro por receta se pronunciaba el presidente autonómico, defendiendo que la medida no busca recaudar sino evitar que se dispensen más medicamentos de los absolutamente indispensables, ya que en España se gasta un 15% más que el resto de los europeos en medicinas. "Esta medida, junto a la de pagar las medicinas según la renta, suponen un ahorro medio del 27% en gasto farmacéutico. La decisión de recurrir esta medida por parte del Gobierno me parece normal, existen normas estatales recurridas por las CCAA y viceversa. Esto pasa según la interpretación que haga cada uno de su ámbito competencial. No es hostil, cada uno interpreta qué es recurrible y qué no", argumentaba González. 

Sobre el conflicto abierto con la televisión de los madrileños, Ignacio González declaraba que los sindicatos no habían querido aceptar la propuesta sobre la mesa en la negociación, y que esta semana aprobarían el presupuesto del canal con las asignaciones previstas para que se ponga en marcha el ERE. Esto supondría finalmente la baja de 860 trabajadores de un total de casi 1.200. "Si televisiones privadas como Antena 3 o Telecinco tienen plantillas de cerca de 600 personas con varios canales nacionales, no es normal que Telemadrid tenga casi el doble", concluía. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba