Nacional

Ignacio González denuncia un chantaje y avisa: "Quien decide a efectos electorales es el partido"

El presidente madrileño desmiente rotundamente la información que señala que habría pedido ayuda a la Policía para intentar tapar el escándalo de su ático en Marbella. "Me tomé un café con dos comisarios, pero ni fue una reunión ni fue secreta", dijo. 

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González Gtres

Ignacio González ha cambiado su agenda de este lunes para comparecer ante los medios de comunicación y desmentir tajantemente la información publicada por el diario El Mundo. "Es falsa. El día citado yo tomé un café con dos miembros de la Policía, dos comisarios: el señor García Castaño y el señor Villarejo. Fue a petición de ellos, pero ni reunión secreta ni nada. Fue en La Mallorquina, y acudí con cuatro colaboradores míos. El señor Villarejo me comunicó que había actuaciones policiales en torno al ático y que si le facilitaba algún recibo del alquiler podía evitar que esas actuaciones vieran la luz. Como no tenía nada que ocultar no caí en el chantaje que lo que pretendía era tapar una actuación policial ilegal", decía al principio de su intervención. 

El presidente madrileño ha recordado que tanto el ministro del Interior como el Director General de la Policía calificaron la investigación como ilegal. "Lejos de caer en el chantaje yo acudí al juez y denuncié esta estrategia, y lo hice ante el juez que me correspondía, que abrió un procedimiento judicial que además ha sido ratificado y que sigue abierto. Lo que se pretende es extorsionarme una vez más para que retire las denuncias que tengo abiertas contra estas actuaciones policiales. A nadie se le escapa que son fechas relevantes porque estamos en periodo electoral", afirmaba, recordando que hace un año el Tribunal Supremo archivó todas las denuncias que se habían formulado por entender que no había ningún indicio de conducta delictiva. 

"Me reafirmo que este tipo de actuaciones, si lo que pretende alguien es que yo deje en tener empeño en seguir trabajando en favor de los madrileños se equivoca radicalmente. Esto me reafirma todavía más en seguir denunciando todo este tipo de prácticas inasumibles en un Estado de Derecho como el nuestro. Estoy aquí para recordarle a los chantajistas que quien decide a efectos electorales son los órganos del partido y no estas malas prácticas", sentenciaba lanzando un mensaje a ese posible "fuego amigo". 

Pidió ayuda para tapar el escándalo

González se ha referido a la información del diario que señala que mantuvo una reunión secreta en una cafetería de la Puerta del Sol con varios mandos policiales el 29 de noviembre de 2011 para pedirles que se tapara el escándalo de su ático en Marbella. El encuentro se habría producido apenas tres meses después de que comenzara a investigarse su dúplex de lujo, que habría sido adquirido por un testaferro profesional a través de una empresa creada unos meses antes y domiciliada en un paraíso fiscal. 

El contenido del encuentro se ha conocido gracias al informe que la Dirección General de la Policía ha aportado al Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, dirigido por Adolfo Carretero, hermano del director general de Justicia de la Comunidad de Madrid, y al que González se dirigió en marzo de 2013 para solicitar un procedimiento penal contra los policías que investigaron su ático. Según el informe, González solicitó la reunión y en ella "se limitó a solicitar ayuda para que no trascendiera que era el inquilino de una sociedad 'off shore'". 

La propiedad en cuestión es un ático de 500 metros cuadrados en la Urbanización La Alhambra del Golf que la familia posee desde 2008, cuando fue adquirido por el mexicano Rudy Valner, testaferro profesional, a través de la sociedad recién creada Coast Investors LLC, radicada en el paraíso fiscal de Delaware. A partir de la compra, el presidente madrileño y su mujer suscribieron un contrato de alquiler, aunque la Policía sostiene desde el primer momento que es un contrato ficticio, ya que el inmueble habría sido adquirido por González a través del testaferro con fondos que podrían proceder del cobro de comisiones. 

"En una entrevista personal con IG a las 11H del 29.11.11 se le solicitó de manera discreta la posibilidad de que facilitara los datos que confirmaran su situación de inquilino de dicho ático a lo que se excusó en aportarlos, no recordando ni el nombre de su arrendador ni la cantidad que abonaba en concepto de alquiler ni, por supuesto, en qué entidad abonaba dicho importe", recoge el informe policial. "Sólo se limitó a solicitar ayuda para que no trascendiera que era el inquilino de una sociedad 'off shore', aunque en ningún momento se manifestó enfadado, o al menos molesto, ante la 'insólita situación' que suponía la reunión en sí, que fue solicitada por él", según la descripción policial. 

La apertura del procedimiento penal impulsada por el propio González podría habérsele vuelto en contra con la aparición de este informe que revela que intentó parar la investigación policial que además supuso la destitución del comisario de Marbella Agapito Hermés, que se había limitado a cumplir órdenes de la Dirección General Operativa de la Policía tras concluir que el ático era el pago de una comisión al presidente madrileño. La teoría se basó en su momento en las "diferentes informaciones" que habían llegado a la Policía y que señalaban que González había recibido "unos dos millones de euros" a cambio de la adjudicación de una parcela en Arganda. "Una parte en efectivo y el resto, mediante la entrega de un inmueble de alto standing en la Costa del Sol", señalaba la información policial. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba