Nacional

Asuntos Internos investiga al comisario que vigiló a la empresa acusada de espiar al PP, cesado hace un mes

Las sospechas se centran en el ex jefe de la brigada de Delincuencia Económica y Fiscal, Jaime Barrado González.

La Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional ha llevado a cabo una investigación para esclarecer la posible filtración de datos relacionados con Interligare. Según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de estas pesquisas, las sospechas se centran en el ex jefe de la brigada de Delincuencia Económica y Fiscal, Jaime Barrado González. Se trata del principal investigador de la trama corrupta formada por ex altos mandos de Interior que integraban la empresa Interligare la cual, según la información publicada por El Mundo, habría recibido irregularmente contratos públicos de la Administración y que según este diario podría haber espiado a miembros del PP.

Precisamente esta semana Jaime Barrado ha sido citado a declarar en relación a estas sospechas que se amplían también a dos inspectores de la misma Brigada que trabajaban a sus órdenes. En la actualidad este comisario se encuentra a la espera de destino tras su cese a principios del pasado mes de julio.

Apartar a Barrado de la Brigada de Delincuencia Económica y Fiscal fue una de las primeras decisiones que adoptó José García Losada, actual responsable de la Comisaría General de Policía Judicial desde el pasado 2 de julio. Losada accedió a ese puesto tras el cese --por orden del Director General de la Policía, Ignacio Cosidó-- de José Enrique Rodríguez Ulla tras apenas seis meses en el cargo.

Barrado era el hombre de confianza de Ulla en el seno de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que dirige el comisario José Luis Olivera.

Pérdida de confianza

El cese de Barrado se enmarcó en una reestructuración de la Brigada, si bien otras fuentes apuntan a una pérdida de confianza por parte del Director Adjunto Operativo de la Policía (DAO), Eugenio Pino, y el propio Director General de la Institución, Ignacio Cosidó.

El trabajo de Asuntos Internos realizado en torno a Barrado y sus dos inspectores se encuentra judicializada en un Juzgado de Instrucción de Madrid, situado en el edificio de la Plaza de Castilla, según estas mismas fuentes.

Esta investigación es paralela a la avanzada por El Mundo esta semana y que afecta a las actividades de la empresa Interligare en torno a la cual se investiga el cobro irregular de contratos públicos de la Administración por un valor cercano a los 2,5 millones de euros, al menos entre 2008 y 2010. Estas investigaciones --dirigidas por el propio Barrado-- se encuentran de momento en un Juzgado de Aranjuez (donde reside la sede social de Interligare).

Competencia sobre la causa

Este juzgado se inhibió a favor de los Juzgados de Instrucción de Plaza de Castilla de Madrid al entender que la actividad delictiva no se produjo en Aranjuez, pero el fiscal se ha opuesto a este criterio por lo que será la Audiencia Provincial la que decida la competencia de la causa.

Interligare estuvo habría estado integrada por ex altos mandos policiales y del Ministerio del Interior como Gabriel Fuentes, ex comisario general de Información entre 1994 y 1996 y que en la actualidad ha ejercido como asesor del secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Ulloa.

Entre los investigados, también se encontraría Miguel Ángel Fernández Rancaño, ex jefe de superior de Policía de Cataluña y Madrid y que abandonó el Cuerpo en 2004. Además figura Luis Luengo, quien hasta el año pasado estuvo al frente de la Dirección de Infraestructuras del Ministerio del Interior. Se les investiga por la posible comisión de delitos contra la Seguridad Social, falsedad documental, cohecho y tráfico de influencias.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba