Nacional

Fin a la huelga de la lavandería hospitalaria: los trabajadores cobrarán 800 euros al mes

Los trabajadores han conseguido que la empresa que ahora gestiona el servicio mejore las condiciones laborales que implicaban la aplicación del convenio colectivo de las lavanderías industriales de la Comunidad de Madrid. Los empleados de la Lavandería Central comenzaron los paros el 6 de diciembre para protestar por la rebaja salarial del 43% que dejaba sus salarios en 640 euros brutos al mes. 

Después de 42 días de huelga, los trabajadores de la Lavandería Central han llegado a un acuerdo temporal con Flisa, la empresa adjudicataria de los servicios de la planta, y han desconvocado los paros que se iniciaron el pasado 6 de diciembre. Los trabajadores han conseguido que la empresa mejore las condiciones laborales que implicaban la aplicación del convenio colectivo de las lavanderías industriales de la Comunidad de Madrid: en lugar de cobrar 645 euros mensuales, percibirán 800. El preacuerdo, al que los trabajadores llegaron con Flisa el pasado jueves y se ha hecho efectivo este lunes, establece una subida salarial del 25% en diferentes conceptos retributivos para los operarios de planta -un 80% de la plantilla- y una subida de entre el 10 y el 12% para el resto. 

Aunque un salario de 800 euros no parezca motivo de alegría, es un logro para los trabajadores de la planta de Mejorada del Campo (Madrid), a los que los 1.100 euros netos que cobraban de media al mes se vieron reducidos a 640 brutos el pasado 1 de diciembre, cuando Flisa se hizo cargo del servicio y aplicó una rebaja salarial del 43%. "Partíamos de una cantidad muy baja y aunque hemos conseguido una subida del 25%, que está muy bien, es difícil vivir con ese salario", reconoce a Vozpópuli Ignacio Hernández, responsable de los servicios de salud de UGT. Aun así, los trabajadores consideran la mejora insuficiente.

Se ha acordado la paralización de los paros porque una huelga indefinida supone un problema para la economía de los trabajadores, apunta Hernández. Sin embargo,  se trata de una paralización temporal hasta ver si la empresa realmente cumple sus promesas y saber cómo se van a establecer los complementos por productividad. Y es que dicha mejora es fija para los próximos seis meses, pero una vez pasado ese periodo estará ligada a la productividad. "Un incremento salarial ligado a productividad es cuestionable porque obliga a trabajar por objetivos", por lo que ni siquiera esa subida estaría asegurada. 

El acuerdo establece además un aumento del tiempo dedicado al almuerzo y acceso a las ayudas sociales. Pero aquí no terminan las reivindicaciones. "Las expectativas están puestas en los tribunales, en que salgan las demandas individuales y colectivas que hay, en que dicten a favor", señaló a Europa Press un portavoz de CCOO, que denunció la precarización del empleo. "Ha sido tan llamativa las reducción salarial de los trabajadores que ha sido un claro ejemplo de cómo se precarizan las condiciones en estas negociaciones".

Fundosa Lavanderías Industriales (Flisa), filial de Fundación ONCE, y Lavandería Industrial Laundry Center gestionan desde el 1 de diciembre de 2013 la lavandería central hospitalaria, que despliega servicio a 19 hospitales de la región.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba