LOS SECRETOS DEL 'ROBIN HOOD' DEL HSBC

La 'lista Falciani' ya impulsa la investigación en tres sumarios de corrupción política

Los casos Gürtel, Campeón e ITV incorporan datos facilitados por el informático francoitaliano sobre evasores españoles con cuentas en Suiza. El extrabajador del HSBC permanece custodiado por la Policía en un lugar desconocido a la espera de que en abril la Audiencia Nacional decida si accede o no a la petición de las autoridades de Berna para extraditarle.

La 'lista Falciani' ya impulsa la investigación en tres sumarios de corrupción política
La 'lista Falciani' ya impulsa la investigación en tres sumarios de corrupción política

El hombre más odiado en Suiza empieza a ser el más 'rentable' para España. Hervé Falciani, el informático francoitaliano que reveló datos de miles evasores fiscales de todo el mundo y que es reclamado por ello por las autoridades de Berna, ya ha comenzado a colaborar con la Justicia española desde el lugar secreto donde permanece protegido por la Policía a la espera de que el próximo 15 de abril se celebre en la Audiencia Nacional la vista sobre su extradición. Al menos tres de los grandes sumarios de corrupción política que instruyen actualmente jueces españoles han incorporado datos incluidos en su famosa lista de titulares de cuentas en el HSBC de Ginebra. Estas tres causas son la trama Gürtel, la Operación Campeón y el caso de las ITV de Cataluña, según pudo confirmar este diario en fuentes policiales cercanas a estas investigaciones.

Los primeros datos de su 'lista' se incorporaron al caso Gürtel antes incluso de que el exempleado del HSBC llegara a España. Los facilitó la Justicia francesa, la primera que tuvo acceso a los mismos

Su colaboración en el sumario sobre la red liderada por Francisco Correa fue destacada por su propio abogado defensor al solicitar recientemente al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, que permitiese a los tres magistrados del tribunal que van a decidir sobre su extradición estudiar el contenido de la pieza separada que incluye las 18 comisiones rogatorias internacionales del caso. De hecho, desde hace tiempo se conoce que gracias a la información de Falciani facilitada a España por la Justicia francesa mucho antes de la detención del informático francoitaliano en nuestro país se conoció que el exalcalde de Boadilla del Monte (Madrid), Arturo González Panero, El Albondiguilla, habría defraudado a Hacienda más de 350.000 euros gracias a una cuenta abierta por su esposa en el HSBC de Ginebra. En su momento, Suiza se negó a facilitar más datos sobre dicho depósito al considerar que el origen de la información era ilícita, precisamente, por proceder de la información que el exempleado bancario había sustraído. La justicia española, sin embargo, la ha considerado siempre válida. 

Más recientes son los datos incorporados por el Juzgado de Instrucción número 3 de Lugo al caso Campeón, en el que está imputado, entre otros, el exministro de Fomento socialista José Blanco. Según las fuentes consultadas, algunos de los implicados en la causa también tendrían abiertas cuentas con dinero negro en la entidad suiza y su existencia se ha conocido sólo ahora con la información aportada recientemente por Falciani. Algo similar ha ocurrido con el llamado caso de las ITV de Cataluña. Los datos apuntan, siempre según estas fuentes, a una de las empresas presuntamente implicadas en la misma, Alta Partners. En esta empresa aparece como socio Sergi Alsina, un empresario con estrechos tratos con la Generalitat catalana y, más en concreto, con Oriol Pujol, el hijo del expresidente y diputado autonómico por CiU para el que la Fiscalía ha pedido la imputación en este sumario.

De hecho, parte de estos datos relacionados con depósitos en el HSBC fueron incorporadas recientemente por la unidad de Asuntos Internos de la Policía en el análisis que elaboró del polémico informe 'fantasma' de la UDEF sobre Artur Mas y los Pujol que salió a la luz en plena campaña electoral de las últimas autonómicas catalanas. El propio ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, reveló el pasado martes en su comparecencia en el Congreso que los agentes que indagaban sobre el origen del polémico documento habían incorporado el 27 de noviembre de 2012 un cuarto anexo a su informe inicial en el que hablaban de ambas investigaciones y de la "información procedente de testigos protegidos y relacionada con la titularidad de cuentas en la entidad HSBC en Suiza". El ministro no quiso ser más explícito porque dichos datos estaban ya judicializados o "previsiblemente serían judicializables", pero fuentes policiales han confirmado a este diario que "se refería a Falciani. Es nuestro único testigo protegido con datos de ese banco".

"Una mina" para la Policía

No obstante, la información que Policía española espera obtener de la colaboración de Falciani va mucho más allás de estos tres sumarios. “Es una mina de datos”, destacaba hace unas semanas a este diario un agente consultado. Una ‘mina’ que no sólo ha servido para descubrir a centenares de defraudadores en España, sino también en Francia, Italia, Gran Bretaña y EEUU. De hecho, las autoridades de París fueron las primeras que consiguieron identificar a más de 4.000 contribuyentes que habían eludido el pago de impuestos después de que su Policía entrara en enero de 2009 en la casa de la localidad francesa de Castellar, cerca de la frontera con Italia, donde se ocultaba Falciani y se incautaran de un ordenador, un teléfono Iphone y una cuaderno de espirales con información sensible. Entonces, la justicia francesa no se limitó a utilizar la información que afectaba directamente a su fisco y facilitó el resto de países los datos que había obtenido de los soportes informáticos del exempleado de HSBC. Fue con esta información con la que nuestro país identificó a 659 defraudadores en 2010.

Falciani ha solicitado recientemente permiso a la Audiencia Nacional para acudir a las instituciones de la UE y 'despejar' las sombras del secreto bancario helvético

La actuación de la justicia francesa provocó en su momento una crisis diplomática entre París y Berna, que siempre ha considerado que la acción del antiguo empleado de banca era un delito muy grave. Además, las autoridades helvéticas consideraron que Francia nunca debía haber ‘explotado’ policialmente la información contenida en el disco duro ya que el registro de la vivienda lo efectuó a petición de ellas. Una tensión que se trasladó el pasado 1 de julio a España. Ese día, Falciani fue detenido en el puerto de Barcelona, donde había llegado en barco procedente de Francia. Al comprobar su documentación, la Policía descubrió que había una orden internacional de busca y captura dictada por las autoridades suizas, por lo que procedió a arrestarle. Desde entonces, había permaneció encarcelado hasta que fue puesto en libertad el pasado diciembre a la espera de que la Audiencia Nacional decida si concede la extradición al país helvético.

Algo que, sin embargo, parece poco probable, después de que la justicia española alcanzase con él mientras estaba en la cárcel un acuerdo para que comenzara a colaborar. Un detalle, este último, que la Fiscalía ya ha dejado claro en los diversos escritos que ha presentado para oponerse a la entrega de Falciani. Además, el Ministerio Públikco considera que los delitos de los que se le acusa en Suiza --violación del secreto comercial y bancario, y espionaje económico-- no suponen infracción penal en España. La ley de Prevención del Blanqueo de Capitales fija todo lo contrario: es obligatorio para los residentes en nuestro país denunciar cualquier indicio de evasión. Falciani, sin embargo, no pretende reducir su colaboración a España y, de hecho, ya ha pedido a las autoridades de Maddrid que le autoricen para acudir a las diferentes instituciones europeas para despejar las sombras del secreto bancario helvético. El exempleado del HSBC busca una tribuna que le permita no solo identificar con nombres y apellidos quiénes son y a qué países pertenecen los miles de defraudadores con cuentas en Ginebra, sino también explicar cómo hacer aflorar más dinero en la lucha contra el fraude fiscal. El deseo del informático francoitaliano por acudir a Bruselas, pero también a Luxemburgo o Estrasburgo (sedes comunitarias), no ha encontrado aún respuesta en las autoridades españolas,


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba