Nacional

La seguridad de Botella costaba 650.000 euros al año sin contar los coches y las motos

El Ayuntamiento reduce la escolta de la alcaldesa Manuela Carmena, que tendrá dos utilitarios, y afirma que los cargos públicos sólo usarán el coche de incidencias "para el traslado puntual de personas en circunstancias de urgencia".

Dos agentes caminan por una calle de Madrid
Dos agentes caminan por una calle de Madrid VP

El dispositivo de seguridad de AnaBotella tenía un coste al año que superaba los 650.000 euros, según cálculos realizados por personal del cuerpo. El coste con Alberto Ruiz-Gallardón era aún mayor, pues se pagaban 600.000 euros por un coche blindado y se llegó a colocar una moto con dos agentes de paisano como refuerzo.

La escolta de Ana Botella contaba con un Grupo Especial de Protección denominado 'Grupo 1 Autoridad'. Formaban parte del mismo un sargento, dos cabos y ocho policías distribuidos en dos turnos de trabajo de 16 horas. Igualmente había dos chóferes civiles. La comitiva la completaban cuatro motoristas, dos por turno. En total unos 650.000 euros al año en personal, sin contar con los conductores. Tampoco se incluye el coste del renting que se abonaba por un Seat Altea, un Volkswagen Passat, dos coches camuflados y dos motocicletas de apoyo. La protección a Ana Botella se ha reducido tras su salida del Ayuntamiento a cinco agentes municipales. 

El Ayuntamiento hizo público el dispositivo que protegerá a la nueva alcaldesa, algo que no ha gustado en la Policía

El Ayuntamiento de Madrid hizo público el pasado día 9 el dispositivo que protegerá a la nueva alcaldesa, Manuela Carmena, algo que no ha gustado dentro de la policía. Los agentes creen que este es un tema en el que toda discreción es poca. Como responsable seguirá un cabo, que contará con ocho agentes municipales en dos turnos de trabajo de 16 horas, en días alternos. De los cuatro policías que se encuentran de servicio un día ordinario, dos de ellos se ocupan de la vigilancia del domicilio de la primera autoridad municipal, según el informe hecho público por el propio Ayuntamiento.

Los coches serán dos utilitarios. Uno de ellos es un Renault Mégane que hasta la fecha utilizaba el director general de la Policía Municipal. También se contará con el apoyo de un coche camuflado. El nuevo Ayuntamiento se compromete a que "ningún cargo tenga de forma individual y exclusiva un coche y dos chóferes como ocurría anteriormente". "Estos recursos -señala la corporación- se ponen al servicio de todo el personal del Ayuntamiento y se utilizarán tanto para el traslado puntual de personas en circunstancias de urgencia, como para el de documentos u otros materiales de la Administración municipal". "Es decir pasan a ser coches de incidencias", añaden.

Medida inútil

Personas que conocen el Ayuntamiento señalan que se trata de una medida muy bonita, pero totalmente inútil. Los cargos municipales han venido utilizando el coche que usaban los concejales del PP como antes, "aunque ahora se le llame coche de incidencias". El diario El Mundo ofreció unas imágenes del edil Guillermo Zapata, que es responsable de una junta, en un coche de los que usaban los concejales de distrito del PP. El concejal de Seguridad, JavierBarbero, llegó a la fiesta de la Policía el 24 de junio en el coche oficial del anterior edil de Seguridad. La diferencia es que no lo usan como transporte para ir y volver al trabajo.

Una de las primeras medidas que aprobó el Gobierno de Esperanza Aguirre con la llegada de la crisis fue quitar el coche oficial a viceconsejeros y directores generales. A partir de entonces estos cargos usaron los mismos coches, pero se les llamó "vehículo de incidencias". Se les podía ver cómo llegaban a la Asamblea de Madrid los jueves en esos vehículos. "Fue una burla que se contara que nos quitaban el coche", dijo uno de estos viceconsejeros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba