Nacional

Las tarifas de los narcos: de los 30.000 euros por cruzar el Estrecho a los 12.000 por trasladar los fardos

La lucha contra el narcotráfico se ha visto golpeada en los años de crisis y los recortes en los cuerpos de seguridad y vigilancia han propiciado que las mafias actúen con mayor libertad e impunidad. Los vecinos de La Línea de la Concepción lanzan una campaña ciudadana para mostrar su rechazo a la imagen de 'pueblo del contrabando'.

Alijo de 13 toneladas de hachís interceptado por la Agencia Tributaria en la costa andaluza.
Alijo de 13 toneladas de hachís interceptado por la Agencia Tributaria en la costa andaluza. EFE

El desembarco de un alijo posiblemente de hachís en la playa del Tonelero en la Línea de la Concepción (Cádiz) a plena luz del día y con total descaro e impunidad provocó un enorme impacto mediático. Pero lo cierto es que, pese a que siempre ha sido una zona complicada por tratarse de la puerta de entrada a Europa de la droga procedente de Marruecos, de un tiempo a esta parte esa escena ha dejado de ser algo excepcional en las costas gaditanas y la situación empieza a verse como “fuera de control”. Desde el inicio de la crisis, el paro ha castigado con especial dureza a la provincia de Cádiz, lo que sumado al descenso del número de efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad ha generado un caldo de cultivo idóneo para que las redes del narcotráfico que antes operaban puntualmente se hayan convertido en organizaciones más estructuradas y también más activas, avivando un negocio en torno al tráfico de droga que en esta zona mueve cientos de miles de euros. 

“La imagen de la lancha cargada de hachís llegando a la playa es algo que está ocurriendo con total normalidad en zonas como Chiclana, Chipiona, San Roque… La diferencia es que en esta ocasión alguien lo grabó”. Francisco Mena, presidente de la Federación Provincial Contra la Droga, Nexos, conoce la situación de primera mano. Lanzar una operación desde Marruecos es muy fácil, explica a Vozpópuli, teniendo en cuenta que el país vecino no hace mucho por luchar contra el tráfico y a España cada vez le cuesta más. Así, una vez lista la mercancía para introducir en la Península, entran en juego las labores de transporte y distribución, tareas para la que se requiere personal dispuesto a jugarse unos años de cárcel por un buen puñado de euros. Estas redes operan como una empresa mercantil acudiendo a subcontratas para que hagan parte del trabajo. 

La remuneración de cada uno de los participantes en estas operaciones se establece en función del riesgo de su tarea. Se juegan hasta 4 años y medio de cárcel

“En cruzar el Estrecho con una lancha semirrígida se tardan 30 minutos -dependiendo de la potencia- y puede transportar entre 1.500 y 2.000 kilos de hachís”. El que lleva la embarcación (suele ser un patrón con una o dos personas más) puede llegar a embolsarse una media de 30.000 euros, cantidad que puede llegar a 60.000. “Las mafias suelen buscar gente con pericia para no volcar la embarcación y que sea capaz de manejarla bien en caso de que tengan que hacer frente a una persecución de la Guardia Civil. Buscan gente curtida que empezaron con el contrabando de tabaco”, continúa Mena. Una vez que la lancha llega a la playa, los tripulantes suelen ser ayudados por otros colaboradores para desembarcar el alijo lo más rápido posible. Su labor es recompensada con entre 3.000 y 4.000 euros. El siguiente paso es su traslado rápido, normalmente en coche, para su posterior distribución y venta, otra peligrosa faena por la que su encargado recibe una cifra que ronda los 12.000 euros. 

Otra de las piezas que no suelen faltar en este tipo de organizaciones es la figura del ‘aguador’, también llamado ‘punto’, cuyo cometido es vigilar que no aparezca la Policía o la Guardia Civil. A diferencia de los anteriores, el aguador, asociado a la imagen del chico en moto, no tiene que hacer nada ilegal y su función se limita a supervisar y dar la voz de alarma en caso de que la operación corra peligro. A él se le pagarán unos 1.500 euros. Otros participantes en este tipo de operaciones son los que, desde pisos francos que dan al mar, se encargan de localizar dónde se ubica el helicóptero de Vigilancia Aduanera, etc. Por encima de todos ellos está el cabecilla de la trama, que es quien financia la operación. Siempre según los datos facilitados por la Federación Antidroga Nexos, por ejemplo en una operación habitual de 1.000 kilos, a los líderes le quedarían limpios entre 100.000 y 150.000 euros. La remuneración de cada uno de los participantes en el negocio se establece en función del riesgo, que no es otro que incurrir en un delito contra la salud pública, penado con hasta 4 años y medio de cárcel en el caso del tráfico de hachís y de 6 a 9 años si se trata de cocaína cuando la cantidad intervenida es de notoria importancia (2,5 kg y 300 gramos respectivamente). 

Menos recursos, más facilidades para traficar

Fuentes de la Guardia Civil en Cádiz consultadas por este diario coinciden en señalar que la situación se ha tornado “más grave y complicada” en gran medida por la falta de vigilancia derivada del descenso del número de agentes (la tasa de reposición es de un agente por cada diez que abandonan el Cuerpo, según AUGC), pero sobre todo por la falta de investigación. “Una cosa son los obreros de la playa y otra las mafias del narco. Para llegar a eso hay que tirar del hilo y se necesitan agentes investigando, no solo patrullas terrestres, pero las unidades de investigación están desbordadas”, comentan las mismas fuentes. En este sentido, Francisco Mena añade que “la cuestión no es cuánta droga interceptamos, sino cuántas redes descabezamos para llegar hasta quien tiene el dinero, la estructura y los contactos en Marruecos”. De nada sirve tener fiscales antidroga si no hay grupos de investigación para desmantelar el narcotráfico y blanqueo de capitales, lamenta. 

Mena recuerda que el cuerpo de Vigilancia Aduanera del Campo de Gibraltar es un equipo de élite, con un material de primer nivel que sin embargo está infrautilizado porque la falta de personal impide salir a navegar o que se puedan hacer rotaciones. Creen que los narcotraficantes se han dado cuenta de su debilidad y “ya no se tienen ni que esconder”. Ya en 2008, cuando la crisis amenazaba con poner patas arriba el país, la Federación Antidroga advirtió del recrudecimiento del narcotráfico auspiciado por los recortes. Ejemplo de ello son los tres Grupos de Respuesta Especial al Crimen Organizado (GRECO) implantados en la provincia de Cádiz, de los cuales acabaron desmantelándose dos, el de Jerez y el de Campo de Gibraltar. 

En el mejor de los casos, no se incauta más del 25% de la droga que entra por las costas de Cádiz

Así, Cádiz ha pasado de ser la primera provincia en tener tres cuerpos de élite trabajando en la lucha contra el narcotráfico a quedarse prácticamente vendida. La Federación Antidroga ha propuesto a los últimos gobiernos poner en marcha medidas especiales para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, pero también reforzar la judicatura con la creación de un juzgado especializado para desatascar los ordinarios, dado que los juzgados gaditanos son los que más diligencias incoan por delitos contra la salud pública en España. “Estamos ante un momento excepcional que requiere medidas excepcionales”, considera Mena. 

48 toneladas de hachís incautadas en Algeciras; 10 toneladas en el puerto de Málaga; 60 kilos en Punta Umbría… Son cifras correspondientes solo a la última semana. En lo que va de año se han intervenido 160 toneladas de hachís y 950 kilos de cocaína en Andalucía. Y es que el 80% del hachís que se incauta en toda España se concentra en esta comunidad autónoma mientras el 60% corresponde solo a la provincia de Cádiz. Mientras, el número de detenciones pasó de 4.001 en 2012 a 1.864 en 2013, una caída de más del 50%que desde luego no corresponde a un descenso de la actividad. Según los estudios, en el mejor de los casos, no se incauta más del 25% de la droga que entra por las costas de Cádiz. “Eso es mucho dinero que mueve muchas voluntades”. 

#LaLineaHaDichoBasta

Seis provincias andaluzas están entre las 10 con la tasa de paro más alta, pero una de ellas destaca por encima de todas. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), Cádiz se ‘coronó’ como la provincia con mayor porcentaje de desempleo durante el primer trimestre de 2015, con una tasa de paro del 42%. Pero mientras unos ven en el negocio de la droga un medio de vida ante tan negro panorama laboral, otros vecinos luchan contra el estigma de la “ciudad del contrabando” y urgen a las autoridades a frenar a las mafias. Con el hashtag #LaLineaHaDichoBasta y la página de Facebook del mismo nombre, que ya ha superado los 20.000 seguidores, los lienenses están utilizando las redes sociales para defender la honradez y la belleza de la Línea de la Concepción, mancillada por la imagen que el narcotráfico proyecta de ella y de sus ciudadanos: basta de droga y basta de agravios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba