Nacional

OHL incumple y se lleva el material de la obra del tren entre Móstoles y Navalcarnero sin haber terminado

La empresa desoye las peticiones del Gobierno de Madrid, la Asamblea regional y los ayuntamientos de una obra que le fue adjudicada en 362 millones.

Una grúa carga las piezas de hormigón sin utilizar en uno de los túneles.
Una grúa carga las piezas de hormigón sin utilizar en uno de los túneles. Vozpópuli

La empresa OHL ha comenzado a desmantelar y retirar el material de las obras que estaba realizando entre Móstoles y Navalcarnero después de que se negara a terminar la unión por tren entre ambas localidades madrileñas. La infraestructura le fue adjudicada por la Comunidad de Madrid hace más de siete años. 

El Gobierno regional convocó un concurso para unir por tren estos municipios y los pueblos de influencia. En principio iba a ser una red propia de la Comunidad de Madrid, pero posteriormente Esperanza Aguirre llegó a un acuerdo con el por entonces ministro de Fomento, José Blanco, y se acordó que fuera una prolongación del Cercanías de Renfe. 

Se calcula que OHL había invertido ya 120 millones cuando decidió parar la obra. Alegó falta de financiación, pero la realidad es que ante la situación de crisis prefirió no continuar

Las obras, que tenían un presupuesto de 362 millones de euros para un trazado de 14,6 kilómetros y siete estaciones (cuatro soterradas), comenzaron en 2008 con la colocación de la primera piedra. Se calcula que OHL había invertido ya 120 millones de euros cuando decidió pararla. Alegó falta de financiación, pero la realidad es que ante la situación de crisis prefirió no continuar. Uno de los objetivos era dar servicio a los nuevos desarrollos urbanísticos, pero se pararon también, y el tráfico que se calculaba en 20.000 personas día quedó en 4.000.

El Gobierno regional instó a la empresa a que cumpliera sus obligaciones contractuales y terminara la obra. También lo hizo la Asamblea de Madrid, en una proposición no de Ley. El socialista Rafael Simancas lo llevó al Congreso de los Diputados y el alcalde de Navalcarnero, Baltasar Santos, entregó más de cinco mil firmas para que se reanudaran los trabajos.

Ahora, la empresa está desmantelando la obra y este lunes se podían ver decenas de camiones cargando cientos de placas prefabricadas para recubrir uno de los túneles que ya habían sido perforados con una tuneladora. Esta operación se realizaba en una zona descampada fuera ya del núcleo urbano y no interfiere para nada el desarrollo de la ciudad.

Parece que OHL ha aprovechado la petición del alcalde de devolver a Móstoles el estado original de las calles para desmantelar toda la estructura construida

El alcalde de Móstoles, Daniel Ortiz, exigió que la constructora devolviera a su estado original las calles del municipio hasta que se tomara una decisión sobre el futuro de la conexión con Navalcarnero. Parece que con esa disculpa, OHL ha comenzado a desmantelar toda la estructura que había construido y se lleva todo el material a otra obra. Varias grúas pesadas móviles trabajaban el lunes en la zona donde está el trazado de la vía que nunca se ha colocado.

Fuentes de OHL indicaron que las negociaciones para llegar a un acuerdo sobre el futuro de la concesión siguen en marcha. Falta poco más de tres meses para que termine la legislatura y nadie piensa ya que se produzca un pacto, a pesar de las múltiples peticiones para que se terminen las obras.

El diputado socialista José Manuel Franco ha denunciado a este periódico el constante incumplimiento de la empresa adjudicataria, así como la pasividad del Gobierno regional en exigir la terminación de las obras que dejan sin servicio a miles de personas. Exige que se sancione a la compañía, tal y como exige la normativa, y que se explique si ha habido, además, “compensaciones” por las inversión de 120 millones de euros que OHL ha realizado y perdido.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba