Nacional

Baño de masas de Pablo Iglesias en el gran mitin de Syriza en Grecia

"El cambio en Grecia se llama Syriza, en España se llama Podemos. La esperanza llega. Hasta la victoria Syriza-Podemos", ha exclamado Iglesias, en medio del júbilo del público, que se calcula que superaba los 10.000 asistentes. La intervención del político español ha sido recibida con sorpresa y aplausos.

Pablo Iglesias durante su intervención en el mitin final de campaña del líder de Syriza, Alexis Tsipras, celebrado en Atenas
Pablo Iglesias durante su intervención en el mitin final de campaña del líder de Syriza, Alexis Tsipras, celebrado en Atenas EFE

El líder de Syriza, Alexis Tsipras, pidió hoy en el mitin final de su campaña en Atenas el respaldo del electorado para asegurarse la mayoría absoluta en las elecciones del próximo domingo y devolver así a Grecia "la autonomía en Europa". "Una mayoría absoluta de Syriza traerá consigo la autonomía de Grecia en Europa. Necesitamos la mayoría absoluta para asegurar la salvación social y para restaurar la dignidad", dijo Tsipras en el acto electoral.

Al final de su intervención, Tsipras llamó al escenario al líder de Podemos, Pablo Iglesias, para fundirse en un abrazo con él. Acto seguido, el líder de esta formación española se acercó al micrófono y se dirigió en griego a los asistentes.

"El cambio en Grecia se llama Syriza, en España se llama Podemos. La esperanza llega. Hasta la victoria Syriza-Podemos", exclamó Iglesias, en medio del júbilo de los asistentes. La intervención del político español fue recibida con sorpresa y aplausos del público. "Creo que los dos van a conseguir cambiar Europa, juntos", dijo a Efe una joven asistente al mitin, de nombre Nefeli.

Al acto asistieron también varios líderes de la izquierda europea, entre ellos el todavía coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara, y el secretario general del Partido Comunista francés y presidente de la Izquierda Europea, Pierre Laurent.

Iglesias: "El cambio en Grecia se llama Syriza, en España se llama Podemos"

El acto festivo comenzó con música de Pink Floyd (Another Brick in the Wall), terminó con el "Bella Ciao", himno de la resistencia italiana, y gritos de uno de los lemas de Syriza: "Ni Venizelos, ni Samarás, llegó la hora de la izquierda". "Yo apoyo a Tsipras. Mis padres ya votaban a la izquierda y no sé por qué su programa no va a poder ser aplicado en Europa. Hay que ir más allá", dijo a Efe una joven asistente que prefirió no dar su nombre.

Otro participante, Yorgos, situado en el mitin al lado de una pancarta de Podemos -"Syriza-Podemos, Venceremos", dijo que a él no le importaba que se dijera que el programa de Syriza es radical "después de cinco años de memorandum (programa de ajuste). Vamos a ganar, lo que no sé es si por mayoría absoluta". Pero al mitin de Tsipras también se acercaron algunos no votantes de Syriza, como se reconoció otra mujer que prefirió no dar su nombre. "He venido aquí a escucharle y conocer su programa. ¿Qué opino?. Muy bonito de escuchar pero difícil de aplicar", señaló.

Más de 10.000 personas

En un ambiente muy festivo, celebrado en la céntrica plaza Omonia, al que según la policía griega asistieron más de 10.000 personas -el doble de lo que consiguió reunir en las pasadas elecciones europeas- Tsipras afirmó que a partir del domingo "empieza una nueva era".

Una era, dijo, que traerá "no solo una victoria de Syriza sino un triunfo histórico de nuestro pueblo, un pueblo que derrotará el miedo y el dolor y formará una nueva unidad nacional". Tsipras encabeza las encuestas con una ventaja frente a los conservadores de Nueva Democracia de entre un 4,5 % y un 8 %.

El líder izquierdista aseguró que un gobierno dirigido por Syriza acabará con el "partidismo del pasado", con las "patologías que llevaron a la crisis", como la corrupción y el clientelismo de los partidos tradicionales.

"A partir de lunes acabamos con la humillación nacional y con las órdenes del extranjero", dijo Tsipras para añadir que la tarea que espera al nuevo Gobierno es "difícil" y sobre todo necesita honestidad, decisiones claras y posiciones claras. Tsipras aseguró que Syriza está preparada para asumir el Gobierno, pues tiene "una visión" pero también "un plan".

"Tenemos la visión para nuestro país como un país de derecho, de una sociedad abierta a las diferencias, con igualdad de oportunidades para todos, independientemente de su origen, religión, sexo u orientación sexual. Tenemos la visión de que nuestro país volverá a ser la cuna de la cultura y la creatividad", dijo.

El líder de Syriza enumeró algunos de los puntos principales de su programa, como la abolición del polémico impuesto sobre bienes inmuebles en su actual formato, el alivio de la carga fiscal de los ingresos bajos y medios y la restauración del umbral exento de impuestos de 12.000 euros anuales.

Además prometió restaurar el salario mínimo en el sector privado en 751 euros, independientemente de la edad, y la paga de Navidad para los pensionistas que cobran menos de 700 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba