Nacional

Así robaba la mafia georgiana desarticulada por la policía

La banda robaba en  unas 50 casas al día. Se aseguraban de que las viviendas estuvieran vacías y entraban sin forzar cerraduras, sin ruido y sin violencia. Muchas de las víctimas tardaban en darse cuenta del robo. La Policía asegura que se trata de la organización criminal de georgianos que más robos ha cometido en el ámbito internacional

Imagen de archivo de un furgón policial.
Imagen de archivo de un furgón policial. EFE

La desarticulación de la mafia georgiana especializada en el robo de viviendas, ha dejado al descubierto un entramado que actuaba sin violencia, sin forzar cerraduras y sin despertar sospechas.

La banda solían elegir viviendas vacías y si no era posible, preferían entrar de noche. Lo hacían cuidadosamente, sin dejar marcas y sin que los moradores advirtieran su presencia. Para abrir las puertas los delincuentes practicaban los robos con métodos muy sofisticados y un alto nivel de especialización. Forzaban las cerraduras mediante los métodos del resbalón (introducir tarjetas de plástico o similares en el filo de la puerta) o con llaves adaptadas a determinados modelos de puertas.

La "limpieza" con que actuaban los ladrones llegaba a ocasionar problemas a los titulares de las viviendas cuando reclamaban las indemnizaciones a las compañías aseguradoras porque no podían presentar pruebas de que la cerradura y la puerta habían sido violentadas.

Cada robo estaba cuidadosamente preparado. Controlaban las costumbres de sus dueños, las horas a las que iban a trabajar y el momento en el que solían apagar las luces por la noche. Cada detalle era meticulosamente controlado y marcado para evitar ser descubiertos. Saqueaban las viviendas con rapidez y en silencio y luego vendían el alijo en tiendas de compraventa de oro. 

Este nuevo golpe a la mafia georgiana asentada en nuestro país, ha estado dirigido por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela y la  Fiscalía Anticorrupción, en colaboración con la autoridades de Georgia. Se ha saldado con medio centenar de arrestados, según informan fuentes de la investigación

Una oficina móvil de Europol y varios policías franceses adscritos a la Unidad de Crimen Organizado se han desplazado a España, mientras que dos agentes españoles se han trasladado a Georgia, ya que se espera que haya también arrestos en ese país.

Se les investiga por delitos de organización criminal, blanqueo de capitales y robo en casa habitada. La operación continúa abierta y se esperan más detenciones. En el marco de esta operación hay una orden de detención del líder de la organización, autodenominado en su ámbito "ladrón en ley", Spartak J., que se cree que está en Italia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba